Debate en el Consejo Nacional sobre el asociacionismo político     
 
 Ya.    16/12/1969.  Página: 14-18. Páginas: 5. Párrafos: 126. 

Acotaciones a la sesión

w iresrcacarianios, como nota predominante, la pasión que unos y otros pusieron en el debate, de gran altura, en torno al futuro de las asociaciones políticas. El señor Fraga Iribarne diría en su brillante Intervención: "Nos encontramos en una grave crisis de conciencia." ¿Por qué esa grave crisis? Porque, son palabras suyas, "cuando todo hacía suponer que las asociaciones Iban a ser el eje principal de la acción política del Movimiento, es cuando se nos propone la supresión de la Delegación Nacional de Asociaciones".

• Las palabras ardientes, acompañadas de un tono apasionado, que lanzaba sobre el Consejo Nacional el señor Fraga Iribarne, suspendían la atención. "Líos hombres que nos hemos batido por la representación familiar—decía—, por la libertad de las Ideas y de su expresión, los que hemos planteado el problema de la libertad religiosa, los que hemos presentado al país la Ley Orgánica como una etapa decisiva en la institucionallsación y la, apertura, tenemos que •dejar constancia de que podremos habernos engañado, pero, desde luego, no hemos Intentado engañar a nadie."

• Era la primera intervención política del señor Fraga Iribarne después de haber dejado de ser ministro. Ello originaba, aunque su autor no »e lo hubiese propuesto, un matiz especial a su intervención, que se comentó mucho después de terminar el pleno. Interés por las ideas y palabras y por el hombre que las decía. Estaban escuchándole «1 Gobierno casi e» pleno con su vicepresidente y el también casi pleno de consejeros nacionales.

• A la Intervención de un ex ministro, respuesta de un ministro, que además es vicepresidente del Consejo Nacional. El señor Fernández-Miranda es un polemista nato que sabe poner fuego en sus palabras. "No se trata de eludir el asociacíonismo—clamaba—, sino que se trata de subrayar el asoclacionismo político. Con todos los respetos debidos, entiendo que el planteamiento de ese estatuto asociativo no estaba suficientemente perfilado y, por lo tanto, se confundía con los demás."

• Eran dos figuras de gran tallat—dos catedráticos de Derecho Político, dos hombres públicos—en un torneo de discrepancias poli-ticas. Fue el debate de más altura, lleno de ideas por ambas parres; los dos buscaban el mismo fin, que se impulse el asoclacionismo político. "Ese texto no se ha publicado—decía el señor Fraga—; parece increíble, pero es verdad." Recordaba que lo aprobó el Pleno del Consejo Nacional el 3 de julio.

• Replicaba el ministro señor Fernández-Miranda: "¿Qué es eso de decirnos que la Cámara se va a tragar el asociacionismo? La Cámara no tiene que tragarse nada, porque en el uso de sus propias atribuciones, teniendo en cuenta que no ha sido sancionado por el Jefe Nacional, puede tomar el acuerdo de reconsiderarlo."

• En la línea del señor Fraga Iribarne, los consejeros Señores Labadíe Otermín, Bailarín Marcial, Hertogs Echemendía, ¿Ellos solos? Al menos, los cuatro, fueron los únicos que se manifestaron ante el pleno con Intervenciones destacables su discrepancia. Ocho consejeros mas, entre ellos el ex ministro señor Nieto Antúnez, demostrarían a la hora de votar que pensaban como el señor Fraga Iribarne.

• Y otra vez la pregunta, ¿sólo doce consejeros discrepantes o con pareceres contrarios? Al menos, oficialmente, sí. Pero en los pasillos, terminada la sesión plenaria, pudimos contar algunos más, según se expresaban, que ni quisieron Intervenir ni manifestaron voto contrario. Pero lo que tiene constancia oficial es lo que se dice y se hace en la sesión, no fuera de ella.

• Los comentarios en los pasillos del Consejo Nacional eran en torno a dos discursos brillantes: los de los señores Fraga Iribarne y Fernández-Miranda. Elogios sinceros para uno y otro. Fueron las figuras políticas destacadas del pleno. En esto había unanimidad de oniniones.

Debate en el Consejo Nacional sobre el asociacionismo polítíco

A las once y diez de la mañana se inició la sesión plenaria del Consejo Nacional del Movímiento. Ocupó la presidencia el vicepresidente del Consejo y ministro secretario general del Movimiento, señor Fernández-Miranda, al que acompañaban el secretario segundo del Consejo, señor Asís Garrote, y el vocal de la Comisión Permanente, señor Sánchez-Cortés. Asisten la casi totalidad de los consejeros nacionales. En el banco azul, los miembros del Gobierno, presididos por el vicepresidente y el

presidente de las Cortes españolas.

Abierta la sesión por el señor Fernámdez-Miranda, éste pronunció unas palabras de saludo al vicepresidente del Gobierno, al Gobierno y a los consejeros, y tuvo un recuerdo de gratitud para su antecesor en el cargo, señor Solís. A continuación propuso, y así se acordó, que constase en acta el sentimiento por la muerte del consejero don Carlos Trías Bertrán, tras un saludo al señor Fernández-Miranda y un recuerdo al señor Solís.

TRES ANTEPROYECTOS DE LA LEY DE BASES EN EL PRÓXIMO SEMESTRE

El ministro de Justicia confía poder presentar los referentes a la ley Orgánica de la Justicia, Código Procesal Civil y Código Procesal Penal

Seguidamente, el secretario segundo, señor Asís Garrote, dio lectura al acta de la sesión anterior, que fue aprobada. A continuación hizo uso de la palabra el ministro Se Justicia, aeñor Oriol, que hizo, un Informe en nombre del Gobierno. Dijo, en lo esencial:

PLAN DE REFORMA

El Ministerio de Justicia, en tarea programada e Iniciada por mi antecesor en la cartera, ha venido dedicando especial atención durante los últimos años al estudio y preparación de un plan de reforma, que está a punto de ser culminado, en tal medida, que aun dentro del primer semestre del próximo año, confiamos en poder presentar al Gobierno, y si éste los adopta remitirlos a las Cortes, tres anteproyectos de ley de bases referentes a la ley Orgánica de la Justicia, al Código Procesal Civil y al Código Procesal Penal.

LA reforma proyectada se caracteriza por dos notas esenciales: es una reforma total y es una reforma meditada. Al decir que se trata de una reforma total, queremos señalar que afecta a la totalidad de sus Instrumentos: a su organización, a sus procedimientos y también a sus medios materiales. Las reformas parciales que hasta el presente se han introducido han servido para llenar lagunas o necesidades no previstas, y también, las últimamente realizadas ya en línea con la reforma proyectada, para hacerla posible. Pero no es éste un sistema que puede ser utilizado con carácter permanente.

Los estudios se han llevado a cabo siguiendo unas directrices de puertas abiertas y de comunicación continuada a medida que se han ido alcanzado las sucesivas etapas, con e¡ fin de que en modo alguno, llegada la hora de promulgar nuevas leyes, ello no significara un acto inesperado, sino la cristalización de un conjunto de anhelos que, en definitiva, representará la obra de una generación de hombres de derecho.

LEY ORGÁNICA DE LA JUSTICIA

Las bases para una ley Orgánica de la Justicia han sido ya dictaminadas por el Pleno de la Comisión General de Codificación y remitidas al Tribunal Supremo para escuchar el parecer del más Alto Cuerpo judicial de la nación, como último de los informes previos a su presentación al Consejo de ministros. El anteproyecto responde al mandato contenido en el título V de la Ley Orgánica del Estado y da cumplimiento al principio DC de los del Movimiento nacional, que proclama el derecho de todos los españoles a una justicia independiente, que será gratuita para aquellos que carezcan de medios económicos. Así, pues, se trata de completar, por lo que a ia función judicial se refiere el cuadro institucional del Estado.

