La Magistratura de Trabajo declara improcedente el despido del señor Anguita, redactor de "Madrid"     
 
 Informaciones.    17/03/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

PRENSA

La Magistratura de Trabajo declara improcedente el despido del señor Anguita, redacto de «Madrid»

MADRID, 17. (PYRESA.)—Se celebró ante la Magistratura de Trabajo número 5 de las Se Madrid el juicio promovido contra Madrid. Diaria de la Noche, S. A, par el redactor don Alfredo Anguita Vila, por despido.

El diario habla despedido al redactor, enviado especial en Canarias y con residencia en Ias Palmas, imputándole desobediencia muy grave e indisciplina, consistente en haberse trasladado a Canarias, con ocasión de la inauguración de la Feria del Atlántico, en contra y a pesar de la prohibición por parte del subdirector.

El abogado del diario sostuvo en el juicio que tal prohibición había existido y había sido comunicada al redactor, considerando que su conducta, al desplazarse a Canarias en la ocasión Indicada, constituía una paténte y gravisima desobediencia que justifcaba plenamente la. aplicación de la sanción de despido.

La defensa, a cargo del letrado de los servicios Jurídicos de la Organización Sindical de Madrid, don Mario Adalid Elorza, sostuvo que la supuesta orden de prohibición nunca había existido. Y que, por el contrario, el propio subdirector del diarlo había convocado a todos los redactores, incluido el señor Anguita, para anunciarles la inminente reaparición del diario «Madrid» y exhortarles a tener preparado el material informativa de sus respectivas competencias para peder confeccionar en cualquier momento el primer numero. En esta situación no podía considerarse acrecitada la existencia de una orden contraria al normal desarrollo da la función informativa asignada al demandante, a virtud de meras declaraciones testificales imprecisas, cuando la reglamentación de trabajo requiere claramente que las instrucciones se cursen de modo reglamentario y siempre por escrito. Sostuvo en consecuencia, que el despida era improcedente.

La Magistratura ha dictado sentencia en la que se declara no acreditada la supuesta prohibición por cuyo Incumplimiento se despidió al demandante, que, aunque se hubiera acreditado la notificación de esta orden, en forma no reglamentaria, las Instrucciones dadas a todos los redactores el dia 28 de enero, la habrian dejado sin efecto, y que, en todo caso, aunque hubiese existido la desobediencia imputada esta, al no implicar quebranto manifiesto de la disciplina ni producir perjuicio itorto a la empresa, nunca

podría tener la consideración de muy grave y justificar el despido. Estimada la demanda, se declara improcedente el despido del señor Anguita y se condena al diario «Madrid» a que, a elección del demandante, le readmita o le indemnice con 175.000 pesetas, y a que, en cualquier caso, le pague los salarios dejados de percibir durante ja sustanciacion del procedimiento.

Esta sentencia puede ser recurrida en el plaso de diez días ante la Sala Sexta del Tribunal Supremo.

 

< Volver