Reacción euopea ante las ejecuciones.. 
 París: Tremenda violencia en los Campos Elíseos y en el Barrio Latino  :   
 Los sucesos más graves desde mayo de 1968. 
 Informaciones.    29/09/1975.  Página: 4,5. Páginas: 2. Párrafos: 18. 

París: Tremenda violencia en los Campos Elíseos y en el Barrio Latino

LOS SUCESOS MAS GRAVES DESDE MAYO DE 1968

PARÍS, 29. (EFE.)—

La agencia Reuter califica estos disturbios como «los peores desde el alzamiento de los trabajadores y

estudiantes en mayo de 1968»

Los disturbios, provocados por una multitud de jóvenes enloquecidos, duraron basta las 2,15 de la

madrugada, hora española, en el Barrio Latino, y basta las cuatro de la madrugada, en los Campos

Elíseos. La agencia France Presse totaliza el balance dé estas horas de violencia en la rotura de ciento

veintiocho escaparates de almacenes y la destrucción de numerosas estaciones de la compaña parisiense

de autobuses. Sigue informando la agencia francesa que, según la Policía de París, han resultado heridos

22 miembros de las fuerzas del orden público, de los que tres han tenido que ser Ingresados en la clínica

de los Guardianes de la Paz. Las mismas fuentes añaden que 73 personas han sido retenidas para su

identificación y que otras 53 han sido puestas a disposición de la Justicia.

Por su parte, la agencia Reuter informaba a primeras horas de la madrugada que nubes de gases

lacrimógenos se extendían a primeras horas sobre los Campos Elíseos, como testimonio de las batallas

mantenidas por la Policía antidisturbios contra vandálicas hordas de mozalbetes que durante horas se

dedicaron a asolar el más elegante boulevard de París, rompiendo escaparates, quemando coches y

arrancando adoquines de la calle para arrojarlos contra los agentes del orden.

«La Policía antidisturbios —sigue informando la citada agencia— bajó a toda velocidad por el elegante

boulevard de París, disparando salvas de granadas lacrimógenas para despejar a los alborotadores que se

dedicaban a romper las cristaleras de tos Bancos, de las líneas aéreas, de los restaurantes y de las tiendas

de venta de coches.»

VANDALISMO

Fuentes de la agencia Efe informan que numerosos jóvenes que salían de los bailes y a los que portavoces

policiales calificaron de «gamberros» y «vándalos», formaron pequeños grupos que no cesaron durante

toda la noche de atacar los comercios de la gran avenida parisiense. La situación era muy confusa, y la

Policía, no obstante ser muy importantes sus efectivos, se encontraba con muchas dificultades para poder

estar en todos los sitios e impedir los pillajes. El balance, después de las largas y dramáticas horas de

desórdenes es provisionalmente muy grave: 128 escaparates de establecimientos han sido destruidos y

muchas tiendas saqueadas. Una importante explosión causó daños en la exposición de Chrysler-Francia,

resultando heridas ligeramente ocho personas que se hallaban en el cine Balzac, y un conato de incendió

causó también destrozos en los locales del semanario «Ici Paris».

Según noticias de la Prefectura de Policía, 22 miembros de las fuerzas del orden resultaron heridos, pero

no se ha dado información sobre el número: de heridos de los manifestantes o transeúntes.

La agencia inglesa Reuter informa cómo algunos periodistas vieron a grupos de manifestantes saquear un

Banco y una tienda de material fotográfico. El propietario de una tienda de regalos dijo que su escaparate

había sido vaciado cuando la manifestación degeneró en una orgía de destrucción indiscriminada.

Relata la agencia como las personas que paseaban por los Campos Elíseos huyeron despavoridas cuando

la Policía antidisturbios se lanzó al asalto con bombas de gases lacrimógenos para despejar las callejuelas

cercanas des-de las que les atacaban, los manifestantes.

