Anterproyecto. 
 Normas sobre asociacionismo     
 
 Dossier Mundo.     Página: 52-63. Páginas: 7. Párrafos: 181. 

MAYO-JUNIO 1971

Anteproyecto:

Normas sobre asociacionismo

TITULO I. —OBJETO DE ESTAS NORMAS

Articulo 1.º — 1. El derecho de los españoles a reunirse y asociarse libremente para fines lícitos y de

acuerdo con lo establecido por las leyes, reconocido por el párrafo 1.º del articulo 16 del Fuero de los

Españoles. se regirá, en materia política, por las presentes normas.

2. Toda reunión o asociación política al margen o en contra de las normas aquí establecidas, será ilícita y

causa de responsabilidad.

TITULO II. —DE LAS ASOCIACIONES DE ACCIÓN POLÍTICA

Artículo 2.º — 1. Las asociaciones políticas son medios para la participación de los españoles en la acción

política del Movimiento, en régimen de ordenada concurrencia de criterios.

2. La constitución, organización y actividad de las asociaciones de acción política se ajustarán a los

Principios del Movimiento y demás Leyes Fundamentales del Reino, al Ordenamiento Jurídico General, a

las presentes normas y a sus propios Estatutos.

Artículo 3.º — 1 La acción política del Movimiento. en régimen de ordenada concurrencia de criterios

que es objeto de las asociaciones de acción política, se concreta y delimita por el estudio e incorporación

a la vida social de la doctrina contenida en sus Principios Fundamentales y, sobre la base común de los

mismos, por la expresión de la opinión pública, el análisis crítico de soluciones concretas de Gobierno y

la formulación de medidas y programas orientados al servicio de la comunidad nacional.

2. Las asociaciones de acción política en ningún caso podrán ofrecer un ideario al margen o en contra de

los Principios del Movimiento, ni desconocer o impugnar el orden institucional establecido por las Leyes

Fundamentales del Reino, bajo sanción de ilicitud y disolución automática y sin perjuicio de la

responsabilidad en que, por ello, puedan incurrir sus órganos y sus miembros.

Artículo 4.º — 1. Las asociaciones de acción política se inscriben en el ámbito institucional del

Movimiento y forman parte del mismo.

2. El hecho de pertenecer a una asociación de acción política implica la participación activa en el

Movimiento.

Artículo 5.º — Las asociaciones de acción política son de carácter nacional. En ningún caso podrán

formar parte de agrupaciones o entidades internacionales, ni admitir miembros que no tengan la

nacionalidad española.

TITULO III.— DE LA CONSTITUCIÓN DE LAS ASOCIACIONES DE ACCIÓN POLÍTICA

Articulo 6.º — Tienen derecho a constituir asociaciones de acción política todos los españoles, personas

físicas, mayores de dieciocho años, sin discriminación por razones de origen, sexo, religión o condición

social, que no sean inhábiles para ocupar cargos públicos, ni se encuentren en el supuesto previsto en el

articulo 10 del Estatuto Orgánico del Movimiento.

Artículo 7.º — 1. Quienes pretendan constituir una asociación de acción política, deberán formar una

Comisión Organizadora, integrada por un mínimo de diez personas y un máximo de veinticinco.

2. La capacidad para formar parte de una Comisión Organizadora será la misma que la necesaria

para ser miembro de una asociación de acción política. No se podrá pertenecer simultáneamente a más de

una Comisión Organizadora.

3. Cualquier cambio en la composición de la Comisión Organizadora o en la capacidad de sus

integrantes, dará lugar a su disolución automática y a la nulidad de todo lo actuado.

Artículo 8.º — 1. La Comisión Organizadora sólo será competente para:

a) Tramitar la solicitud de constitución de la asociación de acción política.

b) Proceder a la constitución de los órganos de gobierno de la asociación y primera designación de sus

titulares, todo ello en forma estatuaria.

c) Interponer y seguir los recursos que legalmente correspondan con motivo de la constitución de la

asociación de acción política.

2. Las funciones de los miembros de la Comisión Organizadora serán indelegables, y todos ellos serán

personal y solidariamente responsables de los actos de la misma.

Artículo 9.º — 1. Los miembros de la Comisión Organizadora deberán comparecer ante Notario y otorgar

acta de constitución, en la que harán constar necesariamente los nombres, apellidos, nacionalidad, estado

civil, profesión y domicilio de cada uno de ellos, así como su declaración expresa de que aceptan los

Principios del Movimiento y demás Leyes Fundamentales del Reino y de que no están incursos en causa

alguna de incapacidad.

2. Dentro de los siete días naturales siguientes a la fecha del acta de constitución, deberá ser presentada

copia autorizada de la misma al Delegado Nacional de Acción Política y Participación.

