La solución de los problemas actuales de España exige una revitalización moral y religiosa y una evolución civil y política  :   
 El cardenal Jubany, en su homilía en la fiesta de la Merced, comentó la nota de la Comisión Permanente del Episcopado. 
 ABC.    25/09/1975.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC. JUEVES 25 DE SEPTIEMBRE DE 1975. PAG 23.

«LA SOLUCIÓN DE LOS PROBLEMAS ACTUALES DE ESPAÑA EXIGE UNA

REVITALIZACION MORAL Y RELIGIOSA Y UNA EVOLUCIÓN CIVIL Y POLÍTICA»

El cardenal Jubany, en su homilía en la fiesta de la Merced, comentó la nota de la Comisión Permanente

del Episcopado

Barcelona, 24. (De nuestra Redacción.)

Durante la misa de pontificial concelebrada que ha presidido hoy en la basílica de la Merced el cardenal

arzobispo de Barcelona, éste ha pronunciado una homilía en la que se ha referido en primer lugar a la

historia de la fundación mercedaria y a los fundamentos dogmáticos del culto mariano. «Nuestra primera

súplica —ha dicho a continuación, siguiendo un pensamiento de Verdaguer— es que la Virgen nos ayude

a liberarnos del pecado, que revitalice nuestras conciencias cristianas. Se ha referido acto seguido a las

actuales circunstancias de España y a la reciente declaración de la Comisión permanente del Episcopado.

Por una parte —ha dicho—, hemos expresado nuestra solidaridad cristiana con el dolor de todas las

víctimas de cualquier suerte de violencia, valorando de modo especial el sacrificio de los agentes del

orden público muertos en el cumplimiento de su deber, y hemos condenado de modo especial todo

terrorismo como arma política y hemos manifestado también nuestra enérgica reprobación de todo

asesinato y de cualquier acto de violencia que conculque derechos fundamentales de la persona humana.

Por otra parte, hemos recordado que la conciencia cristiana no puede admitir un empleo legal de la fuerza

que vaya más allá de lo necesario, porque todo exceso en la represión es también violencia, y hemos

proclamado que la generosidad y la magnanimidad en el perdón de los condenados son virtudes de los

fuertes y no claudicaciones de los débiles. Hay una afirmación a la cual quiero dar el debido relieve.

Hemos dicho claramente que para atajar el mal no bastan las medidas represivas. Paralelamente debe

promoverse la revitalización moral y religiosa de las conciencias y la evolución y desarrollo moral, social

y político de la comunidad nacional hacia formas jurídicas que aseguren siempre mejor el bien común,

que en la época actual se considera que consiste principalmente en la defensa de los derechos y deberes

de la persona humana («Pacem in Terris», 60).

REVITALIZACION MORAL.—

El primero de los deseos de la Comisión permanente del Episcopado, manifestada en el texto acabado de

citar, la revitalización moral y religiosa de las conciencias, debe ser objeto de una súplica especial a la

Virgen de la Merced. Nadie puede dudar que la crisis de moralidad y religión se encuentra en el fondo de

los grandes problemas por los cuales atraviesa la Humanidad. El pecado abunda. No es raro entonces que

deformadas las conciencias, quede resentido y se sienta trastornado el orden social de los pueblos.

EVOLUCIÓN SOCIAL Y POLÍTICA. —

El segundo de los deseos del episcopado, la evolución y desarrollo social y político de la comunidad

nacional hacia formas jurídicas que aseguren siempre mejor el bien común, también debe ser objeto de

nuestra plegaria, hoy dirigida a la Virgen de la Merced, Ella, que ha estado presente en la devoción

popular de nuestra ciudad en las grandes crisis de nuestra histeria, baste citar los siglos de piratería en la.

Edad Media y la plaga de la langosta en el siglo XVII, nos ayudará también ahora según la medida de

nuestra fe y la firmeza de nuestra esperanza.

El deseo y la petición que nos ocupan han sido formulados ya, otras veces por el episcopado español. Por

ejemplo, decíamos lo siguiente en el documento sobre la reconciliación del mes de abril del corriente año:

Para avanzar en nuestro país por el camino hacia la reconciliación es necesario lograr un reconocimiento

más efectivo de todos los derechos de las personas y de los grupos sociales dentro de los límites del justo

orden público y del bien común. Y añadíamos a la vez que queremos recordar el deber ciudadano de

acatar normas el ejercicio de la autoridad pública, regulando éste por adecuadas normas jurídicas se hace

necesario urgir la oportuna adaptación de las normas legales al avance progresivo de la conciencia cívico-

social de nuestro país, El desajuste en este campo es un factor permanente de desequilibrio,

Al hacer estas afirmaciones la .jerarquía eclesiástica cumple un deber que le ha sido impuesto por el

Concilio y por los grandes documentos colegiales posteriores a él. Por ejemplo, el Sínodo de los obispos

del año 1971 dijo lo siguiente: La acción en favor de la Justicia y la participación en la transformación del

mundo se nos presentan claramente como una dimensión constitutiva de la predicación del Evangelio, es

decir de la misión de la Iglesia para la redención del género humano.

Es que en el fondo se halla presente la plenitud y la universalidad de la redención obrada por Cristo que

llega con su luz, con su gracia, y con sus exigencias de amor y solidaridad en la Justicia y en la paz a todo

hombre y a todos los hombres. Reitero mi recomendación para que oréis todos hoy especialmente a la

Virgen de la Merced, por las dos intenciones que os he encomendado: La revitalización moral y religiosa

de nuestras conciencias cristianas y la evaluación y desarrollo social y político de la comunidad.

PETICIÓN DE CLEMENCIA. —

Permitidme, ha dicho finalmente el cardenal Jubany, que una mis deseos a los del Papa que el pasado

domingo mencionó públicamente las condenas a muerte de los terroristas en España y, tras deplorar sus

gestas criminales, dijo qué la Justicia ha d« saber afirmarse magnánimente en la clemencia. Este deseo de

perdón lo convierto ahora, juntamente con todos vosotros, en una súplica final, ardiente y confiada al

mismo tiempo, que dirijo a la Virgen de la Merced, redentora de cautivos, para que Ella guíe las

decisiones de nuestras autoridades competentes por los caminos de !a clemencia y de la magnanimidad.»

El Orfeo Laudate cantó la misa. Asistieron al solemne pontifical en honor de la Patrona de Barcelona en

su basílica, las primeras autoridades, el Ayuntamiento en Corporación y numerosas representaciones de

Corporaciones y entidades, así como gran número de barceloneses, que llenaron por completo el templo.

SE PREPARA EL XV CENTENARIO DE LOS BENEDICTINOS

Latrobe, E.E.U.U. (Pa) Abades benedictinos representando 20 congregaciones y un total de 10.324

monjes de todo el mundo se han reunido en la archibadía de San Vicente, presididos por el abad primado

Rembert Weakland. En la reunión han tratado temas de vida monástica, de liturgia, de ecumenismo y

cuestiones jurídicas, atañentes a la Orden. También han iniciado los preparativos para la celebración del

XV centenario del nacimiento de S. Benito, en 1980.

LA IGLESIA EN EL MUNDO DE HOY

 

< Volver