Proyecto sobre montes públicos. 
 Los vecinos participarán de las rentas forestales líquidas     
 
 Informaciones.    24/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

PROYECTO SOBRE MONTES PÚBLICOS

Los vecinos participarán de las rentas forestales líquidas

MADRID, 24 (INFORMACIONES).

EL Instituto para la Conservación de la Naturaleza (ICONA), ha ultimado el borrador del

proyecto de ley de vinculación vecinal a los montes públicos, al cual ha tenido acceso.

INFORMACIONES.

Según fuentes del propio organismo, se habla únicamente en el articulado de este borrador sobre los

montea públicos, ya que la Administración no prevé ninguna normativa sobre los privados, y por otra

parte, tampoco es aconsejable extenderlo a las propiedades de las Corporaciones, aunque se presume que

al amparo de esta ley surjan medidas locales similares.

El texto de este borrador está dividido en cinco artículos, dos disposiciones transitorias y dos finales, por

las cuales se especifica que la ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el «Boletín Oficial

del Estado», al tiempo que se derogan cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo

dispuesto en esta ley.

Los vecinos de los núcleos de población, estén o no constituidos en entidades locales menores, con

terrenos circundantes en los que existan montes de utilidad pública y que reúnan las características que se

detallan en esta ley, tendrán el derecho a percibir hasta un 20 por 100, en metálico, de las rentas dinerarias

que produzcan los aprovechamientos que se realicen en tales montes.

Igualmente gozarán del mismo derecho los habitantes de los términos municipales en los que por ser de

escasa superficie o tener un bajo nivel de población, no existan otros núcleos vecinales que el

que constituye la capitalidad del municipio.

El derecho que se reconoce al percibo de hasta el 20 por 100 de las rentas dinerarias líquidas,

corresponderá del mismo modo a los vecinos de aquellos núcleos rurales que aun no perteneciendo al

término municipal en que radique el monte de utilidad pública, estén sus habitantes vinculados a la

gestión y aprovechamiento del mismo.

Los núcleos rurales referidos deberán reunir las características siguientes:

• La renta «per capita» de sus habitantes será inferior a la del promedio provincial.

• Que la tasa de emigración en el último decenio haya sido superior a la del promedio provincial.

• Que la percepción del 20 por 100 de las rentas dinerarias líquidas citadas en el artículo 1º, signifique

a cada vecino un aumento apreciable de su renta «per capita».

La Comisión Provincial de Montes procederá, con asesoramientos que considere necesarios, a

confeccionar, en el plazo máximo de tres años a partir de la entrada en vigor de esta ley, relación de los

núcleos rurales que reúnan las. características citadas con anterioridad. A dicha relación podrán

incorporarse posteriormente cuantos núcleos lo soliciten y estime la comisión deban incluirse.

Los núcleos rurales que figuren en la antedicha relación se agruparán según que los montes afectados

sean de la pertenencia de entidades locales o al Estado y estén adscritos al ICONA.

Una vez confeccionada la relación, será la Comisión Provincial de Montes quien acuerde un período de

información pública y dará audiencia a las entidades afectadas, y que podrá ser recurrida en alzada ante el

ministro de la Gobernación.

Una vez firme la resolución expresada, se procederá por el Ayuntamiento afectado a redactar y tramitar la

Ordenanza que regule la participación de los vecinos en los aprovechamientos en los montes de utilidad

pública. Para ello se seguirá el procedimiento establecido en la legislación de Administración local, y será

aprobada por el ministro de la Gobernación, previo dictamen del Consejo de Estado.

La Ordenanza, antes de ser elevada al Ministerio de la Gobernación, será sometida a informe de la entidad

propietaria del predio, cuando ésta no radique en el término municipal en que esté situado el monte.

En las ordenanzas que se establezcan de acuerdo con lo anteriormente articulado, deberán recogerse las

condiciones que garanticen:

• El arraigo de los vecinos al núcleo afectado.

• La permanencia de la residencia de los vecinos y el tener casa abierta en el núcleo.

• La adquisición del derecho a la percepción de los beneficios de esta ley por forasteros que fijen su

residencia en el núcleo.

Asimismo determinarán las cuotas que en cada caso corresponda a los vecinos, según sean o no casados.

En los presupuestos generales del Estado se consignarán las cantidades necesarias para compensar a las

diferentes entidades propietarias de montes de utilidad pública afectados por esta ley, de las rentas

dejadas de percibir como consecuencia de lo dispuesto en la primera parte de este texto.

 

< Volver