Artículo 10. — 1. La Comisión Organizadora deberá presentar al Delegado Nacional de Acción Política y

Participación solicitud escrita de constitución de la Asociación de Acción Política, acompañada de los

siguientes documentos:

a) Estatutos por los que habrá de regirse la asociación.

b) Memoria comprensiva de las razones por las que se desea constituir la asociación de acción política,

de los fines específicos de la misma y de cualquier observación que, a juicio de la Comisión

Organizadora, sea pertinente.

c) Régimen patrimonial de la asociación que se proyecta, con especificación de los medios económicos

y fuentes de ingresos.

d) Declaración solemne y expresa de que la asociación se somete en su integridad a las disposiciones

legales que regulan el régimen asociativo del Movimiento, de que el vínculo no supondrá, en ningún

caso, encuadramiento disciplinario atentatorio contra la esencial libertad del asociado y de la actividad de

la asociación no excederá de sus específicos fines estatutarios.

e) Certificado de antecedentes penales de cada uno de los miembros de la Comisión.

f) Documento firmado por tres Consejeros Nacionales, en virtud del cual estos se comprometen o

supervisar y garantizar la adecuación de la actividad de la Comisión Organizadora a las normas aquí

establecidas y a dar cuenta al Delegado Nacional de Acción Política y Participación, de cualquier

desviación que se produjera.

2. La presentación de la solicitud y sus documentos anexos al Delegado Nacional de Acción Política y

Participación, deberá efectuarse dentro de los treinta días naturales siguientes a la fecha del acta notarial

de constitución de la Comisión Organizadora. Este plazo será improrrogable y su transcurso, sin haberse

realizado la presentación en forma, producirá la caducidad de todo lo actuado y la disolución automática

de la Comisión Organizadora.

Artículo 11. — 1. Recibida la solicitud por el Delegado Nacional de Acción Política y Participación, y

verificado por éste que cumple los requisitos formales, en un plazo máximo de quince días naturales, la

elevará informada al ministro Secretario General del Movimiento, quien la remitirá a la Comisión

Permanente del Consejo Nacional, la cual decidirá lo que proceda.

2. En caso de resolución afirmativa, se dará traslado del acuerdo a la Comisión Organizadora por los

mismos cauces. En caso de que la Comisión Permanente estime que no procede acceder a la

solicitud, someterá la misma, con su informe, a la decisión inapelable del Pleno del Consejo

Nacional.

3. Si la resolución del Pleno del Consejo Nacional fuere afirmativa, se estará a lo dispuesto

anteriormente. Si la resolución fuere negativa implicará la disolución automática de la Comisión

Organizadora.

Artículo 12. — La Comisión Permanente del Consejo Nacional, incluirá en el Orden del día de la primera

sesión a celebrar, las solicitudes de constitución de asociaciones de acción política que hayan sido

remitidas a la misma con quince días naturales de anticipación al de la fecha de su convocatoria. Cuando

hayan de ser elevadas al Pleno, se incluirán en el Orden del día del primero que se convoque.

Artículo 13. — 1. Dentro de los ciento ochenta días naturales siguientes al de la notificación a la

Comisión Organizadora de la aceptación de la solicitud presentada, ésta deberá proceder estatutariamente

a constituir la asociación y sus órganos de gobierno, designar los titulares que deban desempeñarlos,

proceder a la admisión de tos asociados, confeccionar su lista y libro-registro y notificar dichos actos al

Delegado Nacional de Acción Política y Participación.

2. Transcurrido el plazo sin cumplimentarse lo aquí ordenado, serán nulas todas las actuaciones y se

disolverá automáticamente la Comisión Organizadora.

Artículo 14. — 1. El Delegado Nacional de Acción Política y Participación, recibida la notificación

prevista en el artículo anterior y previa comprobación del cumplimiento de los requisitos exigidos,

inscribirá la asociación en el Registro correspondiente y expedirá el certificado de constitución en el que

se transcribirán los Estatutos, la relación de los órganos de gobierno con los titulares designados y los

datos de inscripción en el Registro.

2. Las modificaciones ulteriores de los extremos que debe contener el certificado de constitución,

previos los trámites pertinentes, se transcribirán en el mismo por el Delegado Nacional de Acción

Política y Participación.

3. Desde la inscripción en el Registro de la asociación de acción política, ésta tendrá personalidad

jurídica y quedará disuelta la Comisión Organizadora.

Articulo 15. — Todos los escritos, recursos y comunicaciones que produzca la Comisión Organizadora a

los efectos de la actividad constitutiva de la asociación de acción política, deberán ser suscritos siempre y,

necesariamente, por la totalidad de sus miembros.

TITULO IV. —DE LOS ESTATUTOS DE LAS ASOCIACIONES DE ACCIÓN POLÍTICA

Artículo 16. — 1. Los Estatutos de las asociaciones de acción política, deberán contener, necesariamente,

la regulación de los siguientes extremos:

a) Denominación de la asociación de acción política.

b) Objeto de la misma y líneas directrices de su actuación.

c) Domicilio que necesariamente habrá de radicar en territorio español.

d) Número mínimo de asociados, que no podrá ser inferior al de diez mil.

d) Procedimiento de admisión de asociados, que deberá garantizar el libre acceso de todos los españoles

que cumplan los requisitos exigidos por las presentes normas.

f) Causas y procedimientos para la pérdida de la condición de asociados.

g) Derechos y deberes de los asociados.

h) Estructura de la asociación, sistema y funcionamiento de sus órganos.

i) Régimen patrimonial de la asociación.

j) Causas de disolución de la asociación y destino de su patrimonio al producirse aquella.

k) Procedimientos de comunicación de los asociados con los órganos directivos de la asociación y de

estos con aquellos.

l) Situación estatutaria de los Consejeros Nacionales responsables dentro de la asociación.

ll) Declaración expresa de que no se perturbará el ejercicio de las funciones asignadas por estas normas

a los revisores de cuentas.

m) Procedimiento para la reforma de los Estatutos, que seguirá los mismos trámites de su aprobación.

n) Régimen documental de la asociación.