Expresamente reconocido en la Ley Orgánica del Estado el principio de exclusividad de la jurisdicción para conocer de los "juicios civiles, penales, contencioso-administrativos, laborales y demás que establezcan las leyes", como textualmente dice su artículo 31, es también una consecuencia de nuestro orden Institucional.

Los órganos judiciales agotan su quehacer con la función de juzgar, sin que puedan realizar ninguna otra. En contrapartida, sólo y exclusivamente a ellos debe confiárseles. Esta integración, que repetimos viene Impuesta por una declaración de rango fundamental, en nada perjudica a la efectividad de la función, como podría alegarse en base a la complejidad de las nuevas condiciones socio-económicas del país. Respetando la unidad y la Integridad, ae puede atender a las exigencias de los tiempos y a la complejidad de la vida jurídica medíante la especialización funcional de los órganos. Esta especialización, que hoy es absolutamente necesaria, está expresamente recogida en el anteproyecto.

LIBRE ACCESO A LOS TRIBUNALES

Otro de los aspectos que el anteproyecto acoge es el principio de libre acceso a los tribunales de Justicia, entendido como el derecho a realizar peticiones a los órganos del Estado específicamente destinados al efecto.

Independencia, inamovilidad y responsabilidad de los magistrados y jueces; unidad, exclusividad jurisdiccional; adecuada estructuración y distribución de los órganos judiciales, son los pilares en que se asienta ei proyecto de bases de la ley orgánica de la Justicia.

LEYES PROCESALES

Por lo que a las leyes procesales se refiere, tres son los principios en que se inspiran: el de garantía, el de efectividad y el de sociabilidad.

El factor social exige que la justicia se preste con las mínimas incomodidades y gastos para todos los que, con cualquier" carácter, tienen que utilizar los servicios judiciales. Es preciso hacer realidad en toda su plenitud el principio de igualdad de oportunidades, de forma que el acceso a los tribunales no pueda estar condicionado por la situación económica de quienes, por razones de justicia social, tienen derecho a exigir la misma posibilidad de protección y defensa.

CÓDIGO CIVIL GENERAL

En el campo del Derecho privado, el ministerio no ha abandonado la Idea de poder llegar a un Código civil general para todos los españoles, que responda a los postulados de nuestras Leyes Fundamentales y sea reflejo fiel de nuestro espíritu y de las características que hoy Informan a la sociedad española. El sistema que se viene siguiendo para preparar esa gran obra, una vez en vigor las Compilaciones de Derecho foral, de las que sólo pende, y en ella se trabaja asiduamente, la de Navara, es el de revisar institución por institución y comprobar su adecuación y arraigo en la realidad de la vida, para, en su momento, ensamblar las modificaciones operadas y construir el nuevo Código.

DERECHO PENAL

En la esfera del Derecho penal, a la labor ya realizada de acomodación de las leyes penales a las estructuras políticas establecidas y refrendadas por el pueblo en noviembre de 1966 se agrega ahora, en anteproyecto pendiente de ser estudiado por el Gobierno, la protección penal del sucesor a la Jefatura del Estado, consecuencia lógica de la ley de 22 de Julio próximo pasado y la protección del ejercicio del derecho civil a la libertad religiosa, según resulta de la modificación operada en el artículo sexto del Fuero de los Españoles.

La manifiesta insuficiencia de nuestra ley penal en torno a los modernos delitos económicos se ha puesto de manifiesto en los últimos años con motivo de algunos brotes de este tipo específico de delincuencia, que por su especial naturaleza y por la trascendencia que alcanza produce la natural alarma en el país. La aplicación de los tipos penales actuales, que obedecen a criterios ya muy superados, alcanza en ocasiones dificultades de consideración en el momento de calificar pena mente conductas que desde el punto de vista ético y moral repugnan a la conciencia del hombre medio. A este fin, el anteproyecto Incluye en el Código Penal un título destinado a la tipificación de delitos económicos. A pesar de estas necesarias reformas, también en el aspecto de la legalidad penal nuestra meta está puesta en la elaboración de un nuevo Código penal, que responda a nuestro orden constitucional y a las modernas tendencias científicas y que regule con carácter de exclusividad las figuras de delito que deban ser mantenidas y que hoy, en alguna medida, se encuentran dispersas en leyes especiales.

En cuanto a la prevención de la delincuencia, se encuentra pendiente de estudio por las Cortes un proyecto de ley de Peligrosidad Social, cuyo objetivo principal es la actualización de la vigente ley de 1933, denominada de Vagos y Maleantes, para recoger las nuevas formas de peligrosidad que aparecen en nuestra sociedad, al tiempo que perfecciona la tipificación de los estados de peligro existentes "y se mejoran las garantías procesales. Estas modificaciones tienden a un reforzamiento de la defensa de la sociedad, a la prevención de la delincuencia y a un más exacto cumplimiento de las garantías Individuales declaradas en e1 Fuero de los Españoles.

Desaparece la Delegación Nacional de Asociaciones y se crean la de la Familia y la de Acción Política y Participación

"Seremos audaces en la formulación del problema del asociacionis-mo político, con lealtad a los Principios y a las Leyes Fundamentales"

(Fernández - Miranda)

Terminado el discurso del ministro de Justicia, el vicepresidente del Consejo y ministro secretarlo general del Movimiento, señor Fernández-Miranda, pronunció un discurso en defensa del proyecto as estructura de la Secretaría General del Movimiento, de conformidad con lo preceptuado en e1 artículo 40 de la ley Orgánica del Movimiento.

"El Movimiento Nacional nació de una firme voluntad de servicio a la unidad y solidaridad nacionales", dijo el ministro secretarlo general en su exposición ante el Pleno del Consejo Nacional, al presentar la propuesta de nueva estructura de la Secretaria General. El señor Fernández-Miranda partió de la unificación de abril de 1937, como hecho histórico decisivo y generador del proceso que culminó en la ley Orgánica del Estado. Recordó, con palabras del Jefe del Estado, que "el Movimiento no será cosa rígida ni estática, sino sujeto en cada caso al trabajo dé revisión y mejora que la realidad aconseje".

El ministro secretario puso de manifiesto que e1 Movimiento está informado por una abierta voluntad de perfección, "que es el impulso vital de todo ser por permanecer en su ser, perfeccionando su desarrollo en la fidelidad a si mismo". "Las lineas maestras de la Constitución de nuestro pueblo están acabadas en plenitud en nuestras Leyes Fundamentales. El proceso vital de desarrollo y perfección solo os concebible desde la propia Constitución."

De acuerdo con la legalidad constitucional, al Movimiento le corresponde informar el orden político—abierto a la totalidad de los españoles—y promover la vida política en régimen de ordenada concurrencia d* criterios. "Esto sólo es posible—dijo el señor Fernández-Miranda—en la medida en que el Movimiento posea la organización conveniente para alcanr zar que loa principios informen y configuren la realidad colectiva del pueblo español".

EL MOVIMIENTO COMO ORGANIZACIÓN

Recordó que el Movimiento, como organización, descansa en tres órganos fundamentales: la Jefatura Nacional, el Consejo Nacional y la Secretaría General. El papel de la Jefatura Nacional ea claro, y, cuando se produzcan las previsiones sucesorias, se advertirá el fecundo equilibrio de nuestro sistema, al distinguir la titularidad de la Jefatura Nacional, atribuida al Jefe del Estadio, y au ejercicio, que corresponde al presidente del Consejo Nacional y del Gobierno. "Bajo la Jefatura Nacional asi institucionalizada—resumió—el Movimienito pondrá su centro de gravedad en el Consejo Nacional."

