Autor: Massip Izábal, José María. 
 Las conversaciones serán extensas y detelladas. 
 La emigración, una de las cuestiones a tratar     
 
 ABC.    23/03/1960.  Página: 32. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Las convecciones s^i´án extensas y detalladas

LA" EMIGRACIÓN. UNA DE 1AS CUESTIONES A TRATAR

Washington 22. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) I.a recepción oficial en el aeropuerto, con honores,militares, y el banttucíc cíe prala ofrecido ésta noche por eí secretario cíe Estado, Mr. Christian Herter, en los salones fle la Anderson House, serán los únicos actos en que participará hoy el ministro español d-e Asuntos Exteriores, D. Fernando María Castíella, a su llegada a esta capital.

Un considerable retraso en la salida fle Madrid del ai´ióh -que le conduce a esta capital ha hecho necesario un reajuste del programa de esta tarde para el reeibimienlo del Sr. Castiella en Washington. Alguno de-los actos previstos han tenido que ser aplazados para mañana, miércoles, entre ellos ´la colocación de ramos y coronas-de1 flores en la tumba del Soldado Desconocido, en .el´ cementerio, militar de -Arlington, y el té-que la señora de Castiella ofrecía a un grupo üe redactores de la. Prensa americana.

A la hora de comunicar se espara la llegada del avión a Washington para las seis de la tarde, hora de la capital. Siendo a las ocho la cena óc gula, del secretario de Estado, quedará muy poco tiempo disponible para, ninguna otra actividad oficial. El Sr. Castiella y sus acompañantes irán desde el aeropuerto a la Blair House, su residencia oficial durante la estancia en Washington, para dirigirse seguidamente, EM compañía de los embajadores de España, al banquete que ofrece el secretario de Estado.

´ La jornada de mañana será muy intensa para el ministro. A´las diez se entrevistara durante más de una hora con el secretaria de Estado en el despacho oficial .de éste; a las once y cuarto, con el presidente Éisenhower, en la Casa Blanca; -a l*s tres de la tarde, con el subsecretario tte Asuntos1 "Políticos • del- Departamento; Livingston Merchant, y a Jas cuatro y meclis,, con Mr, Douglas-Dillon, en el mismo

Departamento., para asistir, entre seis y echo de la noche, a la recepción que los embajadores de España, coactes de Motrico, ofrecen a los señores de Castiella, en los salones de la Embajada.

Como señalaba ayer este corresponsal, las conversaciones del Sr. Castiella con el presidente, el secretario de Estado y los altos funcionarios &s la.diplomacia washingtoniana serán extensas y detalladas.

Abarcarán la próxima super-Conferencia de París entre ios jefes de Estado occidentales y Nikita Kruschef; ^la cooperación española, en eí dispositivo de la defensa occidental; las bases conjuntas hispanonerteamericanas en la Península; el programa do estabilización económica; el proceso de modernización dcl Ejército español: el proMeina de la inmigi-áción a este país— de la máxima actualidad después del proyecto Eisanhower para doblar las cuotas de iamisrrantes—, y, en general, Iss relaciones de Estados ´Unidos con Iberoamérica.

Teadí´á mucho Liíerés, asimismo, en el pragraaia de la visita del Sr. Castiella a Washington s« almuerzo con los miembros fiel Comité de Relaciones Exteriores del .Senado, presidido por él senador J. W. Fulbright, qpe se celebrará el próximo jueves; sa discurso en la Universidad Católica de Georgetown—qvie le otorgará un grado "honoris causa"—;• la recspción olrecida al Ministro español y sus acompañantes por el presidente del Banco de Exportación e Impoi-íacidií, Mr. Samuel Waugh, y señera, y la cernida en honor de Mr. Cnristian Herter, secretario de Estado, cjue ios ´señores d? Castiella ofrecerán «n la noche del jueves earla Embajada de España.

Según mis inforíacs particular es, U eventual ampliación de la emigrcw;ióH- española a Estados Unidos es una de las cuestiones que el Sr. Castiella U:va en su cartera de papeles.

En este iuaporíaaíe p-oííJctua de la inmigración española a Norteamérica, si la propuesta del presidente al Congreso—que consiste en doWar las cuotas—tiene un mínimo de posibliitiaclís (Je aprobación, a España se Is ofrecerían des evenidas del mayor interés: una aTnt´tícieióJi hasta el doble de su cuota anua* ordinaria, limitada desde 1924 a 250 pcrsorsas, jjor ana parte. Por oirá, ía eventualidad da nuc, sobre la base cíe] capítu\o de "Kcfcgiaáos por causa de trasíorno pclílico y calamidad nacicnal", Estados U n i d o s admite—de acuerdo con ¡as propuestas ele! prcsic´snís a las Cámaras—un cierto número «le familias españolas líesjiSar-afisa >>.K! S^´otseiorado español tic Marruecos. E15o ss hizo a^iií hace ílps añas, gracias a una, dispasieicn legislativa espacial, con varios cciitcnarís de familias holandesas ficsplasadas do Indonesia, euc.ií(So s; coTissáió la ináspsndencia a aqce!3a colonia. SEffíin mis noticias, e! número ilc familias españolas ttesI>!azadas por motivos similares a los cíe Indonesia slc! Protectectorado español de Marruecos, EC clavaría-a X´ario? mulares, tres o cuatro. La mayoría son íamiüas aríesanas que enccTítPK.rían sesfuratnoníc en Estados Unidos, si íi-es-: posible negociar su admisión, corno se propone el Sr. Castiella, posibilidades tJe Irnfcr.jo y estabilidad económica,

En este´ momento ssría cnpfiñoso poner cna. nota da excesivo opí´.rnisitio en -!as pcffiliilidafics del plsn Eisenhower para rúa ampliación de Ja lnmi¡íracióíi- a csio j;aís. Hay muchas retiiísreclcs pnlííicss, econórnicas e incluso rr,cia!«s al pro>"ect>> del presidente. ouo incliiiría, animismo, al continente asiático.

E! lierho inneffablp es CBS la prosperidad de Estados Unidos, PJI rplación con su ma^a crccietitsscíe nohlacíñn y su situación cconrjrrvca, se vrría Itcnpficiada. con un incrament" de isimifTarián curojica. Esta es nna civilización exccsívaniente íncramizatSa y de masas, ron un frait déficit de art^sr.jios de oñcio. Los servicies ña nn círTíintcro. un plomero, ct-PétGra. sen fsjitásti-eaniesite caro1: parn la economía del ciucladano medio.´ Y esta P.S la e^plican´cn c!e QUC Imya ou*1- ímwortar —^por metilo do una !"y especial—p^sfo-rcs de las Vascongadas, per ejpmplo; sastres de Italia o cerveceros fie Alemania.—José María MASSIP,

 

< Volver