Declaraciones del señor López Rodó a la televisión argentina. 
 Creo en una política de base popular con amplia participación     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Declaraciones del señor López Rodó a la televisión argentina

"CREO EN UNA POLÍTICA DE BASE POPULAR CON AMPLIA PARTICIPACIÓN"

BUENOS AIRES, 28. (Resumen de EFE.)—"Yo entiendo que no se puede hacer en España, y en ningún país del mundo, una política que no tenga ana base en el pueblo y que no tenga un auténtico respaldo popular. La política no se puede hacer en un laboratorio, sino al aire libre y con las ventanas abiertas", ha dicho el ministro comisario del Plan de Desarrollo para la Televisión argentina.

El señor López Rodó afirmó «que lo menos que se le puede pedir al Estado es que sea estable, que se tenga en pie». Preguntado si creía en el fin de las ideologías, el ministro dijo que primero habría que matizar qué se entiende por Ideología. «Alguna vez —añadió— he pensado que podría tener gran venta un diccionario político, porque una misma palabra en un país quiere decir una cosa y en otro país quiere decir otra.» Tras poner como ejemplo la palabra democracia, tan utilizada precisamente donde no hay democracía democracias populares»—, afirmó que «las ideologías están pasando porque en política no hay dogmas, lo que si hay, en cambio, son ideales. Yo no entiendo la política como pura administración, no entiendo que se pueda hacer política sin despertar la adhesión de un pueblo ante una gran empresa nacional que constituya su desuno. Son los ideales los que mueven a los pueblos». "

Más adelante, el periodista preguntó al señor Lopez Rodó si se sentiría incómodo de ser acusado de liberal. «En absoluto —respondió—, porque yo entiendo que la libertad es un valor fundamental del hom-

bre. Yo quiero la libertad.» Trasladando la teoría al terreno económico, el señor López Rodó, dijo: «Soy partidario de una economía liberal, entendiendo por ella una economía en la que el libre juego del mercado esté salvaguardado contra cualquier práctica monopolístlca.

NACIONALISMO ECONÓMICO

Interrogado sobre si era o no partidario del nacionalismo económico, el ministro afirmó que estaba superado «porque no hay economía que pueda cocerse en su propia salsa».. Puso el ejemplo del Mercado Común. El periodista puso especial énfasis al preguntar al ministro español sobre qué es lo que debe hacer el Estado y qué es lo que no debe hacer. El señor López Rodó respondió afirmando que

«el Estado «debe hacer infraestructuras, porque el sistema productivo privado no puede estar colgado en el aire, sin unas buenas infraestructuras en comunicaciones, en transportes, en saneamiento de poblaciones, abastecimiento de aguas, etcétera. Toda la infraestructura del país corre, naturalmente, a cargo del Estado.

Por el contrario —añadió—, lo que el Estado no debe hacer es meterse donde no le llaman. Es decir, no debe practicar el dirigismo ni la autarquía, que es la manera de que la economía no crezca, permanezca estancada y con unos precios elevados, que representen un gravamen insoportable para el pueblo consumidor».

EL SISTEMA FISCAL

Dijo don Laureano López Rodó que hace falta cambiar las estructuras, y el cambio fundamental de las mismas es el cambio de las estructures productivas. "Transformación profunda de la agricultura; pero en lo sustancial, es decir, transformar secanos en regadíos, ir de producciones qué no tienen valor a otras de más alto valor. Adoptar la oferta a la demanda de productos agrícolas y esto sin detenerse ante el fetichismo de un derecho de propiedad que yo llamaría quiritario." "No vayamos a socializar —indicó más adelante— las medios de producción y perpetuar el monocultivo y estructaras agrarias verdaderamente improductivas; vayamos crear riqueza y utilicemos aquel sistema económico, que para mi es él de la Iniciativa privada, que consiga una mayor producción de bienes. Dijo el señor López Rodó que otro problema importante era el de la distribución de la riqueza, y que un medio esencial para conseguirlo radicaba en el sistema fiscal. "El sistema fiscal es el gran factor de la redistribución de la renta." Este tema fue a petición del periodista ampliado por el señor López Rodó, quien añadió que quienes subvengan e las necesidades públicas .deben ser los que tienen mayores ingresos. Por tanto. los impuestos han de ser progresivos. Hay que ir fundamentalmente a los impuestos directos; les indirectas son injustos, porque si gravamos, por ejemplo, la cerveza, aquí paga lo mismo un obrero que bebe una caña de cerveza que un millonario." Señaló también que el crédito es un servicio público, y que, por tanto, la política crediticia ha de estar en manos de la autoridad monetaria, es decir, del Gobierno. Lo cual no quiere decir que todos los Bancos tengan que ser del Estado.

PARTICIPACIÓN POLÍTICA

Otros temas abordados ante las cámaras de la Televisión argentina fue el del Parlamento. "Yo creo —afirmó— en la Cámara legislativa, pero creo menos en el parlamentarismo como espectáculo circense." Se refirió, asimismo, al inmovilismo, que es el miedo de los burgueses. "Naturalmente —señaló— donde hay vida, hay evolución, hay transformaciones." Se refirió a la libertad, que necesita desenvolverse dentro de un orden. "El orden no se produce por generación espontánea; necesitamos, pues, que la autoridad vele por el orden público."

"Yo creo —afirmó más adelante—, en una política de base popular, con amplia participación, que, a la vez, asegure la continuidad.

"Creo sinceramente en el normal funcionamiento de las instituciones y también creo y admiro tes dotes personales del Príncipe de España."

Cerró su intervención afirmando que no creía en un desarrollo con inflación. "Hay quienes piensan que sin inflación no puede haber desarrollo, o que el desarrollo genera necesariamente la inflación. No creo ni un» cesa ni otra. Puede haber desarrollo sin necesidad de aplicarle la droga de la inflación que no es más que un excitante, para caer luego Inmediatamente en la depresión y el colapso. Creo que hay que aspirar, y a esto obedece el Plan de Desarrollo español, a un desarrollo continuado, sin sobresaltos, fundado en la estabilidad."

 

< Volver