España. 
 Pablo VI deplora el terrorismo, pero desea clemencia     
 
 Informaciones.    22/09/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ESPAÑA

PABLO VI deplora el terrorismo, pero desea clemencia

ROMA. 22. (INFORMACIONES.)

EL Papa pidió ayer públicamente clemencia para los terroristas condenados a muerte en España. Pablo VI

abordó el tema en su mensaje dominical a los fieles —varías decenas de millares— congregados en la

plaza de San Pedro para recibir la bendición pontificia.

Pablo VI habló en su discurso de «cosas buenas y de cosas malas». Entre las cosas tristes «que hoy hieren

nuestro corazón —dijo textualmente, según la agencia Efe— hay algunas que señalamos a vuestra

humana y cristiana sensibilidad: tas condenas a muerte de los terroristas de España, de los cuales también

nosotros deploramos los hechos criminales, pero que desearíamos redimidos por una justicia que sepa

afirmarse magnánimamente en la clemencia». Después aludió a los sucesos de Irlanda del Norte y del

Líbano. «Por todos estos países —concluyó— y por todos aquellos que están afligidos por discordias o

duras y parciales dominaciones, recemos, hijos y hermanos, a la Virgen para nuestro común consuelo y

esperanza.»

Parece confirmase, por lo demás, que el Papa, como indicábamos el sábado, ha dirigido por los cauces

diplomáticos normales un mensaje persona] al Jefe del Estado español pidiendo clemencia para los

condenados a muerte en los recientes Consejos de guerra.

También que han solicitado clemencia la Junta de gobierno del Colegio de Abogados de Barcelona, el

Episcopado Español y la Junta promotora de la asociación política Reforma Social Española, que pide la

máxima clemencia posible. Las condenas a pena capital de los Consejos de guerra ordinarios (Burgos y

El Goloso) están todavía en manos del Consejo supremo de Justicia Militar. Y las de los Consejos de

guerra sumarisimos (El Goloso y Barcelona) no han sido todavía, que se sepa, ratificadas por los

capitanes generales respectivos.

La atención pública está puesta en lo que pueda hacer el Gobierno de la nación, caso de confirmarse las

penas. En sus manos está dar el «enterado» o elevar al Jefe del Estado la petición de gracia para todos o

alguno de los condenados a muerte. Ayer, el presidente Arias estuvo de caza, acompañado del

vicepresidente segundo y ministro de Hacienda, señor Cabello de Alba. Y el sábado hubo una reunión

informal de ministros en la sede de la Presidencia.

 

< Volver