Autor: Calvo, Luis. 
 Bonn. 
 Perspectivas muy favorables de cooperación germano-española  :   
 Los señores carrero Blanco y López Rodó han mantenido numerosas reuniones con representantes de la Banca y la industria alemana. 
 ABC.    10/06/1964.  Página: 59-60. Páginas: 2. Párrafos: 7. 

ABC. MIÉRCOLES 10 DE JUNIO DE 1964. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 59.

BONN

PERSPECTIVAS MUY FAVORABLES DE COOPERACIÓN GERMANO-ESPAÑOLA

Los señores Carrero Blanco y López Rodó han mantenido numerosas reuniones con representantes de la Banca y la industria alemanas

GRAN INTERÉS POR LA CONFERENCIA QUE SOBRE NUESTRO PLAN DE DESARROLLO PRONUNCIO EN DUSSELDORF EL COMISARIO DEL PLAN

Bonn 9. (Crónica de nuestro enviada especial, recibida por "telex".) En la residencia del margues de Bolarque, embajador de España en Bonn, ha recibido hoy el señor Carrero Blanco a los corresponsales españoles. Esta tarde, después de visitar al presidente del Bundestag, doctor Eugen Gerstenmaier, salió en avión para Hamburgo, juntamente con el señor López Rodó. Las entrevistas que unó y otro, el ministro subsecretario de la Presidencia y el comisario del Plan de Desarrollo, han tenido en Bonn, la afabilidad con que han sido recibidos por hombres políticos, economistas e industriales y el interés que han notado por parte de muchos alemanes, unos gobernantes y otros hombres de negocios, hacia las realidades y posibilidades de la economía española, dando y recibiendo informaciones precisas y oportunas, en un limpio intercambio, son buen preludio de posibles negociaciones futuras. El ministro federal de Asuntos Exteriores, Herr Schroeder, ha aceptado ya la invitación de nuestro ministro, señor Castiella, invitación que transmitió personalmente en Bonn el señor Carrero Blanco. La fecha no está fijada; lo será directamente entre los dos ministros. El de Alemania tiene ya aceptada otra invitación de Portugal, sin fecha determinada, y la visita a España, será, por lo tanto, posterior. El señor Carrero Blanco ha hecho esta mañana una visita de cortesía al ministro de la Defensa, Herr Kai-Uwe von Hassel, con quien conversó detenidamente.

—Hemos encontrado—nos dice el ministro subsecretario de la Presidencia—en todas nuestras visitas, la mejor voluntad, el mejor espíritu de cooperación. No ha habido nada trascendental. He visto que en todas partes se conoce y se reconoce la situación de España y los esfuerzos que España hace. No puedo decir más sino que estoy muy satisfecho. Los ministros con quien nos hemos entrevistado están animados del mejor espíritu hacia España, lo mismo en el orden político que en el económico, dentro de un carácter general. Hasta ahora, la cooperación de la economía alemana en España, lo mismo por parte del Gobierno que de las inversiones particulares, ha sido limitada. Creo que existe la posibilidad de una cooperación más estrecha germano-español. Hemos cambiado impresiones con representantes de la Banca y de la industria, y el resultado es positivo. Pero de esto mejor es que les hable el comisario del Plan de Desarrollo.

Estaba presente el señor López Rodó, que el día anterior había dado en Düsseldorf una interesante conferencia, en inglés, sobre el Plan de Desarrollo y la situación económica española. A ella asistimos también los representantes de los periódicos. López Rodó, con admirable diafanidad, explicó en el Club Industrial, y ante un concurso de importantes industriales y financieros, que representaban famosas empresas, el verdadero alcance del Plan de Desarrollo y su gestación y ordenación. Su puntualidad como expositor conciso y exacto y la realidad económica de España que fue descubriendo, en una visión panorámica donde resaltaban los supuestos esperanzadores de hoy como base cierta de futuras realizaciones, impresionaron a los circunstantes, que le dirigieron luego muchas preguntas con concretadas en sus intereses propios o en los grandes intereses industriales que representan en las inversiones privadas directas en España, está Alemania muy por debajo de los otros países.

