Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
 Tras el reciente motín. 
 Barcelona: Reclusos de la cárcel Modelo, trasladados a Teruel, Huesca y Lérida     
 
 Informaciones.    01/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

TRAS EL RECIENTE MOTÍN

Barcelona: Reclusos de la cárcel Modelo, trasladados a Teruel, Huesca y Lérida

Por Margarita SAENZ-DIEZ

BARCELONA, 1

AYER comenzó la distribución de presos de la cárcel Modelo por distintos centros -penitenciarios

españoles. Para Teruel salieron 40, de los que se alojaban en la sexta galería, es decir, los más jóvenes;

20, fueron trasladados a Lérida, y 11, a Huesca. Aunque los motivos oficiales de la medida radican en la

necesidad de reducir el número de reclusos, dado el elevado número de celdas dañadas, no se descarta que

los nombres hayan sido elegidos cuidadosamente, a fin de evitar nuevos actos de indisciplina.

La lista -de los presos trasladados fue colgada de un árbol de la calle Entenza, para que los familiares de

los encarcelados que se encontraban montando guardia frente a la puerta de entrada de la prisión pudieran

conocer la suerte de los suyos. Por la mañana, como ya anunció INFORMACIONES ayer, había llegado

de Madrid el director general de Instituciones Penitenciarias, don José Moreno Moreno, quien a poco de

entrar en el recinto dio la orden de que se inicien las obras de reparación de inmediato. En mes y medio

deberán quedar restauradas 285 celdas, de un total de 600, que fueron gravemente dañadas por el fuego.

De hecho, tal como ha ´ quedado el interior del edificio, sólo es posible albergar, en las condiciones de

habitabilidad anteriores al motin, a 250 presos, y el número tota! de rerlusos se eleva a 1.000.

NUEVA VERSIÓN DEL MOTÍN

Tras la primera versión del comienzo de la revuelta, ha surgido una segunda, proporcionada en esta

ocasión por el abogado de algunos de ios presos y ex secretario general del Partido Socialista Popular

Catalán, don Xavier Nart

Según ha indicado e¡ señor Nart. uno de los reclusos, armado con un palo, se dirigió a la garita central de

vigilancia, cuyos cristales rompió, con la intención de golpear a los tres funcionarios de la prisión que se

hallaban en su interior. Dos de ellos huyeron rápidamente, pero un tercero se enfrentó al preso, que

recibió un fuerte golpe, mientras otros dos se abalanzaron sobre él. En este momento comenzó el motín.

Un grupo de presos se dirigió a la galería donde, aislados, estaban los reclusos fascistas, con el propósito

de lincharles y quemarlos vivos, para lo que amontonaron colchonetas, a las que prendieron fuego ante la

celda, cuya puerta fue forzada. Estos se defendieron colocando los somiers ante las puertas. Entonces los

reclusos Manuel López Peláez Juan Manuel Valiente Sánchez, Rafael Edo Berto-lin y Manuel Pintor

Gimeno, de la C.O.P.E.L., se interpusieron entre unos y otros, manifestando que ellos no se manchaban

de sangre, y armados con una barra lograron impedir que los amotinados consiguieran su propósito.

Cabe señalar, asimismo, que la C.O.P.E.L. ha destacado explícitamente el correcto comportamiento de la

fuerza pública, que impidió que los presos fueran represaliados por los funcionarios, versión que ratifica

lo publicado ayer por INFORMACIONES. No obstante, la C.O.P.E.L. no descarta la posibilidad de que

algunos de los trasladados sean internados en centros disciplinarios.

1 de noviembre de 1977

 

< Volver