En carta al senador Azcárate. 
 La viuda de Azaña se opone al traslado de los restos de su esposo  :   
 El que fuera presidente de la República dispuso antes de morir que no se le moviera del cementerio de Montauban (Francia), donde reposa. 
 Ya.    06/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

En carta al senador Azcárate.

La viuda de Azaña se opone al traslado a España de los restos de su esposo.

El que fuera presidente de la República dispuso antes de morir que no se le

moviera del cementerio de Montauban (Francia), donde reposa.

La viuda del que fue presidente de la República Española, don Manuel Azaña, ha

manifestado, en carta dirigida al senador don Justino de Azcárate, que el

cadáver de su marido no volverá a España, informa Logos.

Según ha manifestado la citada señora, Azaña dispuso antes de morir que fuese

enterrado en el cementerio más próximo de donde estuviera viviendo, y que no se

le moviera de allí por ninguna causa. El señor Azcárate, a quien le une una

íntima amistad con la familia del ex presidente, ha informado que la viuda

agradece mucho el interés mostrado por el senador para que su esposo descanse en

tierra española, pero que no puede eludir su última voluntad, ya que el señor

Azaña con ello quería evitar que su cuerpo fuese utilizado como bandera

política.

Respecto a la propuesta hecha por el senador para la vuelta a España de los

cadáveres de don Alfonso XIII y don Niceto Alcalá Zamora, también presidente de

la República, parece que el Gobierno no ha tramitado aún la petición del Senado

de manera oficial.

Fuentes bien informadas indican, no obstante, que el cadáver de don. Alfonso

XIII, actualmente en Roma, podría ser trasladado a España una vez aprobada la

Constitución. El de Alcalá Zamora también podría ser traído pronto, ya que su

familia tuvo intención de hacerlo hace un N. de la R.-- Don Manuel Azaña murió

en el hotel du Midi de Montauban (Francia), el 3 de noviembre de 1940. En el

cementerio de aquella localidad queda una lápida. Dos líneas labradas rezan en

la piedra: "Manuel Azaña, 1880-1940."

El pasado mes de aguato, don Régulo Martínez, de ochenta y dos años, presidente

honorario de la Acción Republicana Democrática. Española (ARDE), legalizada por

aquellas fechas, declaró que "los restos de don Manuel Azaña no vendrán a

España. Su esposa, doña Dolores, se negará rotundamente. Azaña ya dejó dicho:

"Que propaguen mis doctrinas y pensamientos si se cree conveniente, pero mi

cuerpo es de la tierra donde caiga."

 

< Volver