Instituciones. Apertura de curso en el Consejo de Estado. 
 No admitiremos injerencias en nuestro proceso de cambio (Antonio María de Oriol)  :   
 El Derecho es el fundamento básico de la libertad (Chozas Bermúdez nuevo consejero). 
 ABC.    26/09/1975.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC. VIERNES 26 DE SEPTIEMBRE DE 1975.

APERTURA DE CURSO EN EL CONSEJO DE ESTADO "NO ADMITIREMOS INJERENCIAS EN

NUESTRO PROCESO DE CAMBIO" (ANTONIO MARÍA DE ORIOL)

"El Derecho es el fundamento básico de la libertad" (Chozas Bermúdez, nuevo consejero)

«En las circunstancias en que nos encontramos, me considero obligado a proclamar que no admitiremos,

en forma alguna, injerencias de países extranjeros y de fuerzas extrañas que pretendan Interferir en nuestro

proceso Ininterrumpido de cambio y transformación», ha dicho el presidente del Consejo de Estado, don

Antonio María de Oriol y Urquijo, en la

sesión solemne de apertura del curso 1975-1976 del alto Cuerpo consultivo, celebrado ayer por la mañana,

según informa Cifra.

Después de oficiada una misa del Espíritu Santo en la capilla del Consejo, se reunió el Pleno bajo la

presidencia de su titular, don Antonio María de Oriol y Ur-quijo, quien dio posesión del cargo de

consejero nato al vicesecretario general del Movimiento, don Antonio Chozas Ber-múdez, que juró so-

lemnemente su cargo. Fueron padrinos de la ceremonia los consejeros permanentes señores Jordana de

Pozas y Vizcaíno Antonio María Oriol Márquez.

El presidente del Consejo de Estado pronunció con tal motivo un discurso, en el que, tras glosar los

méritos que concurren en el nuevo consejero nato, tuvo un recuerdo elogioso para su predecesor, don

Adolfo Suárez González. El señor Oriol y Urquijo dedicó también un «emocionado y sentido recuerdo» al

trágicamente fallecido don Fernando Herrero Tejedor.

El señor Oriol y Urquijo dijo a continuación: «Venís a traer a este Cuerpo consultivo la representación del

planteamiento político que aceptó libremente el pueblo español, al confirmar en el Referéndum de 14 de

diciembre de 1966 la fórmula de Estado que a lo largo de los años se venía elaborando en un proceso

Ininterrumpido de cambio y transformación, proceso en el que continuamos para perfeccionar todo cuanto

sea preciso y lo exija la mejora que pretendemos para

alcanzar que cada vez se haga más justa y más solidaria la convivencia en nuestra Patria.»

RESPETO.—El señor Oriol y Urquijo pidió «respeto para nuestra independencia y nuestra soberanía», y

expresó el deseo de colaborar con todos en la tarea de perfeccionamiento del orden jurídico en el que

pueda desenvolverse una convivencia pacífica y fructífera.

«Pedimos —continuó— a todos esos países que no permitan a fuerzas extrañas a su propio ser que sólo

ponen su esperanza en el conflicto y la lucha, que deben evitar cuanto suponga agresión en cualquier

manera que ésta se manifieste hacia nuestra Patria.»

Tras referirse a la tarea del jurista de que el marco legal se respete, señaló que ésta era la tarea del Consejo,

en la que tiene puesta su confianza el Jefe del Estado, para que luego el Príncipe de España pueda ser el

jefe de las Instituciones

que enmarquen ese Estado de Derecho en el que a este Consejo corresponde una misión de tanta

responsabilidad.

Finalmente, el señor Oriol y Urquijo manifestó que creía interpretar el sentir de todos al acordar transmitir

«nuestra felicitación sincera y sentida al Jefe del Estado en el XXXIX aniversario de su elevación a la

Jefatura del Estado».

Intervino a continuación el nuevo consejero nato, don Antonio Chozas Bermú-dez, quien agradeció las

palabras del

presidente y expresó su satisfacción por entrar a formar parte del Consejo de Estado.

Señaló que corresponde al Consejo ser actor principalísimo en la plena realización y perfeccionamiento del

estado social de derecho que postulan los Principios del Movimiento y defienden nuestras Leyes

Fundamentales.

El señor Chozas Bermúdez. tras señalar que sólo a través del Derecho se realiza la Justicia, dijo: «En este

tiempo nuestro, traspasado por oleadas insensatas y criminales de violencia, en el que desde tantos

reductos selváticos y tenebrosos se acosa con saña feroz al ser mismo del Estado y tratan de derribarse

los pilares jurídicos de la ordenada y justa

convivencia social, no parece ocioso proclamar, una vez más, que sólo el Derecho es el fundamento básico

de la libertad.»

Tras la intervención del señor Chozas Bermúdez, el presidente del Consejo de Estado señaló la

circunstancia de que este Pleno sería el último en el que el secretario general, don Alberto Martín Artajo,

ocupase su puesto, por jubilarse el

próximo 2 de octubre.

 

< Volver