Autor: Salas y Guirior, José. 
   Atentado contra la Embajada española en Lisboa  :   
 Solidaridad Revolucionaria Internacionalista, grupo ácrata, reivindicó el golpe. 
 ABC.    12/09/1975.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ATENTADO CONTRA LA EMBAJADA ESPAÑOLA EN LISBOA

Solidaridad Revolucionaria Intemacionalista, grupo ácrata, reivindicó el golpe

LISBOA, 11. (Crónica de nuestro corresponsal, por teléfono.}

A las tres de la mañana estalló una bomba en el histórico palacio de Palhava, residencia de los

embajadores de España en Lisboa. En términos de tiempo muy cercanos estallaron otras dos,

una en las oficinas de la Royal Air Maroc y otra en el hotel Sheraton, el más lujoso de esta

capital. Las tres, en pleno centro de Lisboa.

Una voz muy amable comunicó a la agencia Ani que su grupo, Solidaridad Revolucionaria

Intemacionalista, iba a reivindicar el «sabotaje a la Embajada de España», pero que no tenía

nada que ver con los otros dos atentados. Difícil resultará averiguarlo. No obstante, tas fuerzas

policiales lo están Intentando con todos los medios a su alcance. De todas formas es justo decir

que se pusieron en acción inmediatamente después de producirse e! citado atentado, así como

las fuerzas militares que allí acudieron.

Los daños en la Embajada han sido pequeños. Los de la Royal Air Mároc han sido mayores. En

la parte delantera de la residencia diplomática había agentes de policía. Pero la parte anexa al

garaje da a una callejuela. En una de sus ventanas fue colocada la bomba de plástico, que

destruyó los cristales de cinco ventanas y parte de) techo sin -mayores consecuencias.

Más grave es lo que pasó a las nueve de la mañana en el Banco Portugués del Atlántico, que

fue asaltado cuando los tres primeros clientes estaban ya dentro. Aunque las primeras

versiones decían que los asaltantes habían logrado huir con diez millones de escudos, parece

ser que la cifra, aún no determinada, es bastante menor, sin dejar por ello de ser Importante.

GRUPO LIBERTARIO.—

De todas formas, en esto de los asaltos bancarios llueve sobre mojado, pues se producen con

insistencia. Ayer mismo tuvo lugar uno en Vila do Conde, del que lograron sacar 130.000

escudos, o sea, unas 260.000 pesetas. Y a fuerza de repetirse ya se habla de un famoso trío

de asaltantes, compuesto por dos hombres y una mujer, cuya edad es inferior a los treinta

arios. Según dicen los que han tenido la mala suerte de verse frente a ellos, actúan con

serenidad y despreocupación, llevando la cara y las manos al descubierto. Llevan pistolas con

silenciadores. Y en una de las «operaciones» realizadas, su perfección se tradujo en poderla

llevar a cabo en un tiempo menor de ochenta segundos. Todo un récord olímpico

En esta ola terrorista de atentados hay que destacar el hecho de que poco antes de las

tres de la madrugada un coche se detuvo frente a un policía de seguridad pública para

preguntarle por una determinada calle. Obtenida la información, le dispararon dos tiros,

quedando gravemente herido.

ESTADO DE INDISCIPLINA.

—No son los únicos en actuar así. Y la proliferación de violencias constituye todo un

indicativo del estado indisciplinado en que se vive. Desaparecida la autoridad en homenaje a

una mal entendida libertad, se han promovido unas formas caóticas de vida en las que a través

de la confusión nace el terror.

Ese estado de indisciplina, al cual ya me he referido en otras ocasiones, adquiere su máxima

dimensión frente a una ley referente a las informaciones militares limitando así la libertad de

Prensa. Este, aspecto de la información militar tiene una singular importancia en este país,

puesto que se relaciona en forma muy directa con los problemas de la descolonización

ultramarina.

Sin entrar en si es justa o es Inoportuna a ley que citamos, lo que verdaderamente tiene relieve

es la insubordinación general que a nivel informativo se ha producido frente a ella. Los

periódicos y las emisoras, a través de sus trabajadores reunidos, se manifiestan diciendo que

hay que desobedecer y que están dispuestos a hacerlo. Que no se puede traicionar al pueblo

facilitando la labor capitalista de las derechas reaccionarias que tratan de volver a imponerse y

que caiga el que caiga. Sin embargo, no cae nadie. Esos comunicados y esas decisiones se

publican a toda plana con un aire de insurgencia´ denodada que resultaría ejemplar si su

ejercicio fuese un poco más peligroso. Pero por ahora no lo es. Y junto a las decisiones

apuntadas aparece cuanta Información militar se quiera. Cierto es que hasta el mismo

presidente de la República ha tenido que declarar ilícita la actitud de la V División de Estado

Mayor, que ha llegado a publicar incluso documentos considerados como secretos. Pero está

bien claro que eso no basta para restablecer un orden;

DIFICULTADES DE PINHEIRO.

—Ese orden quiere imponerse mediante los planteamientos que se adjudican al sexto Gobierno

provisional de ¡a revolución portuguesa que no acaba de formarse. Hoy acaba el plazo

solicitado al anterior Gobierno para- que sus elementos se mantuviesen en sus puestos,

evitando así un vacío de poder. Pero ese vacío de poder está a punto de producirse, puesto

que el general Vasco Gongalves ha echado ya su última firma como gobernante.

Las dificultades para que el almirante Pinheiro de Azevedo pueda formar Gobierno se agudizan

por los enfrentamientos de los partidos, agriados en la tensión de¡ mismo clima indisciplinados

en que se vive. Cuando se habla de armas no es posible hablar de diálogo, y sin embargo, la

urgencia para que ese Gobierno surja de una vez es máxima

Si la disciplina civil es necesaria, la militar aún lo es más. Y para hablar de ello bastaría la

referencia final de la manifestación de soldados y marineros celebrada ayer en Oporto.

También allí hubo violencia. también allí se dieron vivas y mueras a diversos generales

mientras se pedía el poder popular. Cuando los soldados encontraron dificultades para salir de

sus cuarteles con objeto de asistir a dicho acto se decía, y así se repite hoy en los periódicos,

que eso es presión fascista y capitalista. Todo elle, con los discursos al detalle,. está en los

periódicos. Esa es la indisciplina.-

José SALAS Y GUIRIOR

 

< Volver