La semana política. 
 Cinco ejecuciones     
 
 Informaciones.    27/09/1975.  Página: 1-2. Páginas: 2. Párrafos: 11. 

NUM. 22

Sábado 27 de septiembre de 1975

LA noticia de cinco condenas a muerte y seis indultos, conocida poco antes de cerrar estas páginas

políticas, destaca en cualquier resumen informativo de esta semana que ahora acaba.

Cinc» de los once condenados a la pena capital por delitos de terrorismo han sido ejecutados; los otros

seis se han visto beneficiados con el indulto del Jefe del Estado. Los matutinos de hoy dedican breves

comentarios a la noticia: «La amargura de los asesinatos y el dolor de las ejecuciones no puede nublar la

vista de todos los otros problemas con los que el país tiene la obligación de enfrentarse», dice un editorial

de «A.B.C». Como expresa el mismo editorial, también existen 35 millones de españoles que tienen que

seguir hoy construyendo la España mejor —más justa, más libre, más plural, más pacífica— que todos

queremos. El momento invita a la unidad.

Un fin de semana difícil, culminando una semana agitada, precisamente ante lo que podría ocurrir este fin

de semana. No es el momento do comentarios, hartos difíciles, por otra parte La «Hoja del Lunes» se

refería, en portada. a la «impresionante actividad de la Policía española», actividad que no decaería a lo

largo de los días restantes. Las crónicas políticas hablaban de «expectativa» y de tensión en el ambiente.

Las revistas políticas, en portada hablaban de «inquietud»

La semana ha registrado numerosas peticiones de gracia, internas v externas. Desde varios colegios

profesionales hasta el Papa, pasando por el Gobierno francés , y el grupo de los «Tácitos», que ayer, en

«Ya», se declaraba opuesto a la pena de muerte «nuestro espíritu se resiste a creer que el entendimiento es

imposible y nuestra fe en las entrañas del pueblo nos hace pensar que ahora más que nunca es precisa la

imaginación creadora, el olvido de los viejos rencores y la desaparición de los egoísmos cerriles».

De París a Estocolmo, de Londres a Estrasburgo, las cuestiones españolas están presentes en las páginas

de los periódicos. Las agencias de Prensa han difundido iniciativas en el extranjero en apoyo de la actitud

del Gobierno español. Se señala que Estados Unidos sigue siendo aliado y que el Gobierno de

Washington no ha «arrojado una sola piedra contra el tejado del Régimen español». No obstante todo

esto, las manifestaciones, los «boicots» y hasta los atentados contra instalaciones españolas en Europa

están siendo constantes, y es de suponer que persistirán en los próximos días.

El ministro de Asuntos Exteriores, Cortina Mauri, saldrá de sus entrevistas con Kissinger para presentarse

a una Asamblea de las Naciones Unidas, ante !a que hablará el día 30, se cree que sobre el tema del

terrorismo. En el extranjero crece el Interés más por el futuro de España que por el presente. De la

condena se va pasando a la expectativa. Lo muestran tos estudios que, tanto en Europa (Estrasburgo ante

la Asamblea europea) como en los Estados Unidos, se anuncian para fecha próxima

A estas alturas, hablar de «endurecimiento» puede parecer retraso en el tiempo Pero la semana ha estado

llena de síntomas, contrapesados por voces que llaman la concordia, a la reconciliación Tal vez ahora

pueda parecer insignificante el hecho de que siete conocidos intelectuales franceses, que vinieron a

España para difundir un manifiesto considerado ilegal, fue-sen expulsados del país La rueda de Prensa

convocada por los intelectuales franceses -entre ellos, como muy populares el «conocido como Yves

Montand» o Costa –

LA SEMANA POLÍTICA

CINCO EJECUCIONES

(Viene de la pág. 1)

Gavras— acabo con periodistas esposados de dos en dos, al tiempo que una estudiante de Ciencias de la

información, en practica en la agencia Efe, pasaba veinticuatro horas detenida.. Todo ello podría ahora

parecer secundario, pero es ara muestra. Hubo otras muestras que, en otros momentos, hubiesen resultado

anecdóticas: así, la detención del líder proverista, señor Maysounave, a quien se confundió con un

miembro de la E.T.A. cuando difundía propaganda de su asociación —encabezada por las palabras vascas

«Egirako Batzarra»— en Buitrago. El comandante Busquets sufre un arresto rutinario» de catorce cual en

Salamanca, por no haberse presentado a su autoridad una vez cumplido su anterior arresto...

En otro orden de cosas, un proyecto asociativo calificado como «la izquierda del Régimen», Reforma

Social Española (de Manuel Cantarero del Castillo), ponía las cosas difíciles con un manifiesto que no

todos los periódicos publicaron integro. Tan difíciles que el señor Cantarero llego a pensar en publicar el

manifiesto de su asociación como publicidad pagada. Parece que el enfado producido por el líder de

R.S.E. aún perdura en determinadas esferas.

La actividad de las Embajadas en el extranjero debe de ser grande, como correspondiendo a los esfuerzos

de) jefe de nuestra diplomacia, señor Cortina, por conseguir el respaldo norteamericano. «Creo que el

pueblo español tiene derecho a conocer lo que por ahí se está diciendo de nosotros», decía el profesor

Jiménez Parga en une de sus comentarios. Las relaciones con Francia, Italia y Portugal no deben ser

precisamente cordiales en estos momentos. Con Marruecos, por otros motivos, tampoco Washington da la

sensación— Da conseguido gran parte de lo que quería. Sin duda, el comandante supremo de la O.T.A.N.,

general Haig —actualmente en España—, también Tenemos dos representaciones económicas

norteamericanas en nuestro suelo, lo que parecería indicar un tenue apoyo financiero U.S.A. Una escueta

nota indicaba que «no hay aceleración en las relaciones diplomáticas con la U.R.S.S.».

Mientras el catedrático, presidente de «Cambio 16» y miembro de FEDISA, señor González Seara,

declaraba a «El ideal Gallego» que «la situación empeora por momentos», y Lola Flores manifestaba que

«no entiendo de política, pero veo la situación un poco dura», el ministro de Hacienda, señor Cabello de

Alba, declaraba que «vivimos tiempos difíciles, pero no tan graves como algunos piensan. No debemos

caer en un clima masoquista». Se relean, es natural, a la situación económica. Por lo demás, las

declaraciones han sido abundantes a lo largo de la semana, desde las «semiclandestinas» (y muy

difundidas de Santiago Carrillo en «Newsweek», hasta las del presidente del Consejo de Estado, señor

Oriol, manifestando que «no admitimos injerencias extranjeras».

Ha de existir un determinado clima para que una voz «intramuros» como es la de Antonio Garrigues, diga

en la tercera pagina de hueco» de "A.B.C" que «si el Régimen desoye las voces leales y absolutamente

desinteresa das sobre la necesidad de su prudente, inteligente y pro-funda transformación real y no

fingida, no un simulacro— recaería de nuevo España en el eterno retorno del «volver a empezar», de las

constituciones temporales, de la constante deseducación del respeto a la ley establecida» También ha de

existo un determinado clima para que el señor Solís Ruiz renuncie o ir a Munich, o para que los aviones

de iberia o el raigo no lleguen a su hora O para que los Estados Unidos esperen pacientemente. O para

que los rumores —que llegaron hasta las antenas de la B.B.C.— hablen de que ocho ministros habían

pedido al señor Arias Navarro el relevo en sus funciones, noticia, o rumor, desmentido por los hechos,

pero buen indicativo de los tiempos que corren.

 

< Volver