Autor: Mariño, Carmen. 
 Silverio Ruiz, secretario de la Asociación de Ex combatientes de la Guerra de España. 
 "Lo más importante es conseguir la reconciliación"     
 
 Arriba.    16/07/1977.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Silverio Ruiz, secretario de la Asociación de Ex combatientes de la Guerra de

España "lo mas importante es conseguir la reconciliacion"

>Queremos ser un elemento que desdramatice las luchas políticas>

«Luchamos contra esa valla que nos separaba» «En los odios entre los españoles

hay una gran carga de desconocimiento»

•PENSAR que te odiaba sólo por ser rojo, que pude haberte matado, y lo bien que

nos llevamos ahora», te comentaba a Silverio Ruiz, secretario de la recién

creada Asociación de ex Combatientes de la guerra de España, un nuevo miembro

que había combatido en el bando contrario.

—Desde hace más de quince años, yo soñaba con la reconciliación de los

españoles. Tal vez me Influyera el hecho de que siendo yo comunista tuviera

familiares que combatieron en el otro bando. El vivir este problema dentro de la

familia ha sido un fuerte determinante.

—¿A quién se debe la idea de crear esta Asociación?

—Ocurre una cosa curiosa y es que todo el mundo cree haber sido el primero a la

hora de iniciar esto. Los carlistas declan que ya en las mises dadas por los

muertos en la guerra habían pensado en ofrecerlas también por los del otro

bando. Los mutilados republicanos decidieron defender el equiparamiento de ambos

bandos en caso de ganar la guerra. Y todos llevamos razón, porque todos

soñábamos con una reconciliación y todos deseamos que las diferencçias se

resuelvan de una manera sivilizada.

MUCHAS ADHESIONES

—¿Qué actividades piensan realizar?

—La más Importante es conseguir la reconciliación. Luego, pensamos crear una

biblioteca que reúna todo lo que se haya publicado sobre la guerra civil, asi

como dar conferencias, etcétera. Queremos ser un elemento que desdramatlce las

luchas políticas y las transforme en diálogo entre personas civilizadas.

También apoyamos todo aquello que tiende a hermanar a los dos bandos.

—¿Con cuántos socios cuentan?

—Eurico de la Peña dijo que éramos mil quinientos, pero día a día estamos

recibiendo muchas adhesiones. Nos llegan pliegos llenos de firmas, aunque cuando

vienen muchos de un mismo bando les decimos que esperen un poco, porque no

queremos que predomine ninguno. Yo soñaba con que cuando uno se Incorporase, nos

trájera de la mano a otro del bando contrario.

—¿Han tenido contactos con los miembros de otras asociaciones de ex

combatientes?

—Con algunas, si. SI me permites que yo sueñe, creo que deberían integrarse

todas las asociaciones de uno y otro bandos. Algunos ya nos han sugerído que

acabarán viniéndose con nosotros y esperamos que sea así, porque no vamos contra

nadie, sino que luchamos contra esa valla que nos separaba.

EL MANIFIESTO

—Según se desprende del manifiesto de la asociación, también pueden entrar en

ello personas que no hayan tomado parte en la guerra civil.

—Ahora estamos empezando con los ex combatientes, porque esto tiene más fuerza,

pero se nos han adherido muchas personas que no combatieron. Por ejemplo, tengo

aquí una carta de Ricardo de la Cierva que nos escribió muy emocionado, diciendo

que aunque en aquella época era muy pequeño, enseguida se adhirió a un bando al

que sirvió desde entonces, y que considera muy importante la reconciliación. En

general, todos se han sentido Identificados con la idea desde el principio.

Buero Vallejo, por ejemplo, enseguida se puso en contacto con nosotros y le

Inscribimos como soldado de la República. Fanjul, que entonces estaba muy

ocupado con las elecciones, nos llamó diciendo que aunque en esos momentos no

tenia tiempo ni para hablar con su familia, una vez leído el manifiesto, estaba

a nuestra disposición para trabajar después de las elecciones. También fue muy

Interesante nuestra entrevista con Jaime Ml-

ralles que llamó a su hijo y le dijo: >>Estos señores lucharon en el bando

contrario al mío, y mira como nos abrazamos ahora>>.

—¿Hubo problemas a la hora de redactar el manifiesto?

—Algunos querían que nos llamásemos ex combatientes de la guerra civil, pero

siempre con la idea de la no diferenciación entre los dos bandos, decidimos

llamarnos ex combatientes de la guerra de España, que agrupa a ambos. Otros

querían que nos llamásemos comisión pero paz, pero tampoco es eso, porque

nosotros no somos un grupo pacifista. Pretendemos que los españoles no se

combatan entré si, pero no rehusamos defender a España de cualquier agresión

exterior.

—¿Habría sido más positivo para el pais si se hubiese creado hace años una

asociación de este tipo?

—Habría sido mejor, pero nunca es tarde. Por otra parte, quizá antes no era

viable esta idea que es un producto del desarrollo y la evolución social y

política del país. Realmente, en los odios entre los españoles, hay una gran

carga de prejuicios y desconocimiento. Las diferencias entre las personas no son

tan grandes como parece cuando no se conocen.

 

< Volver