En el XXXII aniversario de la liberación del Alcázar     
 
 Informaciones.    28/09/1968.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EN EL XXXII ANIVERSARIO DE LA LIBERACIÓN DEL ALCÁZAR

La comunicación de la decisión a la empresa editora se produjo horas después de que en la primera página de «El Alcázar» se anunciase la reestructuración de Prensa y Ediciones, S. A. Dicha reestructuración significaba la vuelta de don José Luis Cebrián Boné, hasta ahora director de «Nuevo Diario», al timón del vespertino que ahora suspende su publicación. El señor Cebrián, que ya dirigió «El Alcázar» de 1963 a 1967, iba a sustituir a don Luis Apostua, nombrado enviado especial permanente de Prensa y Ediciones, S. A., en los Estados, Unidos.

Se da la circunstancia de que precisamente ayer y hoy son fechas conmemorativas del XXXII aniversario de la liberación del Alcázar de Toledo por las tropas nacionales. Ayer, hace más de seis lustros, entraban en él histórico recinto las fuerzas de una compañía de regula res mandada por el teniente Lahuerta, seguidas inmediatamente por las de la V Bandera de la Legión, al-mando del capitán Carlos Tiede.

Con motivo de la efemérides fue trasladada anoche en solemne procesión, con asistencia de numeroso publico, la imagen de Nuestra Señora del Asedio desde la catedral de Toledo a la cripta del Alcázar, donde quedó entronizada, siendo velada en turnos sucesivos por tos componentes de la Hermandad de Defensores. Esta mañana se ha celebrado una misa en el patio de Carlos V, ante el altar de la Virgen expresamente levantado al efecto. A las once y media volvió a celebrarse una misa de campaña, con asistencia de autoridades y jerarquías, rindiendo honores una compañía de caballeros cadetes de la Academia de Infantería. Seguidamente, la Imagen fue trasladada en procesión hasta la catedral primada, en donde se cantó un «Tedeum» y una salve popular.

Por último, los defensores del Alcázar se reunieron en la tradicional comida de hermandad.

La suspensión de la publicación de "El Alcázar", que ha sido realizada por cansas estrictamente de tipa mercantil, en las que anda de por medio la denuncia de un contrato, no es una sanción de la Administración. No venimos, por ello, a tomar parte, de ninguna manera, en un caso que tienen que resolver los Tribunales, pero si queremos señalar el perjuicio que se causa con ello al lector.

Es preciso evitar que un Incumplimiento contractual, o una equivocación financiera, o una veleidad política, dañen los intereses de miles de lectores. Por ello, la pronta reaparición de "El Alcázar", que la propia Hermandad parece dispuesta a llevar a cabo, nos llenará de satisfacción.

 

< Volver