2. Además de los extremos antes mencionados, los estatutos de la Asociación de Acción Política,

podrán regular cualesquiera otros peculiares y lícitos, referentes a la misma o a sus asociados.

Artículo 17. — Las normas estatutarias quedan sometidas al principio de autonomía de la voluntad,

dentro del respeto a los Principios del Movimiento y demás Leyes Fundamentales del Reino, a las

presentes normas que regulan imperativamente el régimen jurídico asociativo del Movimiento, al

Ordenamiento Jurídico General, a la moral y al Orden Público.

TITULO V. —DE LOS DERECHOS Y DEBERES DE LOS ASOCIADOS

Articulo 18. — 1. Todo español con capacidad tiene derecho a ingresar en cualquier asociación de acción

política constituida o en trámites de constitución, previo el cumplimiento de los requisitos establecidos al

efecto. Los Estatutos de las asociaciones de acción política no podrán establecer condiciones que hagan

imposible el ejercicio de este derecho.

2. La delimitación territorial de los fines y actividades de una asociación de acción política, no impedirá

el libre ingreso en la misma de los españoles capaces con arreglo a la Ley, cualquiera que sea su

domicilio o residencia.

3. Contra la negativa de una asociación de acción política a admitir el ingreso de un español con

capacidad, podrá recurrirse ante la Comisión Permanente del Consejo Nacional, la cual, si lo estima

oportuno, podrá elevar al Pleno la disolución de la asociación de acción política.

Articulo 19. — 1. La regulación estatutaria de los derechos y deberes de los asociados no podrá estar en

contradicción con los Principios del Movimiento y demás Leyes Fundamentales del Reino, ni con las

disposiciones legales vigentes.

2. En todo caso los estatutos de las Asociaciones de Acción Política deberán garantizar el pleno respeto a

la libertad de la persona, evitando toda situación de coacción o encuadramiento disciplinario contraria a

aquélla, de conformidad con lo dispuesto en el párrafo 3.° del artículo 2.º de la Ley Orgánica del

Movimiento y su Consejo Nacional.

Artículo 20. — Los Estatutos deberán reconocer a los asociados, como mínimo, los siguientes derechos:

a) Contribuir al cumplimiento de los fines específicos de la asociación.

b) Exigir que las actividades de la asociación se ajusten al cumplimiento de sus fines específicos y se

desenvuelvan dentro de la plena adecuación a los Principios del Movimiento y demás Leyes

Fundamentales del Reino y a las disposiciones aplicables, legales y estatutarias.

c) Separarse libremente de la asociación.

d) Pertenecer a cualquier otra asociación de acción política.

e) Informarse de todas las actividades de la asociación y examinar su documentación.

f) Expresar sus opiniones y manifestar libremente sus discrepancias en el seno de la asociación.

g) Dirigirse a los órganos competentes del Movimiento cuando, agotados los recursos estatutarios

interiores, consideren menoscabados sus derechos o que existe irregularidad en el funcionamiento de la

Asociación.

Articulo 21. — 1. La regulación estatutaria de los deberes de los asociados habrá de especificar

necesariamente la obligación de los mismos de sujetar su actuación a los Principios del Movimiento y

demás Leyes Fundamentales del Reino, bajo sanción de expulsión del asociado que lo incumpla.

2. En ningún caso los deberes impuestos estatutariamente a los asociados y la determinación de las causas

y procedimiento para la pérdida de la condición de asociado, podrán mermar el pleno respeto a la libertad

de la persona, ni suponer situaciones de coacción o encuadramiento disciplinario contrarias a aquélla.

Articulo 22. — En virtud del principio de igualdad, sólo podrán existir una clase de asociados con

identidad de derechos y obligaciones. Será ilícita toda discriminación por razones económicas o de

cualquier otro tipo. No podrán establecerse cuotas de entrada que, hecho, impliquen una discriminación.

TITULO VI. — DE LOS ÓRGANOS DE GOBIERNO DE LAS ASOCIACIONES DE ACCIÓN

POLÍTICA

Articulo 23. — Las asociaciones de acción política estarán regidas por los órganos que determinen sus

Estatutos. Sin embargo, en toda asociación deberá existir una presidencia unipersonal, una Junta de

Gobierno compuesta por un número de miembros no inferior a cinco, ni superior a doce y un tesorero. No

se podrá desempeñar simultáneamente cargo de gobierno en más de una asociación.

Artículo 24. — 1. El procedimiento para determinar las personas que han de integrar los órganos de las

asociaciones, el funcionamiento de estos y la representación de las propias asociaciones frente a terceros,

se regulará en los Estatutos.

