"Veríamos con simpatía la unidad falangista"  :   
 Declaraciones de Raimundo Fernández Cuesta a ABC. 
 ABC.    10/04/1975.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

«VERÍAMOS CON SIMPATÍA LA UNIDAD ALANGISTA»

Declaraciones de Raimundo Fernández Cuesta a ABC

«Puedo decirle que las cosas que se están escribiendo estos días en la Prensa son totalmente gratuitas. Ni José Antonio Girón ni yo fuimos a ver al presidente Arias. Lo único que hicimos fue reunimos un grupo de amigos, como lo hemos hecho otras veces y seguiremos haciendo», dijo ayer tarde don Raimundo Fernández Cuesta a un redactor de ABC.

«No hemos tomado acuerdos ni decisiones. Lo cierto es que veríamos con simpatía la unidad falangista bajo el nombre de Falange Española de las J. O N. S.»

—Sin embargo, si que fueron a ver al ministro secretario general de! Movimiento...

—Sí, pero sólo para cambiar impresiones. El ministro Herrero Tejedor no puede decir nada, sino que es el Consejo Nacional quien tiene la palabra.

—La Secretaría del Consejo Nacional .va le dijo que no a una consulta del señor Márquez Horrillo, señor Fernández Cuesta.

—Bueno, pues si no es posible llamarse F. E. y de las J. O. N. S. nos tendremos «ue llamar de otro modo, pero dentro de la unidad falangista.

—Sin embargo, parece que esa unidad no es fácil, don Raimundo, que existe una Jlara atomización de grupos.

—Pero eso es debido a que nunca se ha planteado seriamente la necesidad de la unidad. Es claro que la Falange es una realidad que no ha desaparecido dentro de la vida española.

NO PUEDE HABER LÍDERES

—Resulta para algunos sorprendente la presencia del señor Girón en todo este asunto.

—José Antonio Girón no puede promover ninguna asociación, desde el momento en que es presidente de la Federación Nacional de Excombatientes, aunque como buen falangista vería con muy buenos ojos la constitución de un grupo unido bajo el nombre de F. E. y de la J.O.N S.

—Caso de que se llevara a cabo. ¿Quién sería el líder? ¿Usted, don Raimundo?

—Ahora no puede haber líderes, porque, de formarse la asociación, sería dentro del Movimiento, no fuera de él. En cuanto a mí, mi labor pienso que sería la de quedarme en casa, aunque estoy dispuesto a cuanto sea por la unidad falangista.

—¿Cómo ve usted el momento asociativo?

—Yo he sido contrario al fenómeno asociativo, pero una vez que está en marcha, pienso que hay que acogerse a él.

—¿Y el momento político? —Veo el futuro con optimismo. Pueden surgir dificultades, pero estoy convencido de que nuestro Régimen tiene fuerzas suficientes para afrontarlas.

EL DOMINGO, REUNIÓN DE LA ASOCIACIÓN LABORISTA

«Para entendernos, la derecha laborista comienza donde termina lo social de Fraga. A la izquierda no tenemos fondo alguno», nos comunicó ayer tarde, desde la ciudad del Turia, uno de los promotores de la futura asociación laborista, que para evitar personalismos prefiere que se le cite como portavoz sin nombre propio.

«Pretendemos—dijo—formar una asociación de base. Hasta el momento estamos cosechando en los pueblos un éxito rotundo. Nos queda la duda de las capitales, donde las asociaciones suelen ser sombras que caminan detrás de ios nombres.»

Preguntado acerca del motivo de que haya sido en Valencia, precisamente donde ha surgido la propuesta, contestó que «las razones son las de evitar la centralizacion. Nosotros hemos tenido aquí seis o siete reuniones, y de la que tendremos en Madrid el próximo domingo. 13. saldrá probablemente el nombre de los componentes de la Junta gestora».

La Idea, según el portavoz valenciano, surgió «creo que de dos o tres procuradores en Cortes hace unos tres meses». Los objetivos no parecen estar demasiado claros todavía: «No vamos a oromignar una reforma constitucional, aúnque pepsamos que los Sindicatos, además de apolíticos y únicos, deben ser horízontales. Desde el punto de vista económico deseamos míe se llegue a una redistribución del credito».

En cuanto a la semejanza con arupaciones políticas extranjeras el portavoz fiel laborismo valenciano irídiró: «EL laborismo inglés».

A los objetivos previstos en la asociacion se quiere llegar «de una manera tortalmén te evolutiva, sin tener qué partir de cero. Nosotros estaremos dentro de la legalidad».

A.N. E.P. A. TIENE SUS OBJETIVOS

La Asociación Nacional para el Estudio de los Problemas Actuales (A. N. E P A.) tiene prácticamente ultimado su borrador de objetivos en lo que atañe a ia asociación política que proricueve

Dichos objetivos. según noticias recocidas por Europa Press en fuentes bien informadas, son —en principio— 16 y se refieren a otras tantas cuestiones o temas, cada una de las cuates conlleva un desarrollo específico. Probablemente aleunfs de ellos serán retocados, aunque no se cree que de manera esencial respecto a su actual redacción.

 

< Volver