Entrega al Caudillo del texto del Plan de Desarrollo Económico  :   
 Franco señaló, en breves palabras, la necesidad de abordar ahora la etapa de aplicación y de posible rectificación del Plan. 
 ABC.    07/11/1963.  Página: 41-42. Páginas: 2. Párrafos: 17. 

ABC. JUEVES 7 DE NOVIEMBRE DE 1963. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 41.

ENTREGA AL CAUDILLO DEL TEXTO DEL PLAN DE DESARROLLO

ECONÓMICO.

FRANCO SEÑALO, EN BREVES PALABRAS, LA NECESIDAD DE ABORDAR AHORA LA ETAPA DE APLICACIÓN Y DE POSIBLE RECTIFICACIÓN DEL PLAN

Otras audiencias del Jefe del Estado

El Jefe del Estado recibió ayer por la mañana en el Palacio de El Pardo al comisario del Plan de Desarrollo Económico, a quien acompañaban los subcomisarios y los presidentes de las Comisiones y Ponencias del Plan, quienes hicieron entrega al Caudillo del Plan de Desarrollo Económico para el próximo cuatrienio.

En dicho acto, el Generalísimo pronunció las siguientes palabras:

"Después de escuchar las palabras del señor López Rodó poco hay que decir sino desear que todo se cumpla y que todo sea como vosotros habéis concebido y preparado.

Yo agradezco a todas las personalidades que han tomado parte en estas Comisiones del Plan de Desarrollo, en los distintos sectores y secciones, el trabajo constante, el sacrificio tan grande que han ofrecido durante este tiempo -para aportar su saber a la resolución de los problemas que España tiene planteados,No ¿podrá decir nuestra, nación que no se, le haya hecho un programa ni que no se- le haya presentado un plan. España tiene este plan gracias a vuestro, esfuerzo y sacrificio. Ahora lo que "hace "falta es cumplirlo, y en ello pondremos todo nuestro empeño, espíritu de servicio y espíritu de mando para que se vaya realizando y cumpliendo.

Muchas gracias a todos por vuestro sacrificio, por la aportación de vuestro saber y vuestra asistencia. Y os pido que permanezcáis vigilantes en el Plan de Desarrollo para que puedan aclararse las dudas y rectificar, si fuera necesario, el camino para poder llegar a puerto firme."

PALABRAS DEL SEÑOR LÓPEZ RODO

Al hacer entrega del Plan,.el Sr. López Rodó dirigió al Generalísimo unas breves palabras, en las que comenzó recordando cómo el Caudillo declaró solemnemente ante las Cortes, al inaugurar la actual etapa legislativa, que "nos encontramos, ciertamente, en condiciones de acometer la importante y sugestiva tarea de la programación a largó plazo con arreglo a técnicas mundialmente contrastadas".

El vigoroso proceso ,de reconstrucción .y expansión que se iniciaba en 1939 y las metas ya alcanzadas por él hacían aconsejable formular un Plan a escala nacional que diera el máximo impulso a la mejora de las condiciones de vida de los españoles.

"El Plan—prosiguió el Sr. López Rodó— no podía ser sólo resultado de estudios técnicos. Se necesitaba el contacto con el mundo de las empresas, con sus problemas humanos y la riqueza de sus iniciativas y aspiraciones. De ahí que la Comisaría de! Plan no fuera creada como órgano unipersonal, sino como una pluralidad de Comisiones y Ponencias—treinta—, en las que han trabajado más de un millar de españoles—obreros, empresarios,, técnicos y funcionarios públicos—. No se ha rehusado la colaboración de nadie.

Los presidentes de las Comisiones y Ponencias, los subcomisarios aquí presentes son testigos de la mayor excepción de este gran diálogo que ha venido desarrollándose sin clamorosas exterioridades, en año y medio de trabaja ininterrumpido, ilusionado y eficaz.

Su trabajo "ha hecho posible en un plazo relativamente, breve—diecisiete meses, menos, desde luego, que el empleado en otros paises, que el Plan de Desarrollo Económico español sea una realidad. Ellos son —dijo—los hombres del Plan, y es justo que vengan hoy a entregaros, corporativamente, las primicias de lo que, corporativamente, ha sido elaborado.

Lo que hoy os ofrecemos no es más que el volumen de cabecera del Plan y uno de sus apéndices: el relativo a la productividad. El Plan en sentido estricto sólo contiene la síntesis de los estudios de las Ponencias y Comisiones en forma abreviada, para que no se pierda la visión de conjunto. Pero va respaldado por treinta volúmenes, en los que los temas se abordan con mayor amplitud y se exponen con detalle los programas de expansión de cada sector.

Más adelante señaló que de poco serviría el Plan si sólo consiguiera aumentar la renta nacional y no respondiera a las exigencias de la justicia social. De ahí que se hayan propuesto como objetivos primordiales la integración y la promoción social para aminorar las diferencias de renta que aún subsisten entre amplias zonas de nuestro territorio, entre grandes sectores de nuestra economía y entre los diversos niveles de nuestra población. El Plan pretende ser instrumento de unidad, volcando su acción sobre las zonas de renta más baja a través de una enérgica política regional y del decidido impulso a favor de la mejora de las condiciones de vida de quienes más lo necesitan.

Las medidas que constituyen la entraña misma del Plan permiten afirmar que es el más avanzado socialmente de cuántos se Han publicado hasta la fecha. Los españoles intuyen que es la gran empresa

de esta hora. A grandes sectores de la población y a amplias zonas geográficas brinda el Plan nuevas oportunidades. También en el exterior ha suscitado el Plan vivo interés.

Todas estas circunstancias nos hacen sentir el peso de la responsabilidad contraída y tener conciencia de las limitaciones de la obra realizada. El Plan de Desarrollo no es, ni mucho menos, perfecto ni encierra el remedio de todos los problemas económicos. Pero esperamos que sirva de útil base de partida de la programación a largo plazo que ha de concebirse como un proceso continuo: sujeto a constante perfeccionamiento.

El Sr. López Rodó señaló que, ultimada la redacción del Plan, se inicia ahora la etapa de más trascendencia, la de su ejecución.

Para terminar, el Sr. López Rodó agradeció al Caudillo el aliento que siempre ha prestado a las tareas del Plan y le manifestó la seguridad de que bajo su pulso firmé el Plan de Desarrollo saldrá adelante para que España pueda alcanzar los niveles de prosperidad que todos ambicionamos.

 

< Volver