Sevilla: se negó a pagar una multa. 
 Arquitecto municipal en prisón por insultar a un policía     
 
 Diario 16.    05/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Arquitecto municipal en prisión por insultar a un policía

SEVILLA. 5 (Corresponsal D16).—El arquitecto municipal Alfonso Rodríguez Macías ingresó el pasado

viernes en prisión, después que el agente Montes, de la Policía Municipal, lo denunciara al Juzgado de

guardia por haberle insultado y provocado en la Comandancia de la Policía Municipal, al no querer pagar

una sanción de tráfico.

El arquitecto Rodríguez Macías —que es hijo político del general Manuel Luengo, presidente de la

Federación Andaluza de Fútbol— se encontraba en las dependencias de la Comandancia acompañado del

también arquitecto Espiau Eixaguirre, tratando de que le fuera levantada a éste una sanción de tráfico por

estacionamiento indebido de su automóvil, que había sido retirado por la grúa. Al no encontrarse en el

edificio el segundo jefe, Calvan Gallardo, del cual pretendía conseguir la anulación de la sanción, el

arquitecto municipal salió, volviendo a entrar momentos después.

En esta ocasión le fue exigida la presentación de su documentación, que no llevaba encima, por lo que el

agente Montes le invitó a abandonar la comandancia. En ese momento, el arquitecto municipal —de la

oficina de Urbanismo del Ayuntamiento— comenzó a insultar al policía, haciendo ostentación de su

cargo público para intimidarlo. Fue reducido en su indignación por varios agentes más, que

posteriormente lo acompañaron al Juzgado de guardia, de donde —tras prestar declaración— pasó a la

cárcel.

Un agente que observó los hechos comentaba a D16 que es bastante frecuente que a las autoridades les

sean anuladas las multas de trafico por sus amistades con los Jefes. "Pero hay algunos que no se dan

cuenta —dice el agente, de la Policía Municipal— que las cosas han cambiado y que una cosa es que

gocen de ciertos privilegios y otra muy distinta que insulten a los guardias. Son estos funcionarios de la

Administración pública, acostumbrados a los moldes franquistas los primeros que deberían dar ejemplo

de seriedad y respeto a la Fuerza pública", añadió.

 

< Volver