En frasie del Caudillo-señaló— "esta es la Cámara de las Ideas" y las Ideas deben debatirse porque en el diálogo surge, sobre la buena fe de todos, el remedio que coincide con la solución precisa".

"Somos más que nunca—dijo más adelante—objeto de la especial atención de nuestros compatriotas, y en este momento en que quiero subrayar nuestra grave responsabilidad, quisiera dirigirme de modo especial, aunque muy breve, a los Jóvenes. Ante la juventud, que espera respuesta a sus preguntas, me atrevo a decir que sólo lo arduo, lo difícil, lo que exige sacrificio, lo que mueve al riesgo y llama al Iiderazgo, puede ganar a nuestra juventud. No esta en acomodarnos blandamente a determinadas corrientes, sino en decir de una vez y para siempre la profunda verdad de nuestro pueblo." Fernández-Miranda pasó despues a detallar el alcance de la propuesta de nueva estructura. Subrayó la naturaleza de la Secretaría General como órgano de ejecución de los acuerdos del Consejo y la necesidad die adecuarla al cumplimiento de esta función que la define y justifica.

"El artículo 40 de la ley Orgánica del Movimiento y su Consejo Nacional—recordó—establece que la estructura de la Secretaría General será regulada, a propuesta de su titular, por el Pleno del Consejo Nacional, previo informe de la Comisión Permanente. En virtud de esta disposición, la Secretaria General trae hoy al Pleno, con dicho informe favorable, las normas de estructura que van a ser sometidas a vuestra decisión. La Secretaría General, siguiendo las lineas establecidas por el artículo 44 del estatuto orgánico, fija su estructura en cinco núcleos fundamentales: la Vicesecretaría General, las delegaciones nacionales. el Instituto de Estudios Políticos, la Secretaría Técnica y la Gerencia de Servicios."

DOS CRITERIOS

Indicó que ios dos criterios a los que la nueva estructura pretende responder son una decidida voluntad de sencillez y una correlación rigurosa entre los fines constltucionalmente asignados al Consejo Nacional y las delegaciones cuyo establecimiento se propone.

Por su especial trascendencia, el señor Fernández-Miranda dedicó una extensa parte de su exposición a pormenorizar el alcance y significado de la desaparición de la Delegación Nacional de Asociaciones y de la creación, en cambio, de las delegaciones de la familia y de acción política y participación. "No se trata—advirtió—de eludir el problema del asoclacionlsmo. La estructura que se ofrece significa precisamente todo lo contrario: el modo de replantear en su verdadero terreno un problema que tenemos pendiente, el problema del asociacionismo. Desde mi propia responsabilidad aseguro que no eludiré jamás ningún problema, porque todo problema eludido es siempre a la larga un problema enconado, complicado, agravado. El asociacionismo es un instrumento, una realidad instrumental, consustancial y necesaria al propio Movimiento. El Movimiento no podrá vivir, no podrá realizar todas sus funciones si en su seno no suscita el asociacionismo conveniente. Pero el asociacionismo, como instrumenta] de la actividad a realizar por el Movimiento, es necesariamente múltiple, es necesariamente plural, está en razón de loa distintos fines.

¿Qué duda cabe que tiene que haber un asociacionismo deportivo, que se expresa en los clubs deportivos? ¿Qué duda cabe que tiene que haber un asociacionismo donde la cultura tenga su realización? ¿Qué duda cabe que existe un asociacionismo en el ámbito de la familia, o en la esfera de la promoción de la mujer, o en la realización de las aspiraciones de la juventud? Ahora bien, además de toda esa gama asociacionista hay una específica que constituye problema, que tiene que ser resuelto con limpieza, sin eludirlo, a través de la exigencia de nuestros principios y de nuestras leyes fundamentales. Es el asociacionismo político.

REALIDAD DEL PROBLEMA

Actualmente, en nuestro presente, no se resuelve la .cuestión haciendo de una delegación especie de cajón de sastre en que todas las asociaciones estén mezcladas y confundidas, sino aislando la realidad de ese problema, planteándolo inequívocamente ante nosotros para abordarlo con enérgica claridad, sin más preocupación que la de cumplir nuestra grave responsabilidad de guardianes y defensores de loa principios impulsores del orden político, de los Principios del Movimiento."

El punto VIII de los Principios Fundamentales, los artículos 10 y 18 del Fuero de los Españoles y el artículo 21 de la ley Orgánica del Estado reclaman para el pueblo español la acción política y la participación, que son loa ámbitos exactos en que ha de plantearse el asociacionismo político. "Lejos de eludir el problema, lo alelamos, presentándolo en su perfil exacto." Terminó recordando, con palabras del Jefe del Estado, que "ta exclusión de los partidos políticos en manera alguna implica la exclusión del legítimo contraste de pareceres, del análisis crítico de las soluciones de gobierno, de la formulación pública de programas y medidas que contribuyan a perfeccionar la marcha de la comunidad".

"Intentaremos el progreso—finalizó e) ministro secretarlo— desde nuestra propia manera de ser, desde nuestros principios, desde nuestras Leyes Fundamentales, pero quede dnrq que el planteamos de modo rotundo el problema del asociacionismo político y afirmamos que seremos audaces en su formulación es porque será cimentado sobre la base de urna total, absoluta, rigurosa lealtad a- nuestros principios y a nuestras Leyes Fundamentales."

CALOR DE JULIO

UNA ola del calor político de Julio—aprobación de las asociaciovJ mes en el Consejo Nacional—ha inundado la vida española cuando el ministro señor Fernández-Miranda presentaba a los consejeros el diseño estructural de la Secretaría General del Movimiento. Los consejeros señores Labadíe, Fraga, Ballarín y Herzog han hecho uso de la palabra, con vario estilo y fortuna, para tratar de que el propio Consejo no entierro su propia criatura.

LAS asociaciones nacieron como último fruto del equipo renovador que hizo la Ley Orgánica de diciembre de 1966. Si recordamos (aunque sea someramente) los debates, encontraremos la roqueña oposición a todo aperturisimo. Tal oposición no fue ningún secreto y figura en las páginas de todos los periódicos de la nación. Triunfó, con un último aliento, la tesis "aperturista" y acabó su resuello político, puesto que después fue incapaz de poner en circulación el texto unánimemente aprobado por el Consejo.

¿Qué pasaba para que un texto no sea promulgado?

Después ha cambiado la política española. En el último cambio ministerial no han sido promocionados ninguno de los hombres que pelearon públicamente por el asociacionismo, y alguno de los que ocupaban relevantes cargos ha regresado a su vida particular.

EN el calor de los debates, don Torcuata Fernández-Miranda vino a decir al señor Bailarín: "Para qué se apresuró usted a fundar una asociación."

Ahora sólo resta aguardar la Interpretación que a todo este asunto dé la nueva Secretaría General del Movimiento cuando en la práctica ponga en marcha sus flamantes departamentos.

Luis APOSTUA.

ESTAMOS EN EL DEBER DE PONER EN MARCHA EL ASOCIACIONISMO POLÍTICO APROBADAS ESAS REGLAS DEL JUEGO, HAN DE APLICARSE SIN MAS DEMORA, DICE

EL SEÑOR LABADÍE

Terminado el discurso del vicepresidente del Consejo, intervino el consejero señor Labardíe Otermín. Lamento de verdad, dijo, no coincidir plenamente, como hubiera sido nnl deseo, y no poder por

tanto dar mi conformidad al brillante informe que acaba de ofrecernos el ministro secretario general, mi entrañable amigo, desde que fuimos compañeros en las aulas de la Universidad de Oviedo, allá por 1034, señor Fernández Miranda. Me refiero al asociacionismo, y, singularmente, al asociacionismo político. ¿Qué pasa con el estatuto, que no se pone en marcha?