2. Todos los titulares de los órganos colegiados están obligados a conocer la actuación de los mismos. No

podrá alargarse como eximente de responsabilidad la falta o ausencia de la reunión en que se tomen los

acuerdos que la originen.

Artículo 26. — 1. La actuación de los órganos de gobierno de las asociaciones de acción política deberá

ajustarse, en todo caso, a los Principios del Movimiento y demás Leyes Fundamentales del Reino, a las

disposiciones legales pertinentes y a lo establecido en los Estatutos de las mismas.

2. Los órganos de gobierno están obligados a facilitar las informaciones que, sobre su actuación,

solicite cualquier asociado y contra la negativa de aquellos cabrá recurso ante la Comisión Permanente

del Consejo Nacional.

3. Cualquier miembro de la asociación estará legitimado para exigir, en la vía que corresponda, la

responsabilidad en que puedan haber incurrido los órganos de la misma; sin embargo, la maliciosa o

temeraria exigencia de responsabilidad, podrá ser causa de pérdida de la condición de asociado.

TITULO VII.— DE LA GARANTÍA Y VIDA DE LAS ASOCIACIONES DE ACCIÓN POLÍTICA

Artículo 27. — 1. En garantía de la personalidad de las asociaciones de acción política, la denominación

de cada una de éstas deberá ser específica y no podrá inducir a confusión con ninguna otra.

2. En ningún caso las asociaciones de acción política podrán usar nombres, distintivos o emblemas

que, de acuerdo con el artículo 3.º de la Ley Orgánica del Movimiento y su Consejo Nacional, son

patrimonio nacional.

3. Quedan, igualmente, prohibidas las denominaciones con significación partidista o contraria a los

Principios del Movimiento y demás Leyes Fundamentales del Reino.

Artículo 28. — 1. El domicilio y todos los locales de las asociaciones de acción política radicarán en

territorio nacional.

2. Los cambios de domicilio y la apertura de otros locales para el desarrollo de las actividades de las

asociaciones de acción política, dentro de sus normas estatutarias, deberán ser autorizados por el

Delegado Nacional de Acción Política y Participación, previa comprobación de que las actividades a que

se van a destinar se ajustan a los fines específicos de la asociación de acción política de que se trate.

3. El domicilio y los demás locales de las asociaciones de acción política estarán abiertos a todos sus

respectivos asociados y a la inspección de la Delegación Nacional de Acción. Política y Participación, la

cual podrá ordenar el cierre de los locales, cuando en ellos se realicen actividades al margen de la Ley o

de los Estatutos.

Artículo 29. — 1. Una vez constituida la asociación de acción política, gozará del derecho de convocar y

reunir a sus miembros en su domicilio social o en cualquiera de sus locales.

2. Esta convocatoria para celebrar una reunión deberá notificarse el mismo día en que se haga, a la

Delegación Provincial de Acción Política y Participación, que podrá asistir a ella por medio de un

representante que designará al efecto.

3. Las reuniones que se celebren sin cumplimentar el trámite prevenido en el párrafo anterior, se

considerarán ilícitas y podrán ser causa de disolución de la asociación de acción política que las celebre.

Artículo 30. — 1. Las actividades de las asociaciones de acción política habrán de ajustarse a las Leyes y

a sus propios Estatutos y no podrán exceder de sus fines específicos.

2. La interposición de personas o entidades para realizar actividades no permitidas, será ilícita y causa de

disolución de las asociaciones de acción política que recurran a ello.

Artículo 31. — 1. Las asociaciones de acción política y sus miembros están obligados a oponerse a los

actos o acuerdos políticos ilícitos de las entidades en que tengan participación, pudiendo incurrir, en otro

caso, en responsabilidad.

2. Las asociaciones de acción política serán responsables por los actos políticos Ilícitos de sus miembros,

a menos que adopten las medidas necesarias para impedirlos o que, una vez conocidos dichos actos,

separen de la asociación al autor.

Artículo 32. — El proselitismo y captación de las asociaciones de acción política se basarán

exclusivamente en el ofrecimiento de sus fines estatutarios. Cualesquiera medios que supongan coacción,

ofrecimiento de encuadramiento disciplinario o que impliquen objetivos ajenos a sus fines específicos o

que sean contrarios a la Ley, a la moral o al orden institucional, serán ilícitos y causa de disolución de las

asociaciones de acción política.

Artículo 33. — 1. Las asociaciones de acción política podrán realizar los actos patrimoniales que requiera

el cumplimiento de sus fines específicos. La realización de actos patrimoniales que exceda de los mismos,

podrá ser considerada causa de disolución de la asociación que los realice y de responsabilidad de quienes

hubiesen intervenido en ellos.

2. La realización de los actos patrimoniales de las asociaciones de acción política, estará a cargo de los

órganos que estatutariamente se determinen.

Artículo 34. — 1. Las asociaciones de acción política legalmente constituidas podrán dirigirse al Consejo

Nacional del Movimiento, en ejecución de los acuerdos válidamente adoptados por las mismas, sobre

materias relacionadas directamente con sus específicos fines estatutarios.

