Autor: Alcalá-Zamora y Castillo, Niceto. 
   Los hijos de Alcalá-Zamora no han pedido honores para su padre     
 
 Ya.    11/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

LOS HIJOS DE ALCALÁ-ZAMORA NO HAN PEDIDO HONORES PARA SU PADRE.

Don Niceto Alcalá-Zamora y Cástillo, catedrática de Derecho Procesal, nos

escribe con ruego de publicación a propósito de Ja noticia publicada en YA (7 de

agosto) relativa al traslado de los restos de Azaña, de Alfonso XIII y de

Alcalá-Zamora.

"Jamás los hijos de don Niceto Alcalá-Zamora hemos solicitado que a su cadáver

se le rindan honores oficíales por el actual régimen, sino algo tan distinto

como que se nos permitiese traerlo desde Buenos Aires al cementerio de la

Almudena para reposar en él, en el panteón familiar, junto al de nuestra madre y

al de nuestros otros cuatro hermanos. Al cabo de varios meses, esa gestión,

efectuada a través de un fraternal amigo vinculado familiarmente con uno de los

ministros del Gobierno Suárez, dio resultado négativo.

Trátase de extremo que he puntualizado en recientes y repetidas ocasiones, a

saber: en la presentación pública de las "Memorias" de mi padre el 26 de abril,

en "Cuadernos para el Diálogo" del 11 de Junio y en "El País" del 28 de Julio.

Ello sin contar con la muy atenta correspondencia entrecruzada al efecto con don

Ricardo de la Cierva, ni tampoco con la conversación telefónica sostenida, pocos

dias antea de su tan arreada Intervención en »1 Senado (véase, par ejemplo, en

la "Hoja del Lunes" del día 8 el artículo de don Carlos Luis Alvarez), con don

Justino de Azcárate, viejo compañero mío de colegio, pero de quien me siento

cada día más distanciado ideológicamente a causa de mi fervoroso e

inquebrantable republicanismo.

Lo sorprendente del caso es que por la agencia Logos se atribuya ahora la

afirmación, que de nuevo rectifico, a don Régulo Martínez, con quien estuve

charlando ampliamente en ARDE el día en que fue entrevistado por el redactor de

aquélla, e incluso lo hice unos momentos con ésta precisamente acerca del tema,

pero sin que de cuanto ambos le expusimos al respecto cupiese extraer la extraña

conclusión a que el mismo llega, sino exactamente la contraria.

En cuanto al traslado de los restos de Azaña, me parece tan discreta como

categórica la respuesta de su viuda, y acerca de los de Alfonso XIII, es asunto

con el que na3a tengo que ver."

 

< Volver