Autor: Martín Arrosagaray, Marcelino. 
 El gobierno laborista británico, inflexible. 
 No habrá amnistía en el Ulster  :   
 Los presos políticos cumplirán sus condenas. 
 El Alcázar.    31/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El gobierno laborista británico, inflexible

Los presos políticos cumplirán sus condenas

LONDRES, (Marcelino Martín Arrosagaray, exclusiva para EL ALCÁZAR).—No hay la menor

esperanza de amnistía para los presos políticos de Irlanda del Norte. El ministro laborista encargado de

los asuntos del Ulster, Rey Masón, acaba de pronunciar un severo discurso ante fuerzas de seguridad de la

zona en el que dijo que los presos que siguen protestando contra la suspensión del "status político" que

disfrutaban antes del pasado 1 de marzo, no deben esperar de las autoridades británicas ninguna muestra

de flexibilidad.

Por el contrario, tendrán que cumplir todos y cada uno de los días de cárcel a que fueron condenados,

incluidos los de remisión de condena, suspendidos por su negativa a plegarse ante los nuevos reglamentos

penitenciarios.

Masón desplegó toda su característica dureza dialéctica para condenar la actitud de los 49 presos

políticos—incluidas cuatro mujeres— que siguen luchando contra las autoridades por recuperar el

referido "status" político. El ministro afirmó que en el mencionado grupo figuran convictos de asesinato,

asalto a mano armada, colocación de explosivos y otros delitos considerados como terroristas. Su

reticencia en aceptar la consideración de simples reclusos comunes, les ha costado ya unos 11.000 días de

remisión de condena.

Sin embargo, Masón agregó que otros 69 convictos por delitos terroristas, miembros de organizaciones

paramilitares del Ulster, habían decidido admitir los nuevos reglamentos, vigentes desde el pasado 1 de

marzo.

Aunque a primera vista, la "claudicación" de este grupo de reclusos parece un triunfo de la administración

laborista, fuentes dignas de crédito señalan que el ministro de Irlanda del Norte y sus principales

colaboradores siguen muy preocupados ante la posibilidad de que las acciones de protesta se extiendan.

ATENTADOS

En cuanto a la actualidad en el Ulster los atentados continúan produciéndose, sin que ninguna de las

partes implicadas haya respetado el carácter y especial de las fiestas de Navidad.

En las últimas horas, explotó una bomba en una farmacia situada en el centro de Belfast, sin que

produjera víctimas. Por otro lado, tres artefactos colocados en una fábrica de fertilizantes, causaron

destrozos valorados en unos treinta millones de pesetas, y, por último, James Liggett, un vigilante

nocturno de 67 años ha muerto a consecuencia de las heridas que sufrió, hace un par de semanas, cuando

fue alcanzado por la explosión de una bomba que estalló en un comercio de la ciudad.

 

< Volver