De las palabras del vicepresidente del Consejo, referidas a esta capital cuestión, en este orden he sacado las siguientes conclusiones, que resumo a modo de corolario, así:

Me parece que no hay intención inmediata de aplicar el referido estatuto jurídico asociativo, aprobado por este Consejo Nacional el día 8 de junio último. (Nada se ha dicho de ello.) Que ee pretende reconsiderar, replantear la cuestión, partiendo de otros supuestos distintos o, mejor dicho, si no distintos, no exactamente iguales a los que entonces sirvieron de base a la Interpretación de nuestras leyes fundamentales. Se acaban de perfilar las líneas maestras de un nuevo planteamiento.

ENSALZAR LAS ASOCIACIONES EN VIDA DEL CAUDILLO

Respetuosa, sosegada y firmemente me opongo a ello, porque creo que se incurre en un grave error político, de trascendentes consecuencias, con daño firme a este Consejo Nacional.

Pleno del Consejo Nacional

Hemos alumbrado una tercera solución entre el partido único y la partitocracia, que estamos en el deber de poner en marcha, que ensayar, en vida de nuestro Caudillo, sin perder más tiempo.

Aprobadas ya esas reglas del juego, deben aplicarse sin más demoras, tomando sus responsabilidades en esas asociaciones cuantos acatamos los principios fundamentales, estén dispuestos a actuar dentro del Movimiento, y entre ellos, naturalmente, también nosotros, los falangistas, que precisamos, como los demás, de cauces para seguir sirviendo al Movimiento de la ley Orgánica con la misma lealtad que hasta ahora.

El Movimiento, así concebido, será más fuerte, más auténticamente popular y democrático.

Por todo ello entiendo que no se trata, no se debe tratar, de empezar ahora a hacer un nuevo estatuto, sino de aplicar inmediatamente el ya aprobado • por este Consejo Nacional, que es, a mi entender, la interpretación única que debe darse a la disposición segunda del estatuto orgánico vigente.

El desarrollo político y la apertura deben continuar, dice el señor Fraga

• Hoy es posible en España—añadió—una política de centro, abierta y decidida, que nos saque de la vieja dialéctica de los bandazos tradicionales • El país dispone de grades oportunidades, pero tiene que consolidarlas hacia el futuro

A continuación hizo uso de la palabra el consejero nacional y ex ministro señor Fraga Iribarne. Dijo que las brillantes palabras del señor Fernandez Miranda le habían confirmado en que. al lado de loa problemas funcionales y administrativos, la aprobación, precisamente hoy, de este texto, plantea a este Consejo una gravísima cuestión de principio, un problema político de la más extraordinaria trascendencia, algo que, según lo que hoy resolvamos, afecta de modo decisivo e Irreversible al prestigio de este Consejo Nacional, al destino del Movimiento en los años próximos, al carácter de la vida política española y al destino de España. Nada menos.

El texto que se nos propone—añadió—suprime la Delegación Nacional de Asociaciones y no Incluye ni una sola vez en todo su articulado la palabra "asociación" o "asociaciones". Es obvio que no se mueve a plantear este tema el recuerdo romántico de haber sido, de 1957 a 1961, el primer delegado nacional de Asociaciones, y haber tenido por lo mismo una parte decisiva en BU creación, orientación y organización. Fue una etapa Interesante, de la que, entre otras cosas, salió, tras el I Congreso de la Familia Española, todo ese movimiento de ideas y realizaciones que ha culminado en la creación de la representación familiar en las Cortes, uno de los acontecimientos más importantes en el proceso de institucionalización y apertura política de estos últimos años.

LA SUPRESIÓN DE LA DELEGACIÓN NACIONAL DE ASOCIACIONES

No me preocupa, en efecto, la desaparición de aquellos servicios, que a través de mis tres brillantes sucesores han continuado su desarrollo y buen trabajo. No me preocuparía si la Delegación de Asociaciones hubiera completado su ciclo de acción, y, si nuevos y más potentes órganos vinieran a continuarla en ese mismo espíritu de Institucionalización y apertura. Cuando todo hacía suponer que las asociaciones iban a ser el eje principal de la acción política del Movimiento, cuando Iba a coronarse aquel proceso, cuando este Consejo acaba de aprobar el documento definitivo, es decir, las Bases del Régimen Jurídico Asociativo del Movimiento, precisamente en su última sesión plenaria, la del 3 de Julio pasado, es cuando ee nos propone la supresión de la Delegación Nacional de Asociaciones, a quien tan importantes funciones encomendamos en aquel texto.

EL DESARROLLO POLÍTICO T LA APERTURA DEBEN CONTINUAR

Los muchos hombres del Movimiento que creemos que el proceso de desarrollo político y de apertura deben continuar, a todo trance, nos encontramos en una grave crisis de conciencia. Hablemos claro: los hombres que nos hemos batido por la representación familiar, por la libertad de las ideas y de su expresión, los que hemos planteado el problema de la libertad religiosa, los que hemos presentado al país la Ley Orgánica como una etapa decisiva en la Institucionalización y la apertura (no a "siniestra", sino hacia el futuro), tenemos que dejar constancia de que podremos habernos engañado, pero, désde luego, no hemos intentado engañar a nadie.

Por parte decisiva de aquella Ley Orgánica del Estado, aprobada en clamoroso y optimista referéndum, fue su título cuarto, relativo a este Consejo Nacional, al que se encarga en el artículo 21, apartado c), el "velar por el desarrollo y ejercicio de loe derechos y libertades reconocidas por las leyes fundamentales, y estimular la participación auténtica y eficaz de las entidades naturales y de la opinión pública en las tareas políticas"; y en el apartado e), el "encauzar, dentro de los principios del Movimiento, el contraste de pareceres sobre la acción política". Fijaos bien que la Ley Orgánica nos encarga velar por el desarrollo y ejercicio de las libertades de los españoles, y estimular su participación auténtica en la vida política, y que reconoce que esto supone un natural contraste de pareceres. La Ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional, aprobada por las Cortes meses después, confirma aquellos principios en su artículo 40 y en en disposición transitoria quinta. Lo primero, como es lógico, fue fijar las líneas políticas y los fines a perseguir en esta nueva etapa, como lo hace de modo brillantísimo eJ estatuto orgánico del Movimiento que, aprobado por el pleno de este Consejo después de unos eficaces y dignísimos debates, se convierte en derecho vigente por el decreto 3.170 del 68, del 20 de diciembre, en que fue firmado por el Jefe Nacional.

LAS INSTITUCIONES POLÍTICAS

Conviene recordar que lo mismo los debates de las Cortes Españolas sobre la ley que los del Consejo Nacional sobre el estatuto dieron lugar a un interés excepcional en la opinión pública, reflejado en una atención inusitada de toda la prensa española. Y era lógico, porque las instituciones políticas no funcionan más que a través de ías fuerzas que las mueven y son los cauces que llevan la fuerza de las opiniones y ios intereses de la sociedad a lo cuadros Jurídicos del Estado, los que las hacen moverse y funcionar. Un canal por el que no pasa agua, ni es canal ni es nada: sólo cría ratas y podredumbre. E Jefe del Estado, al presentar la ley Orgánica a las Cortes, había dicho: "La exclusión de los partidos politicos en manera alguna implica la exclusión del legítimo contraste de pareceres, del análisis crítico de las soluciones de Gobierno, de la formulación pública de programas y medidas que contribuyan a perfeccionar la marcha de la comunidad." Y en su inolvidable mensaje de Navidad de 1966 decía que con la ley Orgánica se abría una etapa "de una gran dinámica política", para la que reclamaba "la participación entusiasta de todos para llenar de vida y autenticidad los cauces abiertos".

