Autor: Salas Larrazábal, Jesús. 
   Punto final a la polémica sobre el oro de Moscú     
 
 Ya.    23/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

23-1-77

tribuna abierta

Punto final a la polémica sobre el oro de Moscú.

El historiador don Jesús Salas Larrazábal nos envía este escrito, con el que

desea poner punto final a la polémica mantenida en estas páginas con el

catedrático don Ángel Viñas sobre el oro que salió de España en nuestra guerra

civil.

ME satisface profundamente que mi articulo del 4 de enero de 1977 haya permitido

a mi buen amigo Ángel Viñas, catedrático de Economía y profundo historiador,

explicarnos que el suyo del 12 de diciembre de 1976 no era sino un confuso

resumen de un magnífico libro, que tengo la desgracia de no haber localizado

todavía. Me alegraría extraordinariamente elogiar este volumen en lo que valga,

mucho sin. duda alguna, a juzgar por los méritos del autor y el extracto de su

contenido, que el propió Viñas nos indica en su documentada contestación del 15

de enero de 1977.

PERO es el caso que yo he comentado un artículo, que es lo que conocen los

lectores de YA, y no el libro que; repito, lamento no haber leido. De los

intercambios de opiniones que Viñas y yo estamos teniendo en esta tribuna

abierta de YA parece que estamos de acuerdo en cinco de loa siete puntos que yo

planteé; los siguientes:

— Con Alemania, Italia y Francia se negociaron en su día acuerdos de

´´liquidación de las transacíones de guerra. En las negociaciones se

disminuyeron apreciablemente las pretensiones iniciales de germanos e

italianos. En el caso de Francia se logró que devolviera unas decenas de

toneladas de oro, remanente del depositado en Mont-de-Marsan, y mucho

material de guerra;

— En 1972 y 1974 se publicaron, autorizados oficialmente, trabajos que

valoraban, por estimación directa, los gastos realizados por la República con

cargo al oro depositado en Moscú en un 74 por 100 de su montante total.

— La revista "Hacienda Pública Española", del Instituto de Estudios

Fiscales, estuvo muy interesada desde 1971 en el tema, aunque no llegó a

publicar el número especial que proyectaba. Recientemente, según nos dice

Ángel Viñas, ha terminado un detallado estudio de 618 páginas.

— La URSS no valoró las monedas de oro a la paridad oficial.

— La aceptación de la venta del pro no implica el agotamiento de su contravalor

en divisas. Es necesario el detenido análisis del destino de los fondos de

contrapartida obtenidos tras la venta del oro depositado en Moscú.

SOLO discrepamos en que yo ño veo razón para que se proponga seguir con ¡a URSS

un procedimiento diferente al que tan buenos resultados dio con Francia, Italia

y Alemania, y mi amigo Ángel Viñas cree que hay motivos" muy importantes, que

deben tratarse con gran reserva, sin explicarnos porqué el sigilo era malo antes

y ahora no. Alude además en su contestación del 15 de enero a "los Ministerios

que, por razón de la división de las competencias de la Administración, se

ocupan del tema", dejándonos en !a duda de si opina que un asunto de la

importancia del comentado pueda ser sustraído a la decisión colegiada del

Gobierno.

FINALMENTE tengo que añadir que Angel Viñas no sé ha definido en cuanto a mi

última obpeción se refiere: ni siquiera el agotamiento de los fondos de

contrapartida ventila la cuestión; es necesario comprobar el destino y cuantía

de los fondos liberados por Incumplimiento de entregas contratadas.

Jesús SALAS LARRAZABAL

 

< Volver