El primero es Estados Unidos; el segundo, Suiza. En el cómputo de esas inversiones, Alemania aparece con un 4,6 por 100 del total. Sin embargo, las inversiones alemanas en aquellas empresas españolas donde poseen más del 50 por 100 del capital han ido aumentando notablemente. En 1960 fueron de un millón y medio de dólares. En 1963, de 4,2 millones de dólares. El número de empresas alemanas que hicieron inversiones en España en 1963 fue cuatro veces más elevado que en 1960. López Rodó explayó detalladamente las ventajas y facilidades que el Plan de Desarrollo brinda a los inversores. Este año, en los primeros cinco meses, las inversiones directas alemanas alcanzaron ya los dos millones de dólares. El crédito concedido, en marcos, el año 1962 para el proyecto de regadío de Bembezar-Guadalhorce, ascendió a poco más de doscientos millones, cifra comparativamente exigua. So capa de una clarísima y convincente exposición, el señor López Rodó no veló su designio: apelaba a una colaboración más resuelta y generosa, y parigual a la de otros países, del dinero alemán, de la industria, del comercio alemanes en la nueva economía española, tal como ha quedado, por cuatro años, vinculada con un Plan de Desarrollo en cuya confección han intervenido representantes de todas las actividades españolas, banqueras, industriales, comerciales, agrícolas, empresariales, obreras. Digamos por nuestra cuenta que las exportaciones alemanas a España son ahora de 1.200 millones de marees, más o menos, y que las de España a AI: manía no pasan de seiscientos millones tí? marcos, incluyendo en ellas la mercancía, el transporte y el seguro. Los seiscientos millones que España vende frente a los 1.200 millones que compra son por mercancías puestas ya en Alemania.

El señor López Rodó al hablarnos esta mañana en la Embajada española explicaba que "la realidad del Plan de Desarrollo, donde se buscaba una intensificación de las inversiones y bienes de equipo, está superando nuestros pronósticos".

Por tanto, la coyuntura actual apremia, y así lo han visto otras naciones. Ahora lo ven también nuestros amigos de aquí. La cuota de crédito en los "polos" de desarrollo era de un 15 por 100. Ha sido rebasada ya, y se ha llegado al 20 por 100. Ese 15 por 100 del total de la financiación que el Plan de Desarrollo prevé en los cuatro años está representado por cuatro fuentes de ahorro, a saber: la inversión directa, cuando el capital extranjero adquiere acciones de una Sociedad española; la adquisición de valores en Bolsa, que es de mayor volumen que la anterior; créditos a medio y a largo plazo, tanto privados como oficiales: remesas de los trabajadores españoles en el extranjero, pues es un ahorro que se genera fuera de España. En las inversiones directas es donde la participación alemana no excede del 4,6 por 100 del total. Los créditos oficiales son mayores. Pero de lo que se trata es de obtener una aportación alemana no sólo en créditos, sino en Bolsa o en forma directa. Y tenemos motivos para la esperanza. Anoche, en la comida que nos ofreció el embajador de España, estuvimos conversando con perfecta cordialidad hasta la una de la madrugada, cosa insólita aquí, con miembros del Gobierno, elementos industriales, banqueros, hombres de negocios, personas en fin que no están acostumbradas a hablar por hablar. Fue una cena de negocios, y estamos muy contentos. Uno de los industriales alemanes nos dijo que lo que él quisiera es que no

viniesen a Alemania los obreros españolas, sino que fuesen las industrias alemanas a buscarlos a España, porque decía él que eso sería más lógico y más económico.

la Prensa diaria, la radio y la tetevisión han dado mucha importancia a la visita a Bonn de Carrero Blanco y lópez Rodó, cuyos pasos han seguido día a día. Sus noticias fueron veraces y entonadas en la simpatía. Precisamente han coincidido sus conversaciones con el hallazgo del petróleo de Burgos, al que hizo ayer López Rodó una oportunísima mención en su conferencia. Han coincidido también con la estancia en Bonn de Couve de Murville, que ha tratado con Schroeder de las relaciones de toda índole que unen hoy a Alemania y a Francia. Y esta mañana los periódicos, en su primera página, resaltaban este título: "Los ministros Schroeder y Couve de Murville están de completo acuerdo en la necesidad de que España participe en la Comunidad Económica Europea". Fue tema de la conferencia "Schroeder-Couve de Murville".

El habitual "portavoz" del Gobierno alemán, von liase, en su conferencia de Prensa sobre esta reunión se expresó en estos términos: "Bonn estima que España forma parte de Europa y que debería cooperar en todas las instituciones europeas, incluyendo naturalmente el Mercado Común." También dijo que no se había fijado todavía la fecha de la visita de Herr Cerhard Schroeder a Madrid, pero que "la República Federal daba una gran importancia a este viaje."

Hoy llegan a Canadá el canciller Erhard y el ministro de Asuntos Exteriores, Schroeder. Luego irán a Washington, y Tendrá la entrevista con el presidente Johnson. "Son importantes ("bedeutsam") las visitas que voy a hacer a Canadá y a Estados Unidos—dijo Erhard antes de salir el avión—, pero que no se esperen resultados espectaculares. En nuestra epoca es preciso, útil y necesaria que los dirigentes del mundo libre se encuentren y cambien opiniones." la visita de Erhard está originando en la Prensa toda clase de vislumbres y conjeturas contradictorias. Hay quien dice que, de resultas, Kruschev y Erhard se verán antes de que termine el año. Pues una cosa es la inflexibilidad del canciller frente al Gobierno de Ulbricht y otra la ductilidad frente a Moscú. Un periódico Italiano ha llegado a decir que era inminente la entrevista. Por lo que aquí se oye y se comenta, son puras fantasías.— Luis CALVO.

 

< Volver