2. El ejercicio de este derecho se ajustará a los siguientes trámites:

a) Los escritos se presentarán al Delegado Nacional de Acción Política y Participación, expresando

con claridad y precisión su objeto, el acuerdo tomado sobre el mismo en el seno de la asociación de

acción política, especificando, en su caso, abstenciones, discrepancias o votos en contra que se

hubieran producido, así como cualesquiera otras circunstancias que hayan afectado al acuerdo de que se

trate y las razones por las cuales se considera que está comprendido dentro de los específicos fines

estatutarios de la asociación.

b) Los escritos irán firmados por los titulares de los órganos de las asociaciones de acción política,

expresamente designados como competentes para ello en los Estatutos de las mismas.

c) Los acuerdos presentados, deberán haberse sometido, previamente, a la consideración de todos los

miembros de las asociaciones, en la forma prevenida en los Estatutos, los cuales deberán garantizar la

posibilidad de que todos los miembros puedan manifestar libremente su opinión sobre aquellos. En el

escrito de presentación se especificarán el procedimiento utilizado a estos efectos.

d) El Delegado Nacional de Acción Política y Participación comprobará el cumplimiento de los

requisitos formales anteriormente expuestos y que el acuerdo se ajusta a la Ley y está directamente

relacionado con los específicos fines estatutarios de las asociaciones de acción política y, en caso

afirmativo, dentro de los quince días naturales siguientes al de la presentación, lo elevará con su informe.

Al Ministro Secretario General del Movimiento, el cual dará traslado a la Comisión Permanente del

Consejo Nacional, dentro de los quince días naturales siguientes a aquél en que lo haya recibido.

e) La Comisión Permanente del Consejo Nacional incluirá en el Orden del día de la primera reunión que

se celebre, los escritos trasladados por el Ministro Secretario General del Movimiento con quince días

naturales de antelación al de su convocatoria.

f) La Comisión Permanente del Consejo Nacional, podrá elevar el escrito e informes producidos, al

Pleno del Consejo Nacional para deliberación.

g) Los resultados de las deliberaciones de la Comisión Permanente o del Pleno del Consejo Nacional,

se comunicarán a la Asociación de Acción Política que haya producido el escrito, a través del Delegado

Nacional de Acción Política y Participación.

h) El Pleno del Consejo Nacional, la Comisión Permanente, el Ministro Secretario General del

Movimiento y el Delegado Nacional de Acción Política y Participación, podrán requerir a las

asociaciones de acción política para que amplíen o aclaren sus escritos, quedando en suspenso los plazos

establecidos en este artículo, hasta que se cumplimenten tales requerimientos.

i) Contra la negativa del Delegado Nacional de Acción Política y Participación, a tramitar cualquier

escrito por incumplimiento de los requisitos establecidos en estas normas, las asociaciones de acción

política podrán dirigirse al Ministro Secretario General del Movimiento, el cual resolverá con carácter

inapelable.

TITULO VIII.-DE LA DOCUMENTACIÓN DE LAS ASOCIACIONES DE ACCIÓN POLÍTICA

Artículo 35. — Los documentos que han de llevar las asociaciones de acción política se regirán por lo

dispuesto en sus Estatutos, pero, como mínimo, comprenderán los libros siguientes: el de registro de

asociados, el de actas y el de contabilidad.

Artículo 36. — En el libro de registro de asociados constarán estos, con sus nombres, apellidos, estado

civil, profesión y domicilio, con especificación de los que desempeñen cargos en la asociación. Se

expresarán, igualmente, las fechas de las altas y bajas, de las tomas de posición y de los ceses.

Articulo 37. — En el libro de actas se reflejarán literalmente los acuerdos y decisiones tomadas por los

órganos de la asociación.

Artículo 38. — 1. La contabilidad se llevará con toda precisión y claridad y reflejará exactamente el

movimiento patrimonial, conservándose los comprobantes de los asientos y operaciones que consten en la

misma.

2. Toda asociación, dentro de los tres primeros meses de cada año, confeccionará su balance al 31 de

diciembre anterior.

Artículo 39. — 1. Todos los libros de las asociaciones de acción política incluidos el de registro de

asociados, el de actas y los de contabilidad, deberán estar diligenciados judicial o notarialmente. Se

llevarán por las personas que determinen los Estatutos y bajo su inmediata responsabilidad, sin blancos,

tachaduras, ni enmendados, salvándose donde corresponda los errores que puedan producirse.

2. Toda la documentación se conservará en el domicilio de la asociación, durante el plazo mínimo de

cinco años, desde el último asiento practicado en ella, y estará a la disposición de los asociados y de los

órganos competentes del Movimiento.

Artículo 40. — 1. Dentro de los tres primeros meses de cada año, y con referencia al ejercicio anterior, las

asociaciones de acción política remitirán al Delegado Nacional de Acción Política y Participación, una

Memoria especificada de las actividades realizadas, su balance al 31 de diciembre y una relación contable

y datada de los medios patrimoniales de todo orden de que dispongan, especificando la procedencia de los

fondos y la aplicación que se les haya dado.

2. Las asociaciones de acción política estarán obligadas a dar explicación documentada sobre cualquier

cuestión que se les solicite por la Delegación Nacional de Acción Política y Participación.