Los disturbios y las oleadas de vandalismo se iniciaron el sábado —sigue diciendo Reuter—, cuando dos

manifestaciones antiespañolas transcurrían con relativa tranquilidad, hasta que sé incorporaron a ellas

militantes de la extrema izquierda. Parecía que la Policía había logrado restablecer el orden tras una

batalla durante toda la tarde contra los alborotadores, pero, pasada la medianoche, nuevos grupos de

manifestantes se congregaron en los Campos Elíseos, levantaron barricadas y comenzaron a arrojar

piedras contra los agentes, que trataban de disolverlos. La Policía en el curso de una hora, llevó a cabo

seis cargas, utilizando porras y lanzando gases lacrimógenos

EMBAJADA ESPAÑOLA

Una nutrida fuerza de Policía rodea la Embajada española, donde los calcinados restos de un coche

«Citroën» negro quedan como testigo patente de las noches de locura y violencia. En la madrugada,

propietarios de tiendas, empleados de Bancos y directores de restaurantes se han dedicado a la tarea de

retirar los escombros de sus establecimientos, que han quedado tras los disturbios:

La agencia France Presse informa que los actos de vandalismo duraron cerca de tres horas y que las

fuerzas del orden tuvieron que eliminar una barricada levantada en la parte baja de los Campos Siseos,

construida con empalizados y materiales de obras. Los cristales de los periódicos «L´Express» y «Herald

Tribune», situados en una calle vecina, fueron rotos a pedradas,

29 de septiembre de 1975

INFORMACIONES

REACCIÓN EUROPEA ANTE LAS EJECUCIONES

ATAQUE AL CONSULADO

Por otra parte, en otros lugares de Francia se han producido también actos terroristas y de vandalismo de

diversas clases. En Hendaya, el Consulado español fue atacado durante la noche por un grupo de

manifestantes que lanzaron piedras y adoquines contra la representación consular española. No obstante,

las fuerzas de Policía pudieron contener a los manifestantes a cierta distancia del edificio. Como

consecuencia del ataque, que se produjo poco antes de las dos dé la madrugada, resultaron rotos

numerosos cristales. Unos quince jóvenes fueron conducidos por la Policía a la Comisaría de Hendaya.

EXPLOSIÓN EN LA VÍA FÉRREA

En San Juan de Luz se produjo la explosión de una carga de explosivos en la vía férrea del tren París-

Hendaya, cerca de Ciboure. La explosión fue provocada en el momento del paso de la locomotora del tren

«Puerta del Sol». pero afortunadamente el con. voy no descarriló y pudo de-tenerse a unos doscientos

metros del punto donde se produjo el atentado. No hubo que lamentar víctimas y el tren prosiguió su

marcha hacia Hendaya

Según la Policía, ha sido milagroso que no se haya producido una gran catástrofe. La agencia France

Presse informa que la carga explosiva colocada en la vía era lo suficientemente potente para provocar un

grave descarrilamiento, puesto que torció un raíl y arrancó una traviesa. Estaba equipada con un

detonador eléctrico alimentado por pilas

El tren circulada a una velocidad relativamente elevada en el momento del atentado, ya que necesitó unos

doscientos metros para inmovilizarse. La parada fue de corta duración, una media hora, para poder

realizar ciertas comprobaciones. Sólo la locomotora ha sido ligeramente daña-da, pero no lo suficiente

como para impedir seguir hacia Hendaya

El tren ya llevaba un retraso sobre su horario cuando pasó por Cibotire. pues una llamada anónima a la

compañía S.N.C.F. había señalado la presencia de una bomba en el interior del tren, el cual fue detenido

en la estación de Dax para permitir el registro de los coches, pero no se encontró nada.

AGITACIÓN EN EL PAÍS VASCO FRANCÉS

La sucursal en Hendaya del Banco Español en Parte fue asaltada por numerosos manifestantes que

penetraron en las oficinas, causando daños de consideración. Fuerzas de la gendarmería evitaron que

algunos de los asaltantes incendiaran los locales.

En la carretera nacional francesa número 10 tuvieron lugar alteraciones de tráfico, especialmente contra

vehículos procedentes de España.

Asimismo centenares de personas se manifestaron durante toda la jornada en los puentes internacionales

de Hendaya y Behobia e intentaron suprimir las comunicaciones y el tráfico rodado con España, así como

el transporte de mercancías a cargo de camiones.

En las localidades de San Juan de Luz, Bayona, Biarritz, Anglet, Ciboure, Pau y localidades limítrofes,

las manifestaciones se prodigaron durante toda la jornada y continuaron por la noche.

Las medidas de seguridad y vigilancia en torno a los puentes y pasos internacionales de frontera son

extrema das, aunque el paso por los puentes es normal

INFORMACIONES

29 de septiembre de 1975

 

< Volver