Otros tres excarcelados  :   
 Al llegar a Madrid convocaron una rueda de prensa. 
 Ya.    01/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

OTROS TRES EXCARCELADOS

Al llegar a Madrid convocaron uno rueda de prensa

Ayer, después del recibimiento por parte de unas doscientas personas en la estación de Atocha a Carmelo

Garitaonandía Garnacho, se convocó una rueda do prensa, con la presencia del propio Carmelo y de

Julián Arregui Echave, que se encontraba en la prisión de Jaén. Carmelo hizo hincapié en que es

necesario que todos los presos políticos salgan de las cárceles, así como la vuelta de todos los exiliados

políticos; se refirió a la cárcel de Córdoba, donde estaba cumpliendo condena después de haber sido

detenido tras la fuga de la cárcel de Segovia, donde se habían tomado las medidas de indulto y amnistía

con cierta indignación, porque aunque se espera que once reclusos salgan a la calle, cinco presos políticos

no se verán beneficiados por la amnistía. Ello dependería de un acto de gracia.

Asimismo se refirió a las condiciones de vida en la prisión de Córdoba, que ha experimentado

ciertas mejorías, como es el hecho de que han disminuido las diecinueve horas de permanencia

en celdas y la autorización de estar en las celdas más de una persona. Los nuevos excarcelados en

¡a noche del miércoles fueron Eneko Montalbo Aizpurúa, de Zarauz, soltero, estudiante, detenido en el

año 1975, y José María Querejeta Aldalur, de Villareal de Urrechua (Guipúzcoa), de veintidós

años, soltero, calderero y detenido en abril de 1975, de la prisión de Carabanchel, y Joseba

Berasategui Azpiola, natural de Legaxpia, de veintiséis años, soltero, ajustador, de la cárcel de

Córdoba. Por otra parte, se esperaba la salida para ayer de Iñaki Biar, Patxi Joka, José Ibarguti y

Andoni Bedialauneta, que se encuentran en las cárceles de Cacares, El Puerto de Santa María y

Zamora, pero a últimas horas de la mañana del día de ayer, en medios de abogados Be descartaba la

posibilidad de la puesta en libertad cíe estos presos porque no se cursaron los telegramas con la orden de

libertad.

 

< Volver