Relaciones Exteriores. 
 Nueva entrevista entre Cortina Mauri y Kissinger  :   
 La situación actual española no ha influido para nada en las negociaciones (McCloskey). 
 ABC.    02/10/1975.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

ABC. JUEVES 2 DE OCTUBRE DE 1975 PAG. 15.

RELACIONES EXTERIORES

NUEVA ENTREVISTA ENTRE CORTINA MAURI Y KISSINGER

"La situación actual española no ha influido para nada en las negociaciones" (McCloskey)

Nueva York, 1. (Efe.) En una nueva-entrevista entre el ministro español de Asuntos Exteriores, don Pedro

Cortina Mauri, y el secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger. se avanzó un paso más en las

negociaciones para la conclusión de un nuevo Acuerdo definitivo entre ambos países.

La entrevista, que se celebró en el Astoria Tower de esta ciudad, duró una hora y veinte minutos. A la

salida, hablando a los periodistas, Cortina Mauri anunció que próximamente se celebraría una nueva

entrevista, pero, dijo, que no podía precisar todavía lugar y fecha.

«Estas son negociaciones serlas», dijo el ministro español al partir en su automóvil. Por su parte, el

portavoz del Departamento de Estado. Robert Anderson, dijo que ambos ministros habían trabajado

seriamente por la conclusión de un nuevo Acuerdo y que en las «buenas discusiones» de hoy se había

avanzado apreciablemente en sentar las bases del mismo.

El portavoz norteamericano reiteró que ambas partes confiaban en alcanzar acuerdo, y como muestra de

los esfuerzos y de la labor que venían haciendo para ello, citó el que en apenas ocho días ambos ministros

se habían reunido ya tres veces en largas sesiones de discusión.

A las preguntas de los reporteros de si la actualidad internacional con relación a España había figurado en

las discusiones, el portavoz norteamericano dijo que la situación fue discutida, pero sin entrar para nada

en el contexto de las negociaciones por el Acuerdo.

Al Insistir un corresponsal en si la actualidad había tenido Influencia alguna en demora o dificultades

eventuales de la discusión, Robert Anderson contestó rotundamente: «No. La situación no ha influido

para nada en las negociaciones.»

A las negociaciones asistieron, además le Cortina Mauri y Kissinger, el embajador español en

Washington, don Jaime Alba, y el embajador «volante» norteamericano. Robert McCloskey.

CIERRE DE LA ESTACIÓN ESPACIAL DE MASPALOMAS

«Dispuesto y realizado el cierre de la Estación Espacial de Gran Canaria, NASA., situada en Maspalomas,

se pone en general conocimiento, a fin de que por aquellas personas o entidades que tengan asuntos de

cualquier clase pendientes de resolución con la misma, lo notifiquen a esta oficina.»

Este anuncio, del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial Esteban Terradas, en Las Palmas de Gras

Canaria, aparece publicado en el «Boletín Oficial del Estado» y concede al efecto un plazo de noventa

días, a partir de! cual no será atendida ninguna reclamación, por cerrarse también la citada oficina.

«LA POBLACIÓN GIBRATAREÑA NO TIENE RAIGAMBRE HISTÓRICA»

(PINTES)

Naciones unidas. 1. (Efe.) Saliendo al paso de una intervención británica sobre Gibraltar. el embajador

español ante la O. N. U., don Jaime de Piniés, precisó que la autodeterminación de una población

autóctona como la del Sahara no puede en modo alguno aplicarse a la población «prefabricada» y a los

servidores de una base militar como la de Gibraltar.

El Incidente se produjo en la Sesión Plenaria de la Asamblea General, cuando el representante británico.

Ivor Richard, hizo uso del derecho de réplica para aplicar el concepto de «autodeterminación» —

mencionado por el ministro español en su anterior discurso exclusivamente a propósito del Sahara

español— al caso de Gibraltar. Ivor Richard dijo que no conocía mejor manera de aplicar la

autodeterminación que la de consultar con los habitantes. En este caso los de Gibraltar.

Pero Jaime de Piniés, el representante español, reiterando una doctrina bien conocida, rebatió el carácter

de población que los británicos quieren atribuir a la gibraltareña «La población radicada en Gibraltar

carece de raigambre histórica, ha sido llevada allí, bien para asegurar el dominio británico, bien para

servir a la base militar de la Roca.»

 

< Volver