Respuesta al nuevo Reglamento de Prisiones. 
 Copel: La reforma penitenciaria persigue dividirnos     
 
 Diario 16.    03/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Respuesta al nuevo Reglamento de Prisiones

Copel: La reforma penitenciaría persigue dividirnos

El verano ha sido caliente en las cárceles españolas. Mientras la Dirección General de Instituciones

Penitenciarias conseguía sacar ayer el nuevo Reglamento de Prisiones —su texto ya es letra impresa en el

"Boletín Oficial del Estado"— la Coordinadora de Presos en Lucha (COPEL), en un comunicado

facilitado a D16, hacía patente su disconformidad con las nuevas normas.

Por otra parte, diversos partidos políticos de las localidades madrileñas de Coslada y San Fernando

hicieron público también un comunicado denunciando las torturas a que fue sometido el militante del

Partido del Trabajo de España (PTE), Jesús García López, "que fue interrogado por el tristemente célebre

Conesa, junto con tres policías y el inspector Antonio "El Pelos", de la Brigada de Operaciones".

MADRID, 3 (D16).—"La reciente reforma del Reglamento de Prisiones sólo tiene un claro objetivo:

dividir a los presos, fomentar el chivateo, la insolidaridad y ocultar así la realidad de las prisiones",

declararon a D16 diversos reclusos, miembros de COPEL, tras la entrada en vigor ayer del nuevo

refilamento penitenciario.

"Estas manifestaciones —continuaron los comunicantes— las hacemos en base al análisis crítico de la

modificación del Reglamento Penitenciario."

Pura fachada

Los reclusos calificaron de "fachada" la reciente reforma, mientras "los problemas de fondo permanecen

sin obtener una solución adecuada".

Afirman, asimismo, que el concepto "rehabilitación social" les recuerdan los mejores tiempos de la

demagogia franquista y que no por ello olvidan los años antenotes pasados en prisión. "Durante este

tiempo —confiesan— se nos ha demos irado el vacío de este intente de rehabilitación con que insisten de

nuevo. Como si las torturas, la explotación y la marginación no hubieran de teñirse en cuenta."

A! referirse a la clasificación de los internos por grados, coinciden en que es nn arma eficaz para fomentar

la incomunicación y motivar el desinterés de la ludia de los presos por sus reivindicaciones.

Sigue la lucha

"Pese a esta tímida reforma —dijeron—, conseguida mediante el esfuerzo de todos los presos,

manifestamos que el vínico camino es el de la lucha. De esta forma conseguiremos una auténtica y

profunda reforma del sistema penitenciario."

Insinúan algunos de los presos que las recompensas (permisos de fin de semana, intimidad en las visitas

familiares...) lo que pretenden es facilitar no sólo la sumisión sino el colaboracionismo de algunos.

"Trataremos, no obstante, de evitar que se produzca este posible aumento de chivatos y, por supuesto,

boicotearemos a todos los colaboradores, al tiempo que exigiremos la supresión del beneficio de

redención discriminatoria."

Como a bestias

"Nos tratan peor que a bestias salvajes", manifestaron distintos presos de la cárcel de Córdoba.

"Somos una treintena fie reclusos —dijeron a D16— trasladados después del motín de Carabanchel a la

prisión de Córdoba. Una vez en este penal y ante la lamentable situación en que se halla, hemos luchado

por nuestros derechos y por mejorar sus condiciones de vida. A nuestra pretensión ha respondido la

dirección de la cárcel injuriándonos y calumniándonos públicamente. Se nos ha provocado e, incluso, nos

dijeron que habíamos recibido nuestro merecido."

Cuentan los reclusos que les trasladaron a distintos departamentos, siempre a punta de metralleta, sin

ningún motivo Justificatorio, y que a algunos de ellos, que estaban heridos, se les había negado asistencia

médica.

Córdoba: Todos en huelga

En el penal de Córdoba, todos los reclusos están en huelga de trabajo. Los veinticuatro miembros de

COPEL, que el jueves habían abandonado el hospital —a petición propia—, ingresaron ayer de nuevo en

el centro clínico, al parecer, por decisión de los médicos del penal.

Diversos reclusos manifestaron a sus abogados que el hospital estaba prácticamente tomado por las

Fuerzas del Orden. El pasado día 25 un capitán de la Policía causó lesiones al recluso García Gil.

"Las fricciones entre la Policía y los médicos son continuas —manifestaron a D16 fuentes próximas a los

familiares de los reclusos— y se da el caso de que alguno de los internados estaba sujeto con esposas a la

cama."

Ayer un inspector general de Prisiones presidió en el penal de Córdoba la Junta de Régimen, en la que se

trató el tema de las nuevas sanciones a los huelguistas. También mantuvo una entrevista con tres

miembros de la COPEL.

El pasado domingo los miembros de la coordinadora que habían sido trasladados desde la prisión de

Carabanchel recibieron la notificación de los cuarenta días de sanción, "por falta muy grave, por instigar a

actos tumultuosos, exteriorizaciones subversivas y desórdenes graves, mediante auto-lesiones, asi como

por la emisión de voces y gritos dirigidos al resto de la población interna".

En el penal cordobés, 27 reclusos de COPEL, están en celdas de castigo, así como diversos miembros del

RAPO y FRAP. Otros cien comunes están en situación de "celular".

"El director —manifestó un abogado cordobés— tiene enfrentados a los funcionarios. Su actitud es de

provocación continua. Los penalistas madrileños Manuel Hernández Rodero y María del Rosario Macho

Ortiz también han presentado tres denuncias contra él porque tres veces consecutivas les negó la

comunicación con sus defendidos. El Colegio de Abogados de Madrid, según acuerdo de su última Junta

extraordinaria, asistirá a las actuaciones Judiciales contra el director de este penal.

 

< Volver