EL DERECHO DE ASOCIACIÓN

Has adelante dijo el señor Fraga Iribarne: ´«El artículo 16 del Fuero de los Españoles, al reconocer el derecho de asociación para fines lícitos, no hace sino consagrar en el ordenamiento positivo Un derecho natural, un derecho originario, un verdadero derecho del hombre. Estos derechos se pueden regular, limitar o suspender, pero no se pueden negar. Las restricciones deben justificarse, y es obvio que la historia contemporánea de España ha dado pie especial para ello; pero no hay vuelta a la normalidad sin el desarrollo eficaz de estos derechos. El derecho de asociación es uno de los más básicos; figura en el articulo 20 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, de 1948, y en el artículo 11 del Convenio Europeo de 1950; ha sido reiterado de modo sistemático en la doctrina de la Iglesia (obligatoria para nosotros, por el principio segundo de los del Movimiento), lo mismo en la enseñanza de los Papas (encíclicas "Mater et magistra y "Pacem in Terris") que en la del Concillo (constitución "Gaudium et spes", número 75), que con la de los obispos españoles. Estos últimos, en la omportante declaración de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, de 29 de junio de 1966, al recordar la doctrina concillar, hablaron expresamente de las "corrientes de opinión", de las "sociedades intermedias", de la participación "libre y responsable" y, en particular, de la "libre actividad ejercida a través de asociaciones suficientemente representativas"

LA LIBERTAD DE ASOCIACIÓN POLÍTICA

Pues bien: el Consejo Nacional, siguiendo la línea ya prevista por el inteligente párrafo segundo del citado artículo 16 del Fuero de los Españoles, establece una fórmula válida y original, que es ,1a libertad de asociación política, dentro del Movimiento Nacional y de sus Principios Fundamentales. Es decir, caben asociaciones, con el fin de servir al bien común y no para destruirlo; tienen unos límites, en los fines y en los medios; tienen un control, que el propio Consejo se reserva; pero, en definitiva, el Movimiento cobra una fisonomía de auténtica participación, recoge las fuerzas espontáneas de la opinión pública y pasa claramente el Rubicón (con plena conciencia) que separa a un partido de encuadramiento de un movimiento pluralista, y toda sombra de un estado totalitario de una sociedad abierta a la acción de todos.

La disposición final segunda del estatuto encarga al propio Consejo Nacional la aprobación de las bases relativas al régimen Jurídico asociativo, así como al asociacionismo juvenil. En ambos casos se concede un plazo de seis meses; no fue posible cumplirlo en el caso de las bases del asociacionismo juvenil, razón por la cual fue necesario prorrogar dicho plazo, por decreto de 2 de Julio pasado. Aludo a este decreto porque de él resulta claramente que en cuanto a estas bases la función del Consejo es de aprobación, y no de mera propuesta; razón por la cual las bases, una vez aprobadas por el Consejo (en desarrollo de la ley y del estatuto), no necesitan más trámite,que el de publicación.

EL RÉGIMEN JURÍDICO ASOCIATIVO DEL MOVIMIENTO

Ahora bien: las bases del Régimen Jurídico Asociativo del Movimiento sí han sido aprobadas dentro de plazo por el pleno de este Consejo, en su pasada sesión del 8 de julio, donde obtuvieron nada menos que la unanimidad de esta Cámara, después de unos largos y eficientes trabajos de la ponencia en la Sección Segunda. En el número 65 de nuestro "Boletín Oficial" figura el acta correspondiente, el texto íntegro, con 71 bases, 4 disposiciones finales y una derogatoria, así como el inteligente discurso de nuestro compañero don Alejandro Fernández Sordo presentándolo al pleno. Os hago gracia de sus elegantes argumentaciones, con las que todos estuvimos de acuerdo y a las que dimos nuestro aplauso; recordaré, sin embargo, aquel párrafo acertadísimo en el que decía que el texto era "una consecuencia, una proyección natural de toda evolución del proceso institucional de todo el Movimiento" y subrayaba que con ello dábamos estado "de la solvencia civil del pueblo español" y de la fecunda "evolución transformadora interna del Movimiento Nacional". Y aspirábamos a lograr, decía con razón Fernández Sordo, "una tercera solución entre el partido único y la partitocracia plural".

CONSOLIDAR EL FUTURO

Pues bien: aquí estamos. Este texto aún no se ha publicado. Parece increíble, es increíble, pero es verdad.

Se nos propone, además, que suprimíamos la Delegación Nacional de Asociaciones cuando más trabajo va a tener, cuando más falta hace ¿Qué hemos da pensar, qué hemos de hacer?

Para mí, no hay duda, y por eso, como os decía, me encuentro en esta tribuna, bien a mi pesar. Es una ocasión decisiva y trascendental: no nos engañemos sobre esto. Hoy el país, gracias a la larga paz, a la prudente política de equilibrio interior y exterior de nuestro Caudillo, dispone de grandes oportunidades, pero tiene que consolidarlas hacia el futuro, un futuro en que él no va a estar. Una legitimidad histórica, una legitimación personal tienen ahora que encarnar en las leyes y las instituciones. Magistralmente lo dijo el propio Franco, en su conmovedor discurso por televisión en la víspera del referéndum: "Las leyes, sin embargo, contemplan y aseguran el más allá, entregando a los españoles la garantía de su porvenir." Mas para ello las leyes deben ser cumplidas y las Instituciones respetadas. Si la ley no se respeta y la institución no funciona, entonces sólo queda la letra en los códigos, y detrás de ella el vacío.

Señores consejeros: Nadie piense que esta Cámara será la misma si se inhibe ante este problema fundamental, y si se traga su propio acuerdo unánime del mes de julio. Ni nosotros mismos, ni mucho menos el país, la vamos a considerar y respetar Igual.

Es posible una política de centro

Más adelante dijo: Las mismas razones que entonces hicieron insensato el experimento de la democracia inorgánica, Impiden hoy que se pueda mantener a la nación en una permanente minoría de edad. Hoy es posible en España una política de centro, abierta y decidida, que nos saque de la vieja dialéctica de los bandazos tradicionales, de la derecha a la extrema izquierda y del orden a la anarquía. Eso es lo que el país quiere, y lo que el país espera; lo que estábamos dándole ya, y que ahora no admite frenazos. Pero, ¿cómo, sin asociaciones, vamos a lograr la integración de las nuevas generaciones y de las nuevas clases, esas juventudes de la edad y del desarrollo, que hoy están extramuros del sistema? ¿Cómo vamos a enfrentarnos con los nuevos problemas y lag nuevas soluciones? ¿Cómo podrá hacerlo sola la Administración, privándose de la iniciativa permanente, manteniendo pasiva a la ciudadanía? ¿Cómo vamos a lograr la formación del espíritu público y mantener alerta y coopedora a la sociedad cuando hagan falta su emergía o su sacrificio? ¿Cómo encontraremos a los hombres nuevos, a los programas creadores, a las ideas vitales?

ESTUDIAR LA SITUACIÓN DEL ESTATUTO ASOCIATIVO

Y quiero concretar, en unas pocas preguntas, mis inquietudes y mis propuestas Son las siguientes:

Primera. ¿Está el ministro secretario general en situación de informar a este Consejo Nacional sobre la próxima publicación del texto aprobado unánimemente por esta Cámara el pasado 3 de julio?

