En el Consejo Nacional. 
 "España y el Régimen no están en almoneda"  :   
 Palabras de Arias Navarro en la toma de posesión de Solís. 
 ABC.    21/06/1975.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

EN EL CONSEJO NACIONAL

«ESPAÑA Y EL RÉGIMEN NO ESTÁN EN ALMONEDA»

Palabras de Arias Navarro en la toma de posesión de Solís

Madrid. (De nuestra Redacción.) La toma de posesión de don José Solís Ruiz, nuevo ministro secretario general del Movimiento, revistió caracteres multitudinarios ayer a primera hora de la tarde en el salón de Conferencias del Consejo Nacional. Se hallaba el Gobierno, con su presidente. Y, prácticamente, todos los ex ministros de Franco. Con ellos, numerosas personalidades políticas.

El presidente Arias Navarro pronunció un discurso, muy aplaudido, en el que dijo, entre otras cosas:

«A nadie puede extrañar que mis palabras de hoy tengan un matiz y un tono poco acostumbrado en esta clase de actos, estando tan reciente la muerte de Fernando Herrero Tejedor, valioso político, Inestimable colaborador y entrañable amigo, por lo que puedo ser víctima de mis sentimientos de recuerdo y afecto hacia su persona. Su paso por esta casa fue breve y casi efímero, pero ha dejado una huella perdurable, una semilla fecunda que, si no ha llegado a fructificar plenamente, está en sazón y otras manos expertas habrán de llevarla a una cosecha espléndida y ubérrima.»

«Fernando Herrero Tejedor puso a su gestión, como si Dios le hubiera hecho saber lo que iba a suceder, el apremio de la impaciencia al servicio ,de una gran tarea, ganando tiempo al tiempo para llevar al éxito la misión que de él se esperaba. Lo mejor que podemos hacer es continuar su obra.»

GRATITUD Y ESPERANZA

«A José Solís no tengo que decirle, sino palabras de gratitud y esperanza.» Afirmó el presidente del Gobierno que la propuesta del nombramiento de don José Solís que hizo al Jefe del Estado y Jefe Nacional del Movimiento, fue acogida por éste Inmediatamente. Dijo luego que sólo la dilatada ejecutoria de servicios y lealtades de José Solís ha inclinado a este hombre a superar unas justificadas exigencias personales, familiares y hasta de vocación profesional. Cuando empezaba a degustar la tranquilidad del regazo familiar y de encararse al porvenir, ha sido de nuevo requerido. «Lo hice con plena convicción y responsabilidad y no me arrepiento de ello.»

SE OIRÁ DE NUEVO HABLAR DEL 18 DE JULIO

El presidente manifestó que Solís, por su hoja de servicios y experiencia, por su poder de convocatoria y margen de crédito y porque en él se reúnen dotes de persuasión, integración y diálogo, ahora imprescindibles, era necesario para sustituir a Fernando Herrero.

El presidente Arias Navarro terminó con estas palabras: «Yo no tengo que augurarle éxitos a Pepe Solís, tengo simplemente que confiar en él. Tengo la seguridad de que de nuevo van a oírse verdades que parecían, si no oscurecidas o silenciadas, marginadas o dichas como con cierto rubor. Las palabras de España, las del 18 de Julio, las de unidad, las invocaciones a los momentos fundacionales, de nuevo van a dejarse sonar en los aires de España, pero demostrando que todo ello es perfectamente compatible con la cordialidad, con la colaboración, con la participación, pero, al mismo tiempo, dejar sentir con una afirmación rotunda, solemne, con la energía con que Pepe Solís sabe muchas veces convencer a su auditorio, una verdad que yo quiero proclamar hoy ante vosotros: que España y el Régimen no están en almoneda.»

 

< Volver