Autor: Moya, Aurora. 
 Ahora le toca el turno del desalojo a un juez republicano. 
 Avenida de la Paz: Un negocio redondo     
 
 Diario 16.    03/05/1977.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Martes 3 - mayo 77/DlARlO 16

Ahora le loca el turno del desalojo a un juez republicano.

Avenida de la Paz: Un negocio redondo

Aurora Moya

Un juez de la República va a ser desalojado para que la avenida de la Paz siga

su camino iniciado en el año 69 y que ha dejado sin vivienda a cientos de

familias. Un equipo técnico asesor ha elaborado un informe para D16, en el que

se pone de manifiesto cuánto de especulación y cuánto de valor social ha tenido

esta gran autopista desde su más tierna infancia.

A Ricardo Mohedano, Juez, inquilino de un piso en Alcalá, 224, desde antes de la

República, fueron hace unos días a desalojarte. Ricardo, que lleva muchos años

en franca pugna con la Administración, alegó sus razones. Y los de Gerencia ge

fueron, un poco desconcertados, a pensarlo otra vez.

Sin trabajo ni pensión.

Poco más de 125.000 pesetas le dieron en su día por marcharse fie su piso, que

ha estado pagando hasta el 75. "No estoy de acuerdo con esa Indemnización y creo

que se dieron circunstancias que me permiten demostrar mi disconformidad —

manifestó a D16 don Ricardo—. ¿Dónde voy yo, con setenta y tres años, sin

trabajo ni pensión por mi condición de antiguo republicano y con dos hijos de

cuatro y seis años?.

El caso de don Ricardo, lteniente alcalde de Vicálvaro en 1931 por

elección popular, exiliado, encarcelado y ahora a punto de quedarse sin

vivienda, es uno más de los cientos de casos que en los últimos siete años

vienen sucedíéndose desde que se aprobara el plan especial de la avenida de la

Paz, que además de dotar a Madrid de una autopista que le estaba haciendo (y

ahora se ha podido ver) mucha falta, ha dejado a muchos ciudadanos sin hogar y

con pocas posibilidades. Para muchos especuladores, en cambio, el caldo de

cultivo ha sido muy apropiado. En Alcalá, 224, según los proyectos, se

levantarán dos grandes edificios que, según la calificación del suelo, esteren

rodeados dé zona verde. La promotora será una inmobiliaria privada.

Informe técnico

Sobre los pros y contras de la avenida de la Paz, un equipo de

expertos urbanistas ha elaborado el siguiente informe para D16:

La avenida de ¡a Paz es una autopista urbana de 13,5 kilómetros de longitud, una

anchura mínima de 120 metros y con 13 carriles, sobre la que cruzan 19 pasos a

distinto nivel: "Toda una gran obra de ingeniería de una generación de

españoles" (en palabras de un ex director general de Carreteras), en aras del

nuevo dueño de la ciudad: el automóvil.

En su construcción invierte el Ministerio de Obras Públicas más de 8.000

millones de pesetas para promover el despilfarro de energía mediante el uso del

automóvil privado (nótese que ningún autobús de la EMT o de otras líneas

utilizan la autopista, el único beneficiado es el automóvil privado) y también

para promover un sustancioso negocio inmobiliario: la puesta en práctica del

plan especial de la avenida de la Paz.

El plan especial tíe la avenida de la Paz es redactado por la Gerencia Municipal

de Urbanismo en 1968.

Abarca aproximadamente la décima parte del casco urbano madrileño y significa la

puesta en valor urbano de 1.290 hectáreas más sobre las que se puede empezar a

especular con conocimiento de causa.

El plan, como todo proyecto de renovación urbana, expulsa de la zona a una gran

cantidad de familias que o bien no son capaces de soportar los costes que la

renovación implica, o bien estan ocupando sucio de forma que no resulta

suficientemente rentable para el capital. Más de 4.000 familias han sido

expulsadas de la zona o están en trance de serlo para que el terreno que ocupan

pueda ser utilizado por el capital financiero inmobiliario o por el capital

industrial del sector de la construcción - obras públicas en su proceso de

acumulación.

Dinero, dinero, dinero para el capital.

Solamente en la construcción de viviendas (aproximadamente se pueden construir —

y se construirán— en la zona 54.000. nuevas viviendas) la iniciativa privada va

a poner en circulación más de 324.000 millones de pesetas, de los que 110.000

van a parar al sector de la construcción y obras publicas, 94.000 millones son

los ingresos de inmobiliarias y promotoras, 80.000 millones son el precio de las

cambios de propiedad del suelo (la especulación funcionando) y los 40.000

millones de pesetas restantes son los beneficios del capital financiero

(exclusivamente plusvalías y no todas las que se generan en el proceso de

construcción y venta de las viviendas).

Para que el plan-negocio de renovación funcione es básico que exista suelo libre

donde construir, y pera conseguirlo el plan incluye ios sistemas de actuación

adecuados:

— Unas 250 hectáreas son expropia das por el.

Ayuntamiento pera qué pueda ser construida la autopista (base y condición

indispensable para que la construcción de las viviendas resulte un negocio

altamente rentable). En esas 250 hectáreas residían casi 11.000 personas que han

tenido que abandonar sus viviendas.

— En unas 600 hectáreas se aplica el sistema de compensación, lo que significa

dejar totalmente abierto el camino a la iniciativa privada que dispone de medios

financieros: Los propietarios del suelo cargan con los gastos de urbanización,

revirtiendo sobre ellos las plusvalías generales.

Si los grandes propietarios no consiguen llevar adelante sus proyectos, debido a

la oposición de pequeños propietarios de la zona generalmente habitantes de

colonias de chabolas, infraviviendas o cesas bajas como en los casos de

Valdevivar-Querol, López de Hoyos o Colonia Mahou) no tienen más que solicitar

del Ayuntamiento la expropiación de quienes se oponen a sus planes. En esta

situación, con los trámites de expropiación en marcha se encuentran 600 familias

de Va1devivar y Querol que se niegan a abandonar sus viviendas en beneficio de

la Junta de compensación del Pinar de Chamartín.

En resumen, el territorio del plan se reorganiza diariamente en nuevos conjuntos

de prácticas cotidianas segregadas, enfrentadas y especialmente jerarquizadas

para reproducir con exactitud de la correlación de fuerzas entre las distintas

clases y grupos socio-económicos que componen la formación social en el momento

histórico de puesta en práctica del plan que evidentemente difiere del momento

histórico en que fue concebido.

 

< Volver