Segunda. En el supuesto de una respuesta afirmativa (de la que no quiero dudar), es decir, de que se proceda a la inmediata publicación "ne variatur" de las Bases del Régimen Jurídico de las Asociaciones del Movimiento, ¿está e! ministro secretario general dispuesto a aceptar una enmienda, conservando la Delegación Nacional de Asociaciones o bien atribuyendo a las nuevamente creadas, o a una de ellas, Ja plenitud de las funciones que el estatuto reconocía a dicha Delegación Nacional de Asociaciones?

Tercera. En el supuesto de que, desgraciadamente, las respuestas fuesen negativas, ¿está el Consejo desautorizado en situación de debatir sobre el texto propuesto o sobre cualquier otro? Mi moción concreta sería dejarlo sobre la mesa y la petición de una convocatoria urgente del pleno para estudiar la situación del estatuto asociativo del Movimiento y el de] propio Consejo Nacional como Cuerpo Constitucional del Estado.

PLENO DEL CONSEJO NACIONAL

PUEDEN DERIVARSE GRAVES DAÑOS SI SE CORTA EL ASOCIACIONISMO POLÍTICO

EL SEÑOR BAILARÍN DICE TAMBIÉN:

El pueblo espera que puedan surgir oíros grupos, con programas nuevos, con críticas estimulantes para la Administración

A continuación Intervino fsl señor Bailarín Marcial. Se nos trae hoy a este pleno—dijo—, para pedirnos su aprobación, un texto que contiena la estructura de la Secretaría General del Movimiento. Yo debo oponerme a ella, estimando que se han infringido las normas de procedimiento reglamentariamente establecidas para loa trabajos de este Consejo, así como el espíritu de nuestro derecho constitucional.

La única norma en la que, interpretada aisladamente, se apoya la argumentación del ministro ponente es el artículo 40 de la ley Orgánica del Movimiento y de su Consejo Nacional. Es cierto que en él se dispone que corresponde al pleno del Consejo aprobar la estructura d´e la Secretaría General del Movimiento, a propuesta del ministro secretario general, previo informe de la Comisión Permanente. Ahora bien, el literalismo es uno sólo de loa elementos de la interpretación, que deba ser completado con el elemento lógico y el sistemático, en busca del verdadero espíritu de la norma y de su recto contenido.

CONSIDERACIONES POLÍTICAS

Es evidente que algo tan vital para el Movimiento, como es la estructura de la Secretaría General, tenía que regularse por el propio Consejo y, por lo tanto, es de aplicación ineludible el procedimiento general del artículo 39 del reglamento, que fue aprobado por esta misma Cámara y sancionado por decreto de 24 de septiembre de 1968. Ello supone que este anteproyecto debió pasar por la sección correspondiente de las previstas en el artículo 30, una de las cuales lleva el significativo nombre de sección de "Estructura y organización del Movimiento". No hemos conocido el texto con la antelación .debida; no hemos podido hacer enmiendas y debatirlas en el ambiente más reposado y distendido de una comisión.

Mas pasemos de las consideraciones legales a las de tipo político. ¿Cuál es el espectáculo que vamos a ofrecer al país? ¿El espectáculo de unos consejeros que de no votar en contra vamos a renunciar a nuestros más sagrados derechos individuales de enmendar y de discutir y a infringir nuestro propio reglamento de procedimiento? Yo me pregunto, seria y gravemente preocupado, al todo esto es necesario.

Yo le rogaría al vicepresidente del Consejo que hiciera pasar el proyecto a la sección de Estructura y Organización como una prueba de estima y consideración hacia los consejeros nacionales, en la seguridad de que le ayudaríamos todos a reformar y perfeccionar el Movimiento organización.

DEBEN SER SANCIONADAS LAS BASES ASOCIATIVAS

Después de hacer diversas objeciones a las diversas delegaciones se refiere al tema del asociacionismo. "Es sorprendente—dice— que el anteproyecto rehuya incluso la palabra asociación, amén de suprimir la antigua e importantísima delegación de asociaciones." ¿Qué significado debemos atribuir a este hecho? ¿Cómo es posible prescindir en un texto sobre la estructura de la Secretaría General de las Asociaciones Familiares, y no digamos de las de opinión pública, siendo así que nada menos que todo un título fue consagrado a tan importante asunto en el estatuto orgánico? ¿Qué va a ser del texto aprobado por esta Cámara, con fecha 3 de julio, sobre las bases del Régimen Jurídico Asociativo del Movimiento? ¿Puede un cambio de Gobierno justificar el que esta alta Cámara tenga que prescindir de su voto y reconsiderar una cosa juzgada, siendo asi que el propio ministro actual y su vicesecretario formaban parte de la misma en aquel tiempo?

No cabe suponer que el propósito del señor ministro sea en restringir y casi vaciar de contenido el asociacionismo político prescindiendo de las bases aprobadas. Me permito sugerir que si

formule un ruego por este Consejo a nuestro Jefe Nacional para que sea definitivamente sancionado y publicado el texto legal de las Bases del Régimen Jurídico Asociativo del Movimiento y, congruentemente con ello, se haga constar en el anteproyecto de estructura que hoy se nos somete, que entre las funciones de la nueva Delegación de Acsión Política y Participación se incluya 1a de ejercer las previstas para la extinguida Delegación de Asociaciones en los textos sobre Régimen Jurídico Asociativo

del Movimiento.

INTEGRAR EN EL MOVIMIENTO A TODAS LAS FUERZAS Y GRUPOS SOCIALES

Nosotros las consejeros nacionales del Movimiento sólo pasaremos a 1» historia de España como los senadores de este período si somos han hábiles y generosos como para integrar en el Movimiento, es decir, en el orden constitucional, a todas las fuerzas y grupos sociales que quieren jugar limpio. Es cierto que en toda esta materia hay un fantasma amenazador que ronda: el fantasma de os partidos políticos, pero yo os pido que no utilicemos este fantasma como nna excusa para nuestra comodidad o, lo que sería peor, para nuestro egoísmo. El puebla español sabe muy bien cuales son las fuerzas que están en ej Gobierno y en los aparatos del poder, pero tiene derecho a esperar que no absorberán la entera vida política del país; espera que puedan surgir otros grupos con programas nuevos, con criticas estimulantes para la Administración, como nuevas posibilidades que en el futuro sean una alternativa pacífica y ordenada.

Yo me creo en el caso de advertir a este Consejo los graves daños que pueden derivarse para el régimen y para el país si se corta el camino del asociacionismo político y noa encerramos definitivamente en el castillo roquero para esperar allí, sin puente levadizo, lo que eí futuro nos depare.

Intervención del señor Hertogs Echemendía

Intervino después el señor Hertogs Eohemendía, que puso objeciones al proyecto de reestructuración de la Secretaría General del Movimiento, entre ellas que no había una delegación de la Vieja Guardia, Ex Combatientes y Guardia de Franco. También puntualizó sobre el asociacionismo político.

No se trata de eludir, sino de subrayar el asociaeionismo político

Pero el señor Fernández Miranda dice que el Consejo tiene que replantearlo

El vicepresidente del Consejo, ministro señor Fernández Miranda, replicó a los señores T.abadíe, Fraga y Bailarín. Han intervenido—-dijo—para exponer su propia opinión, a la que no debo más que respeto, pero la han expuesto sin que rara vez se hayan referido a la exposición que yo había hecho. Sólo me interesa aclarar algunas cosas.

Primero. La cuestión de procedimiento. El consejero señor Bailarín, que la ha planteado, ha hecho referencia al articulo 39 del reglamento y ha hecho una referencia exacta, que él mismo ha leído. Pero él no ha sacado la conolualon del último párrafo que dice: "A no ser que haya procedimiento especial."