TITULO IX. —DE LA SUSPENSIÓN Y DISOLUCIÓN DE LAS ASOCIACIONES DE ACCIÓN

POLÍTICA

Articulo 41. — El Secretario General del Movimiento, podrá suspender las actividades de una asociación

de acción política, por propia iniciativa, o a propuesta del Delegado Nacional de Acción Política y

Participación, como consecuencia de expediente instruido al efecto, o como medida provisional dentro del

expediente de disolución de la misma.

Artículo 42. — En todo caso, la suspensión de actividades de una asociación de acción política, se

ajustará a los siguientes trámites:

a) El acuerdo de suspensión de actividades deberá especificar las causas y el tiempo de suspensión y se

notificará a la asociación afectada inmediatamente.

b) El acuerdo de suspensión se comunicará a la Comisión Permanente del Consejo Nacional, ante la

cual la asociación afectada podrá alegar lo que estime conveniente, todo ello dentro de los quince días

naturales siguientes al de la notificación a la asociación afectada.

c) La Comisión Permanente del Consejo Nacional, dentro de los noventa días naturales siguientes al de la

finalización del plazo anterior, decidirá lo que proceda, con carácter inapelable.

Artículo 43. — Son causas de disolución de las asociaciones de acción política, además de las previstas

en las presentes normas, las siguientes:

Primera. — La realización por las asociaciones de acción política de actos contrarios a los Principios del

Movimiento y demás Leyes Fundamentales del Reino, al ordenamiento jurídico general, a las presentes

normas sobre el régimen asociativo del Movimiento, a sus propios Estatutos, a la moral o al orden

público.

Segunda. — La realización de actos contrarios a los Principios del Movimiento y demás Leyes

Fundamentales del Reino por alguno de los asociados o por entidades en las que la asociación de acción

política tenga participación, siempre que ésta no haya adoptado las medidas necesarias para evitarlas y

dar de baja al responsable o si se trata de entidades en las que participe la asociación de acción política,

deje de manifestar expresamente su disconformidad y no ejercite las acciones pertinentes para la

impugnación de los actos y exigir las responsabilidades a que hayan dado lugar.

Tercera. — Las causas establecidas en sus propios estatutos.

Artículo 44. — 1. El Delegado Nacional de Acción Política y Participación, de oficio o a instancia de

cualquier asociado, instruirá el oportuno expediente de disolución y lo elevará al Ministro Secretario

General del Movimiento, para que dé traslado a la Comisión Permanente del Consejo Nacional, la cual

decidirá lo que proceda.

2. La tramitación de los expedientes de disolución de las asociaciones de acción política se ajustará a la

regulación general de procedimientos establecida en las presentes normas.

Artículo 45. — Las decisiones de la Comisión Permanente del Consejo Nacional en materia de disolución

de las asociaciones de acción política, podrán ser recurridas ante el Pleno del Consejo, el cual resolverá

con carácter inapelable.

TITULO X.—DE LAS FUNCIONES DE LOS ÓRGANOS DEL MOVIMIENTO EN MATERIA DE

ASOCIACIONES DE ACCIÓN POÜTICA

Artículo 46. — 1, Corresponde a los órganos del Movimiento la competencia sobre el régimen jurídico,

constitución, actividad, suspensión y disolución de las asociaciones de acción política.

2. En todo caso, los órganos del Movimiento, dentro de sus respectivas competencias, velarán por el

cumplimiento de las disposiciones legales aplicables en materia de asociaciones de acción política y por

el respeto a la libertad de la persona en el seno de las mismas.

3. Lo dispuesto en este artículo se entiende sin perjuicios de lo que establece la vigente Ley de Orden

Público.

Artículo 47. — Son funciones de la Secretaría General del Movimiento, que ejercerá a través del

Delegado Nacional de Acción Política y Participación, las siguientes:

1. Defender y tutelar las asociaciones de acción política.

2. Tramitar e informar los expedientes de constitución y disolución de las asociaciones de acción

política.

3. Llevar el registro de asociaciones de acción política.

4. Expedir los certificados de constitución de las asociaciones de acción política.

5. Garantizar en la vida de las asociaciones de acción política la adecuación:

a) de sus estatutos y fines a las normas legales vigentes.

b) de su actuación a lo previsto en sus estatutos y programas.

c) de la utilización de los medios de comunicación social al exclusivo cumplimiento de sus fines y

programas.

6. Asesorar a las asociaciones de acción política que lo soliciten.

7. Amparar el derecho de todas y cada una de las asociaciones de acción política, sin lesión para las

demás, sus miembros y la Sociedad.

8. Amparar los derechos de los asociados, cuando se solicite del Delegado la garantía de los mismos.

9. Servir de relación inmediata entre los órganos del Movimiento y las asociaciones de acción política.

10. Informar a los órganos competentes del desarrollo y actividades de las asociaciones de acción

política.

11. Elaborar una memoria-informe anual de las actividades de las asociaciones de acción política, para

su presentación al Consejo Nacional y al Gobierno.

12. Cualesquiera otras funciones previstas en estas normas o que en lo sucesivo se le

encomienden en virtud de disposiciones legales o por decisión de los órganos competentes.

