Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
 En pocas líneas. 
 Asuntos varios     
 
 ABC.    20/11/1973.  Página: 37. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

ASUNTOS VARIOS

A distancia de una semana se aguarda, con expectación, la conferencia que va a dar el día

26 don Federico Silva Muñoz en el Club Siglo XXI, sobre el lema concreta de «La hora de la

participación política», inaugurando el ciclo titulado: «La evolución política, económica,

cultural, social y religiosa de la Monarquía española en relación con Europa.» El ex ministro

de Obras Públicas es de los políticos con" fuerte atractivo en el campo nacional y que, aun en el

yermo que vivimos, sabe despertar el interés público. Buen artículo en la magnífica revista

«Gentleman» el de don Manuel Jiménez de Parga a propósito del tema del juramento po-

lítico y de las promesas regias, donde afirma, con razonamiento contundente, que «las

Monarquías europeas siguen estando ahí, precisamente, por su apertura a las revisiones y no por

su apego inmovilista a los normas del día de la coronación y juramento». Dos preguntas dispares

que hago con sorpresa: ¿Qué sucede con el delegado nacional de Deportes, señor Gich, que

según parece es extraordinariamente difícil que reciba y despachen con él los presidentes

de no pocas Federaciones? ¿Y qué sucede a la postre con las 400 toneladas de oro a

disposición para su venta en Ginebra y en torno a las cuales —¡y qué cuales!— se dice que

merodean algunos famosos nombres internacionales? Importante por documentación y

sugestivo por lectura el libro reciente de José Manuel Martínez Bande titulado «Los cien últimos días

de la República». En orden a la Exposición de retratos de Enrique Segura, en el Círculo de

Bellas Artes, no hay más que una sola frase que decir siempre: «Magistral». Y es que hoy

como ayer, pero más que ayer, por esencia y potencia Enrique Segura es maestro indiscutible.

Además como era tanto el tiempo que no exponía la concurrencia es mayor que nunca. En el

horizonte, político esperamos qué hay de las promesas. No se habla de otra cosa más que del

verbo «participar».— ARGOS.

 

< Volver