Exactamente, de eso »e trata, de un procedimiento especial determinado por e1 artículo 40 de la ley Orgánica del Movimiento, que, a diferencia de las demás cuestiones, dice que la propuesta tendrán que ser hecha por el titular de la Secretaría General. Y e1 estatuto, en su artículo 46, especifica el término régimen regular por el Consejo, previa propuesta del titular de la Secretaría General e informe de la Comisión Permanente. Y el estatuto, en ese artículo, párrafo segundo, dice "acordado", con lo cual queda claro que el acordar ea el modo de regulación, es decir, aprobando o desaprobando la propuesta que hace el secretario general.

Pero eeta interpretación, que me corresponde legabnente como vicepresidente del Consejo, no la he hecho yo; la ha hecho anteriormente el propio Consejo, cuando al tratar del estatuto, a propuesta del consejero don Federico Silva, con la ilustración del consejero don Antonio Oriol y en donde participamos los concejeros Ortí Bordas y el que tiene el honor de hablaros, porque no podía ser producto de una ponencia de trabajo, de una sección, sino propuesta directa de la Secretaría General, y, en consecuencia, lo he propuesto y, por lo tanto, el Pleno diré si o no como corresponde, aprobando o desaprobando.

NO SE TRATA DE ELUDIR EL ASOCIACIONISMO

El consejero señor Fraga Iribarne ha hecho una apasionada defensa del asociaeionismo, pero, a veces, con todo respeto, le digo que parecía que no me había oído, que no había tenido en cuenta las palabras que he pronunciado, porque yo he subrayado precisamente que no se trata de eludir el asociaeionismo, sino que se trata de subrayar el asociaeionismo político; con todos los respetos debidos, entiendo que el planteamiento de ese estatuto asociativo no estaba suficientemente perfilado y, por lo tanto, se confundía con los demás.

Bl señor Bailarín decía: ¿Qué van a pensar los españoles sobre el asociacionismo, a que el invitó e formar una asociación...? ¿Y por qu¿ lo hizo...? ¿Es que acaso ha sido publicado ya el estatuto en virtud del cual podía ser realizado esa actividad...?

Señores consejeros: Creo que de modo claro he aceptado una responsabilidad que no me corresponde.

Hace mes y medio escaso que soy ministro secretario general. Las vicisitudes de ese estatuto del asociacionismo no son a mí precisamente a quien corresponde explicar; pero asumo esa responsabilidad porque yo no pretendo, en modo alguno, que ese estatuto sea desconocido, sino más bien pretendo que sus normas se apliquen a cada una de las asociaciones específicas dentro de las delegaciones respectivas de cada una de ellas, y que dejemos aislado, especificado, el aeociacionismo político para plantearlo de modo más radical.

RECONSIDERAR EL ASOCIACIONISMO

¿Qué es eso de decirnos—como decía el consejero señor Fraga— que la Cámara se va a tragar el asociacionísmo? La Cámara no tiene que tragarse nada, porque, «n el uso de sus propias atribuciones, teniendo en cuenta que no ha sido sancionado por el Jefa Nacional, puede tomar el acuerdo de reconsiderarlo.

Pero ninguna de estas cuestiones que aquí debatimos, porque el asoclacionismo político, en el argumento contundente y claro que he expuesto, es éste: ¿Es una función o es un Instrumento? SI es una función, no tiene por qué aparecer en la estructura; si es un Instrumento, he subrayado claramente que lo considero sustancial a nuestro Movimiento; que este Consejo Nacional tiene que replantearlo y cuyo replanteamiento—que quede bien claro—no trataba de eludir ningún problema, sino afrontarlo.

¿Qué tipo de nostalgia puede Intentar enturbiar la nítida actitud que sólo pretende que estudiemos

los problemas con claridad? ¿Ex ministro secretario, que empieza con toda esperanza e ilusión de entrega y que intenta plantear las cosas con claridad, pida al Consejo un mínimo de meses de conflanza para que todos juntos trabajemos y entonces juzgar si estoy eludiendo o potenciando este Consejo Nacional?

Someto a la aprobación o .denegación, someto al voto y a la decisión del pleno, las normas de estructura de la Secretaría General.

DOCE VOTOS EN CONTRA

Etl proyecto fue aprobado con doce votos en contra. Los de los señores Nieto Antúnez, Fraga Iribarne, Labadíe Otermín, Pedrosa Latas, Soler Llorca, Hertog Echemendía, Mateu de Ros, Salgado Torres. Hernández Gil, Rodríguez de Miguel, García Rodríguez Acosta y Bailarín Marcial. Se abstuvieron los señores Fueyo Alvarez, Martínez Esteruelas, Palomares Jiménez y Bobina Domínguez.

Ei proyecto de estructuración de la Secretaría General del Movimiento cotiíta, de dieciocho artículos y una disposición transitoria. Sus líneas generales las dimos a conocer en nuestro número del domingo último.

NOMBRAMIENTOS DEL CONSEJO

A continuación, el consejero señor Samáranch Torelló, delegado nacional de Educación Física y Deportes, presentó un informe sobre las actividades de su competencia, que recostemos en nuestras páginas deportivas.

Por último fue aprobada la propuesta de la Comisión Permanente del Consejo y fueron designados presidentes de la sección especial de Contrafuero, don José García Hernández; presidente de la sección segunda. "Estructura y organización del Movimiento", don José Miguel Ortí Bordas; vicepresidente de la sección cuarta, "Politica cultural y científica", don Jesús Aparicio Bernal Sánchez.

Fue elegido secretario primero del Consejo Nacional don Cruz Martínez Esteruelas. La sesión se levantó a las dos menos cinco de la tarde.

Pleno del Consejo Nacional

EL PERIODISMO MODERNO PIDE ESPECIALISTAS

El ministro de Información y Turismo dijo también:

• Sólo en la política de las cosas concretas se producirá la mejora de la sociedad • La partitocracia produce la ruina del cuerpo nacional

DON BARTOLOMÉ MOSTAZA: "DEBEMOS ESFORZARNOS POR UN MAXIMO RIGOR ACADÉMICO"

"Acercar la Escuela a los periódicos", propósito de don Emilio Romero al tomar posesión como director de la Escuela Oficial de Periodismo

Don Emilio Romero Gómez toma ayer posesión de su cargo como director de la Escuela Oficial de Periodismo. El acto tuvo lugar en el aula magna, de dicho centro con asistencia del claustro de profesores, directores de periódicos y agencias informativas, numerosos profesionales de la prensa, radío y televisión y alumnos. Acompañaron en la presidencia al ministro de Información y Turismo, don Alfredo Sánchez Bella, el director general de Prensa, don Alejandro Fernández Sordo; secretario general de la Organización Sindical, don Rodolfo Martín Villa; director general de Radiodifusión y Televisión, dan Adolfo Suárez; subsecretario del Ministerio de Información y Turismo, don José María Hernández Sampela-yo; delegado nacional de Prensa y Radio del Movimiento, don Antonio Leyva; presidente del Consejo Nacional de Prensa, don Juan Beneyto, y los directores entrante y saliente de la Escuela, don Emilio Romero y don Bartolomé Mostaza. Entre otras personalidades, asistieron el presidente de la Federación Nado-nal de Asociaciones de la Prensa, don Lucio del Álamo, el fundador de la E. O. P. don Juan Aparicio, don Fernando Martln-Sánchez y don Manuel Aznar.

