Por los insultos del conferenciante. 
 Veinticinco periodistas abandonaron la reunión del Cedade     
 
 Informaciones.    31/05/1974.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

POR LOS INSULTOS DEL CONFERENCIANTE

Veinticinco periodistas abandonaron la reunión del Cedade.

MADRID, 31. (INFORMACIONES)—Más de veinticinco periodistas, que en la tarde de ayer habían acudido al «acto de definición» del Cedade, en el Círculo de la Unión Mercantil, abandonaron la sala donde se celebraba dicho acto, como respuesta de unánime reprobación a la actitud del conferenciante, don Jorge Mota. Desde los primeros momentos de su intervención, el presidente del Circulo de Amigos de Europa había mantenido una actitud de abierta provocación contra la Prensa, a la que acusó de estar dominada por el comunismo, para contradecirse a renglón seguido y achacar el control al capitalismo.

«Cedade —afirmó el señor Mota— es como una pulga que molesta a un perro, que en este caso es la Prensa»... Asimismo se refirió en términos agresivos a las informaciones aparecidas en los periódicos sobre la celebración, posteriormente suspendida por orden gubernativa, del Congreso de Juventudes Europeas, protestando por el calificativo de «fascistas con el que se ha calificado en los medios informativos a dicho congreso.

El señor Mota inició su disertación, a la que asistían, además de los periodistas, unas noventas personas —en su mayoría Jóvenes de quince a dieciocho años y algunas personas de edad avanzada—, afirmando que el acto de definición de Cedade era «el derecho´al pataleo» ante la suspensión del mismo, provocada por la actitud de la Prensa «burguesa y capitalista, pero dominada por el comunismo». «Alguien ha calificado a la Prensa de canalla —dijo—, aunque yo puedo decir que, como director de un medio informativo, puedo considerarme como un periodista no canalla».

El presidente de Cedade hizo un personal análisis de la evolución histórica del mundo, desde el siglo XVI hasta la actualidad, y afirmó que la segunda guerra mundial había sido una lucha de Europa

contra el comunismo, lucha frustrada por la fuerza de las armas. «La solución del problema europeo —dijo— era, sin duda, el nacionalsocialismo alepor Mussolini, que era un goman y el italiano, propugnado por Musolini, que era un socialista de izquierdas. A los italianos que piensan como nosotros les llamamos camaradas, porque defienden a José Antonio, ya que en España no puede hacerse. En España, los libros de José Antonio y Ledesma Ramos están perseguidos.»

Se refirió seguidamente a la demagogia de los movimientos revolucionarios, calificando también de demagogia la abolición de la esclavitud. En un inciso de su intervención, el señor Mota se dirigió hacia el lugar que ocupaban los periodistas haciendo una observación sarcástoca sobre el hecho que los representantes de los medios informativos estuvieran sentados «a la derecha». Uno de los periodistas respondió a la observación del señor Mota, significándole que si los periodistas estaban situados a la derecha del orador, éste se encontraba a la derecha del lugar ocupado por la Prensa. «Todo depende de donde se ubique cada uno para determinar la derecha y la izquierda.»

El periodista se refirió a la inconveniencia de esta alusión personalizada contra los periodistas, actitud que fue apoyada por los compañeros de los medios informativos, excepto de dos, y que determinó la decisión de abandonar la sala. Los representantes de los medios informativos te re tiraron entre los aplausos de satisfacción por parte de los asistentes, que les increparon con gritos amenazadores. El Jefe de relaciones públicas del Cedade intentó, sin éxito, un entendimiento.

Entre el público que asistía al acto se encontraban el ex ministro de Trabajo señor Sanz Orrio y el delegado en España del Movimiento Social Italiano (M. S. L), señor Sansanelli.

 

< Volver