Artículo 48. — Corresponde a la Comisión Permanente del Consejo Nacional:

1.º Decidir sobre las solicitudes de constitución y sobre los expedientes de disolución de Asociaciones de

Acción política en los términos establecidos en las presentes normas.

2.º Elevar al Pleno del Consejo Nacional, informadas, las solicitudes de constitución de asociaciones de

acción política a las que considere no procede acceder.

3.º Resolver las reclamaciones y recursos que se eleven a la misma por las asociaciones o los asociados,

en el ejercicio de los derechos que les correspondan, de acuerdo y por los trámites previstos en las

presentes normas.

4.° Nombrar los revisores de las cuentas de las asociaciones de acción política y exigir a estos y a los

Consejeros Nacionales garantes de la asociación, el cumplimiento de sus funciones y velar para que las

asociaciones hagan posible tal cumplimiento.

5.º Cuidar del más estricto cumplimiento de las presentes normas y de las directrices dictadas por el

Consejo Nacional en esta materia, por parte de la Secretaría General del Movimiento, las asociaciones y

los asociados.

6.º Estimular la participación auténtica y eficaz de la opinión pública en las tareas políticas a través del

cauce asociativo y sin perjuicio para los demás cauces reconocidos en nuestro sistema institucional.

7.º Velar para que la actuación política de las asociaciones se adecue a sus estatutos y programas.

8.º Asegurar que el vínculo asociativo no suponga en ningún caso encuadramiento disciplinario

atentatorio a la libertad esencial de la persona.

9.º Amparar el derecho de todas y cada una de las asociaciones en el cumplimiento de sus fines.

10. Cualesquiera otras funciones encomendadas por el Pleno del Consejo Nacional.

Artículo 49. — Corresponde al Pleno del Consejo Nacional las más altas funciones en materia de

asociaciones de acción política, dictando las directrices que estime oportunas al efecto y resolviendo en

última instancia, y con carácter inapelable, todas las cuestiones y recursos sometidos al mismo, por los

trámites correspondientes.

TITULO XI. - DE LOS REVISORES DE CUENTAS Y DE LOS CONSEJEROS NACIONALES

GARANTES DE LAS ASOCIACIONES DE ACCIÓN POLÍTICA

Artículo 50. — 1. El examen de las cuentas de las asociaciones de acción política corresponde a la

Comisión Permanente del Consejo Nacional.

2. A tales efectos, la Comisión Permanente del Consejo Nacional podrá nombrar en cualquier momento

los revisores que estimen oportunos para cada asociación de acción política, entre personas de probada

competencia, honorabilidad e independencia. Los nombramientos no podrán tener carácter permanente, ni

su función podrá ser remunerada con cargo a las propias asociaciones.

Artículo 51. — 1. Los revisores, efectuando el estudio de las cuentas de una asociación de acción política,

elevarán dictamen a la Comisión Permanente del Consejo Nacional, señalando si procede aprobarlas o, en

su caso, los defectos y anomalías que hubiesen encontrado.

2. La Comisión Permanente del Consejo Nacional a la vista del dictamen de los revisores, tomará la

resolución que proceda, que podrá llegar, incluso, a la disolución de la asociación de acción política y

pasar el tanto de culpa a los Tribunales Competentes.

3. Contra las decisiones de la Comisión Permanente del Consejo Nacional por las que se acuerde no

aprobar las cuentas de las asociaciones de acción política y las consecuencias de ello, cabe recurso al

Pleno del Consejo Nacional, cuyas resoluciones serán inapelables. Los recursos interpuestos no

suspenderán la actuación, en su caso, de los Tribunales Competentes a los que se haya remitido el tanto

de culpa por las irregularidades cometidas.

Artículo 52. — Las cláusulas estatutarias sobre los revisores de las asociaciones de acción política,

tendrán por objeto coordinar la actuación de aquellos con la marcha normal de éstas, pero no se podrá

perturbar el ejercicio de las funciones de los revisores.

Artículo 53. — 1. Cada asociación de acción política deberá designar en la forma establecida en sus

estatutos, cinco Consejeros Nacionales garantes, que podrán ser los mismos que intervengan las

actividades de las Comisiones Organizadoras; pero no pudiendo serlo en más de tres asociaciones.

2. Los Consejeros Nacionales garantes, una vez que hayan aceptado su designación, garantizarán ante el

Consejo Nacional el cumplimiento por parte de las asociaciones de las presentes normas y demás

disposiciones aplicables en materia de asociaciones de acción política.

3. Igualmente, los Consejeros Nacionales garantes, velarán por la naturaleza e independencia de la

asociación de acción política dentro de su régimen estatutario y por la defensa de aquélla y del más

exacto cumplimiento de sus fines y estatutos.

Artículo 54. — 1. Los Estatutos de las asociaciones de acción política regularán la posición de los

Consejeros Nacionales garantes dentro de ellas, de forma tal que hagan posible el más cabal

cumplimiento de sus funciones.