Abrió el acto el ministro de Información y Turismo, señor Sánchez Bella, con unas palabras, en las que dijo en lo esencial:

"La prensa española ha tenido que sufrir los avatares naturales de la evolución del pensamiento político español. Esta Escuela es hija de un gran momento político español, que supo interpretar como nadie Juan Aparicio, a quien en este momento me place hacer llegar el testimonio del reconocimiento del Gobierno por las muchas y grandes cosas que supo hacer en esta Escuela y fuera de ella."

"El periodismo españo¡ ha estado y está e" riesgo de caer en una excesiva ideólogización en otro sentido, en un pluralismo ideológico planteado sobre teorías abstractas que de no enderezarse atinadamente pone o pondría en riesgo al país de volver a los viejos partidismos, que tan nefastas retultados trajeron para Ja vida nacional en otros tiempos. Por encima de este pluralismo ideológico o de este monocolorismo ein fisuras, ¿no cabe hacer otras cosas en el campo de la vida nacional? De mi experiencia europea extraigo una conclusión clara y neta. Sí que es posible: por la asunción de lo positivo de ambas tendencias y por la dialéctica de la política de las cosas. Las ideologías parten y fraccionan el cuerpo nacional. La partitocracia produce la ruina del cuerpo nacional."

• LOS PROBLEMAS CONCRETOS.

El ministro de Información y Turismo aludió después a la grave problemática política de la vida nacional italiana y manifestó que justamente allí Se está viendo que la vía de salida a la disyuntiva de totalitarismo o de pluralismo Ideológico es "una política de las cosas en donde cada uno respeta la ideología del otro, acepta unos principios máximos de convivencia y se plantea la discusión sobre el campo de los hechos, de los problemas concretos. Porque es la profesión en el mundo moderno lo que al hombre más liga y son los destinos de carácter profesional, la política de carreteras, la política hidráulica, la política urbanística, la política hacendística, la política de educación, es sobre el terreno dé 1a política de las cosas donde están llevando la discusión, porque sólo ahí y profundizando en ellos, podrá automáticamente producirse una mejora paulatina de la sociedad y de la comunidad nacional".

• PERIODISMO MAS DIFÍCIL.

"Este nuevo modo de encarar las cosas exige un periodismo que esté al servicio de él, un periodismo mucho más difícil de lo que fue en ningún otro tiempo, porque exige no sólo una facilidad de pluma, sino también la preparación del especialista que profundice en un tema concreto y determinado. El periodismo esta pidiendo a gritos especialistas que sepan servir las necesidades. Inquietudes y las fórmulas de solución."

Tras resaltar la personalidad periodística de don Emilio Romero y agradecer la obra de los que con don Bartolomé Mostaza habían tratado de inculcar a las nuevas generaciones de periodistas el sentido del deber y de la profesión, continuó diciendo el señor Sánchez Bella: "España es cada día menos diferente a los demás países de Europa. Y eso tienen que Interpretarlo los periodistas españoles en forma eminente. YO me auguro que Emilio Romero la va a dedicar a esta Escuela la importancia que merece; yo me auguro que él va a ser el feliz continuador de esa maestría que Fernando Martín-Sánohez, Manuel Aznar, Juan Aparicio, don Juan Beneyto y don Bartolomé Mostaza fueron inculcando a las nuevas promociones."

• EL RETO DE LA NUEVA

DÉCADA.

"España necesita hoy más que nunca cesar en las banderías y. hacer frente af gran reto que nos formula el decenio en e1 cual estamos a punto de entrar. Hemos dado un gigantesco salto del 80 al 70. Estamos en la raya de loe 700 dólares "per capita". En esta década tenemos que pasar a loa 1.500. Esto significa dar paso a una sociedad absolutamente distinta. En los gustos, en los deseos, en las urgencias, en las necesidades y en los derechos de participación. Y esto lo tienen que interpretar los periodistas en la vanguardia de la vida española, formando opinión sin volver la vista atrás, sino tratando de encontrar cada día la fórmula que el pueblo español necesita para poder ser en diez, en quince años más, un pueblo más entre los pueblos de Europa, que sabiendo estar en lo material al nivel de ellos, eea capaz al mismo tiempo de mantener su diversidad, su diferenciación, en fin de cuentas, su personalidad; en último término, su alma."

RIGOR ACADÉMICO.

Don Bartolomé Mostaza, tras manifestar su gran cariño hacia la Escuela a lo largo de sus veintiocho años como profesor y cinco como director, subrayó que su principal objetivo .a lo largo da esta última etapa había sido adaptar el plan de estudios de la E. O. P. al módulo académico más conveniente en estos tiempos. "Asi nació — dijo— el nuevo plan de estudios: un programa docente con cinco cursos que, por diversas causas, se ha visto reducido a cuatro. Pero quisiera pedir a los nuevos responsables da la Escuela que pensaran en la necesidad de ese quinto y último curso, porque es precisamente un Año de especializaron."

• "Cuando me hice cargo de la dirección de la Escuela seguí desarrollando la labor de mis antecesores. Soy partidario de la evolución y no de las transformaciones radicales. De 18 asignatuas hemos pasado e. las 36; de las veinte clases semanales, a las 30; de los 200 alumnos a los 900. Este año termina el plan de estudios antiguo. Por un criterio de pundonor profesional creo que todos debemos esforzarnos por un máximo rigor académico. De aquí lea vendrá a los profesionales de los medios de comunicación social la responsabilidad necesaria para servir al bien público. Ha surgido una nueva conciencie de indudable alcance: un periodismo que configura los usos, psicología e ideas de las gentes."

• "Quedan problemas por resolver: dotación económica, locales más amplios, cierto material necesario para las enseñanzas prácticas. Espero que el nuevo director pueda solucionarlos. Finalmente quiero dar las gracias al ministro de Información y Turismo por haber aceptado mi dimisión. Cada etapa requiere distintas personas. Agradezco también la confianza que en mí puso el anterior ministro, señor Fraga Iribarne. Creo que éste es mi mayor timbre de gloria. Hoy tengo una única vocación: la del profesional del periodismo; he despreciado ocasiones de ser rico, he preferido vivir pobre y honrado con tal de ser un periodista que ha mantenido sus criterios contra viento y marea". (Grandes aplausos, que se prolongan largo rato.)

Acercar la escuela a los periódicos

"Esta Escuela — dijo el señor Romero, nuevo director—fue fundada por mi primer m´iestro, don Juan Aparicio; vengo a ella, pues, con Interés y emoción. La segunda satisfacción es suceder a don Bartolomé Mostaza, profesional brillante ya cuando me Inicié en la profesión. MI tercer satisfacción es la gratitud al señor ministro de Información y Turismo por la confianza Inesperada une ha puesto en mi persona. Pero una vez que se me ha hecho este encargo, no voy a servirlo con vanidad de función. Y digo esto porque los directores de periódicos conocemos muy bien las deficiencias en nuestros cuadros de redacción a la hora de poner un periódico en fase con la sociedad y Estado de hoy. Voy a tratar de aproximar la Escuela a los periódicos que se hacen; caminar hacia una prensa que recoja la imagen de la sociedad actual; vigilar si verdaderamente salen de esta Escuela profesionales útiles a la plural prensa «apañóla. Y cuando digo plural me refiero a que los nuevos periodistas no han de salir de este centro con una marca especial para destinos concretos." "En un mundo de sedimentación ideológica, ante una sociedad que necesita del servicio de la prensa, ésta—estoy con un reciente editorial de YA—ha de ser instrumento irreemplazable de la opinión pública. MI experiencia y mi trabajo Irán orientados a ello. Cualquier paso que dé en las propuestas de reformas a las autoridades del Ministerio lo haré muy cerca de los profesionales del periodismo. Quiero que los alumnos estén muy cerca del profesorado; unos y otros van a crear una auténtica comunidad de trabajo."

 

< Volver