Autor: Jiménez, Guillermo. 
   Sesenta reclusos se amotinaron en la prisión de Málaga     
 
 Ya.    17/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SUCESOS

17-IX-77

SESENTA RECLUSOS Sí AMOTINARON EN LA PRISIÓN DE MALAGA

Dos presos y un policía resultaron heridos leves en los enfrentamientos

Los daños producidos en la prisión son numerosos, pero no importantes

MALAGA (De nuestro corresponsal, Guillermo Jiménez.)

Poco después de las diez de la mañana de ayer se produjo en la prisión provincial de Málaga un motín en

el que tomaron parte unos 60 reclusos de los 426 que en el día de la fecha se encontraban cumpliendo

condenas diversas, sin que entre los citados hubiera ni uno sólo por motivos políticos.

Al tiempo que prendían fuego a los colchones de goma-espuma de los dormitorios, unos 40 amotinados

subieron a los tejados del edificio, desde donde profirieron gritos entre ellos "libertad y amnistía". Desde

los puestos que ocupaban lanzaron al patio de la prisión y calles adyacentes tejas y otros materiales de

construcción que arrancaron del tejado. Como quiera que la prisión se encuentra en un lugar bastante

habitado, con viviendas (fe tipo social casi todas, a los pocos minutos de iniciarse el motín se fueron

agolpando personas, llegando a calcularse en varios millares las que se concentraron un rato despojes.

Ante la actitud de loa reclusos, hicieron acto de presencia las fuerzas antidisturbios de la Policía Armada,

que hubieron de intervenir para reducir a los amotinados. Se emplearon balas de goma y botes de humo.

En la refriega resultaron heridos dos presos y un policía armado, los tres de carácter leve. Sobre la una y

media de la tarde, es decir, unas tres horas después de comenzado el motín, los reclusos depusieron su

actitud.

Cuando las fuerzas antidisturbios terminaron su misión abandonaron lo» alrededores de la prisión para

volver al acuartelamiento. Minutos después fueron llamados de nuevo, pero esta vez para intervenir sobre

algunos individuos que desde el exterior estaban apedreando a los policías de guardia en garitas y puerta

de entrada.

El director de la prisión recibió después a los periodistas relatando cómo se había producido y resuelto «1

caso. Dijo que ee incoarían los expedientes disciplinarios previstos para estos casos, pero que no se

tomarían represalias de ninguna clase. Solamente se aplicaría el reglamento a rajatabla.

Al ser preguntado sobre los malos tratos que recibían los reclusos, el director de la prisión dijo que no era

cierto y que sólo se aplicaba el reglamento.

Loa daños causados por los amotinados tanto en el interior como en el exterior de la prisión son

numerosos, pero no importantes.

 

< Volver