2. Si algún Consejero Nacional garante de una aso elación cesase por cualquier causa, ésta deberá ponerlo

en conocimiento de la Comisión Permanente del Consejo Nacional dentro de los cinco días naturales

siguientes al cese, y, dentro de los treinta días naturales siguientes al repetido cese, deberá proceder a

nombrar y dar posesión a un nuevo Consejero Nacional garante o solicitar de la Comisión Permanente

que lo nombre de oficio. La Comisión Permanente del Consejo Nacional podrá acordar la disolución de

las asociaciones que incumplan las obligaciones aquí establecidas, siendo recurrible esta decisión ante el

Pleno del Consejo Nacional que resolverá con carácter inapelable.

Artículo 55. — 1. Corresponde a la Comisión Permanente del Consejo Nacional, exigir a los Consejeros

Nacionales garantes, el más estricto cumplimiento de sus funciones y las responsabilidades en que pueda

haber incurrido, en caso contrario.

2. Contra las decisiones de la Comisión Permanente del Consejo Nacional, podrá interponerse recurso

ante el Pleno del Consejo Nacional, el cual resolverá con carácter inapelable.

TÍTULO XII. —DEL PROCEDIMIENTO Y DE LOS RECURSOS EN GENERAL

Artículo 56. — 1. Las reclamaciones de todo género se presentarán, por escrito, acompañadas de los

documentos y pruebas pertinentes.

2. La presentación se verificará donde proceda, entre las diez y trece horas de cualquier día hábil. Si el

día de vencimiento de un término fuese inhábil, la presentación se realizará en el primer día hábil

siguiente.

3. Todos los plazos y términos establecidos por días, se entenderán referidos a días naturales, sin

perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior.

Artículo 57. — 1. Corresponde a la Delegación Nacional de Acción Política y Participación, recibir las

reclamaciones y escritos de todo género y practicar las pruebas propuestas y que sean pertinentes y las

que considere necesarias para el esclarecimiento de los hechos.

2. Dentro de los sesenta días naturales siguientes al de la presentación de cualquier escrito o reclamación,

el Delegado Nacional de Acción Política y Participación decidirá lo que proceda o, en su caso, elevará el

expediente con las actuaciones prácticas al Ministro Secretario General del Movimiento o, a través de

éste, a la Comisión Permanente del Consejo Nacional, según corresponda, para resolución.

Artículo 58. — 1. Contra las resoluciones del Delegado Nacional de Acción Política y Participación que

pongan término a una reclamación o expediente, cabe recurso ante el Ministro Secretario General, contra

las resoluciones de éste, cabe recurso ante la Comisión Permanente del Consejo Nacional y contra las de

este órgano no podrá recurrirse ante el Pleno del mismo. Las decisiones del Pleno del Consejo Nacional

no son susceptibles de recurso alguno, ni administrativo, ni jurisdiccional.

2. Todos los recursos se interpondrán ante el órgano que corresponda dentro de los quince días naturales

siguientes al de la notificación del acto o resolución recurrida.

Articulo 59. — 1.El órgano que entienda de los recursos interpuestos, podrá acordar la práctica de las

diligencias probatorias propuestas en forma y que. por cualquier causa, no hayan sido practicadas;

igualmente podrá acordar la práctica de las pruebas que estime pertinentes, como diligencias para mejor

proveer.

2. La práctica de diligencias probatorias propuestas y no practicadas o para mejor proveer, supondrá

siempre, mientras se realiza, la suspensión del término para dictar resolución. El plazo para la práctica de

las diligencias probatorias no podrá exceder de 60 días naturales, transcurridos los cuales, comenzará a

contarse de nuevo el término para dictar resolución.

Artículo 60. — 1. Toda reclamación o recurso serán resueltos expresamente mediante escrito motivado.

Transcurridos los términos para dictar resolución, sin haberse producido, podrá acudirse en queja ante el

Órgano Superior competente.

2. El plazo para dictar resoluciones en los recursos interpuestos ante el Ministro Secretario General, será

de sesenta días naturales desde su interposición.

3. La Comisión Permanente y el Pleno del Consejo Nacional resolverán los recursos en la primera

reunión que celebren, siempre que aquellos se hayan presentado treinta días antes de su convocatoria. En

cualquier caso tanto la Comisión Permanente como el Pleno del Consejo Nacional, podrán acordar deferir

la resolución de un recurso, para su mejor estudio, a una reunión ulterior, que habrá de celebrarse, como

máximo, dentro de los 180 días naturales siguientes al de la fecha de la reunión en que se tome este

acuerdo.

Articulo 61. — 1. Una vez notificadas y firmes las resoluciones, serán ejecutadas por la Secretaría

General del Movimiento a través de la Delegación Nacional de Acción Política y Participación.

2. Los Órganos que entiendan de las reclamaciones o recursos presentados, podrán, en cualquier

momento, acordar la práctica de las medidas pertinentes para garantizar lo ejecución de la resolución.

que, en su caso, pueda recaer. Contra este acuerdo sólo cabrá recurrir en queja dentro de los cinco días

naturales siguientes a su notificación ante el Órgano Jerárquico inmediatamente superior, sin que contra la

decisión de éste quepa recurso alguno y exceptuándose los acuerdos tomados por el Pleno del Consejo

Nacional, los cuales no serán recurribles.

Articulo 62. — Lo dispuesto en este Título se entiende sin perjuicio de otros procedimientos especiales

regulados en las presentes normas.

 

< Volver