Coloquio sobre la legislación de Prensa  :   
 Intervinieron ayer como ponentes los señores Castro Fariñas y Hernández Gil. 
 ABC.    21/04/1970.  Página: 30. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

21 DE ABRIL DE 1970. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 30.

COLOQUIO SOBRE LA LEGISLACIÓN DE PRENSA

Intervinieron ayer como ponentes los señores Castro Fariñas y Hernández Gil

Organizado por el Círculo de Estudios Jurídicos comenzaron ayer en el edificio Eurobuilding unos coloquios sobre la legis~ lacion de Prensa, que continuarán esta tarde y proseguirán pasado mañana. En el primer tema debatido {"Significación de la vigente ley de Prensa en el contexto del Ordenamiento Jurídico español") actuó como ponente don José Castro Fariñas, subdirector general del Régimen Jurídico de la Prensa; en el segundo, no concluido ("Las limitaciones a la libertad de expresión del articulo 2." de la ley"), don Antonio Hernández Gil, catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Madrid, Presidió el presidente del Círculo, don Antonio Pedrol Rius, quien dijo que los juristas y los periodistas tienen la obligación de buscar la verdad y hacerla pública, y que ésta no es negociable ni se puede mutilar.

El señor Castro Fariñas hizo referencias históricas a la libertad de expresión, con alusiones a las cortapisas en tiempos de la Dictadura del general Primo de Rivera y en tiempos de la República, así como a te Novísima Recopilación, donde se establecía pena de muerte para quienes importasen, sin previa licencia, libros extranjeros. La ley de Prensa de Í938, en plena guerra, significaba en definitiva un régimen de mordaza; circunstancias que han variado con la actual, de 1966, conocida también por "la ley Fraga", La. Prensa, unte la libertad concedida, ante la supresión de la previa censura, ha dado ejemplos de prudencia y responsabilidad.

Don Emilio Navoa opinó que la libertas. de información debe transformarse no sólo en la potestad de dar o no información, sino en la obligación de darla. El señor Castro Fariñas, al replicarle, recordó que el ex minisro señor Fraga. Iribarne declaro en Jas Cortes que se trata de una ley de transición, es decir, perfectible.

EL ARTICÜLO SEGUIDO DE LA LEY

El profesor Hernández Gil formuló un concienzudo análisis del articulo 2.º de la ley, con interesantes apreciaciones furídico-filosóficas acerca de la verana y la moral. El profesor don Carlas Ollero manifestó que la ley de Prensa, insertándola en el contesto general del país, significa un avance. Don Manuel Escobedo. ex decano del Colegio de Abogados de Madrid, habló ingeniosamente de la moral cambiante, sobre toda en España, y espuso su criterio de que la ley de Prensa se refería a la verdad informativa., a ras de suelo, sin vuelos filosóficos ni metafísicas; en una palabra, a no mentir. Su intervención fue calificada de "un tanto cordialmente agresiva" por el profesor Hernández Gil en su respuesta y la puntualización de sus tesis. "Esencíalmente—dijo—estamos conformes; quizá sólo nos separen puntos de vista, palabras."

Don Aquilino Morcillo, director de "Ya", proclamó que había que distinguir entre el error, rectificable, y la mentira, sancionadie. Otros temas, con intervenciones de los señores Cantarero, Ollero v Villar Arregui derivaron a aspectos políticos más o menos vinculados al objeto fundamental del coloquio. El último de los citados dijo: "No podemos ignorar que nos hallamos bajo un Estado dogmático." Se abordaba entonces concretamente el enunciado "El acatamiento a los Principios del Movimiento y de las demás Leyes Fundamentales". En relación con el punto siguiente —"Exigencias de la seguridad del Estado y del mantenimiento del orden público interior"—no quiso nadie intervenir.

Casi al final del coloquio abandonó la tribuna As Prensa el periodista, don Ramón Pi y expuso sus ideas ante un micrófono. La asistencia, al acto no fue numerosa. Había entre los concurrentes algunas conocidas figuras en la política y el Derecho.

Para, el primer tema, que se debatirá hoy —"Concepto del respeto debido a las instituciones y a las personas en la crítica de la acción política y administrativa"—tiene anunciada su intervención el señor Cantarero.

 

< Volver