Vida Sindical. Ayer se publicó en el BOE. 
 La amnistía afecta a los desposeídos de sus cargos y a los incapacitados     
 
 ABC.    11/08/1976.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

MIÉRCOLES 11 DE AGOSTO DE 1976.

PAG. 11.

VIDA SINDICAL

AYER SE PUBLICO EN EL «B. O. E.

AMNISTÍA AFECTA A LOS DESPOSEÍDOS DE SUS CARGOS Y A LOS INCAPACITADOS

Madrid. (De nuestra Redacción.) Los representantes sindicales desposeídos de sus cargos y los sindicados

privados del pleno uso de alguno de sus derechos sindicales se beneficiarán de la amnistía acordada por el

Comité Ejecutivo Sindical y que publica el «Boletín Oficial del Estado» de ayer.

La medida venía Impuesta por las modificaciones introducidas recientemente en nuestro ordenamiento

jurídico al despenalizar comportamientos que anteriormente constituían causa suficiente para la

desposesión de los cargos o incapacltación en el uso de los derechos sindicales.

El Comité Ejecutivo, guiado por el espíritu de concordia que Inspira el real decreto en el que se concede

amnistía para los delitos de intencionalidad política, ha elaborado la resolución por la que se concede la

amnistía sindical y se atiende a la cancelación de situaciones de privación de derechos sindicales

derivados de resoluciones de órganos extrasindicales y, de modo generalizado, a todos los casos en que

subsista una situación de Incapacidad o meramente discriminatoria en razón a 1» participación en

actividades que han dejado de ser ilegales, según afirma él preámbulo de la resolución.

El Comité Ejecutivo establece la revisión de oficio o a instancia del Interesado de cualquier resolución o

situación de la que resultare privación o restricción de los derechos de los sindicados en algunos de estos

casos: Que la situación de Incapacidad resulte de una sentencia condenatoria o resolución de la

jurisdicción competente que posteriormente haya sido revisada o invalidadas por el decreto de amnistía u

otra norma legal análoga.

Que la privación o restricción de aeréenos estuviera motivada cor comportamientos o actividades que

ya no tensan significación antijurídica.

Por último, cualquier situación 11-mitattva de la plenitud de derechos del sindicado que pudiera

estimarse producida por la valoración de hechos, que hechos siendo ilegales o ilícitos han perdido este

carácter.

En cualquier caso, los efectos de las resoluciones cancelatorias no darán lugar a indemnización ni podrán

perjudicar loa derechos adquiridos por terceros.

APLICACIÓN PRACTICA.—La amnistía concedida por el Comité Ejecutivo Sindical ha causado cierta

decepción en los grupos sindicales de oposición que Insistentemente habían reclamado la concesión de

una amnistía laboral y sindical. Unión Sindical Obrera, U. G. T. y Comisiones Obreras coinciden en

señalar la inoperancia de la amnistía concedida.

Para U.S. O. la resolución del Consejo Ejecutivo Sindical no pasa de ser una especie de rehabilitación

para los trabajadores desp9seidos o expedientados por defender y ejercer un sindicalismo democrático y

de clase, según afirma en un comunicado hecho público a media tarde de ayer.

Por otro lado, U. S. O. considera que van a ser muy pocos los que vuelvan a ocupar los cargos de los que

fueron apartados ya que las vacantes por desposesión o expediente han de ser Inmediatamente cubiertas..

La auténtica amnistía laboral —continua el comunicado— tendrá que suponer que todos los trabajadores

despedidos o sancionados por ejercer sus derechos sindicales o políticos vuelvan a sus empresas. Cuestión

ésta que ni por vía de intención se expresa en la resolución del Comité Ejecutivo.

AMNISTÍA LABORAL.—Es evidente, finaliza, que sin la desaparición de la legislación represiva que

hizo posible las sanciones y expedientes no podrá hablarse de una amnistía laboral y que ésta lleva

consigo el reconocimiento expreso de la libertad sindical y la devolución del patrimonio de la C. N. S. a

los trabajadores.

Por su parte, la delegada provincial de la Construcción de Comisiones Obreras ha hecho publico un

comunicado en el que se afirma que evidentemente ninguno de los trabajadores van a recuperar sus

puestos de trabajo ni se les va a abonar sus años de cárcel.

La reciente amnistía —continúa— no lleva aparejada una nueva elección, con lo que los amnistiados no

podrán ser elegidos. En realidad, el alcance de esta amnistía no va más allá de su nombre Finaliza

calificando la medida de histórica, en un momento en que el conjunto de la clase trabajadora se apresta a

la conquista de un sindicalismo de clase.

finalmente, fuentes próximas a la ejecutiva de U. G. T. han facilitado unas primeras Impresiones, en las

que mantienen que la resolución del Comité Ejecutivo no es una amnistía laboral y reafirma su petición

de readmisión de despedidos, eliminación de sanciones y reconocimiento de la libertad sindical.

 

< Volver