Autor: J. R. S.. 
 Garrigues Walker pronostica. 
 Llegaremos a las elecciones con veinte o treinta partidos     
 
 Pueblo.    25/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Garrigues Walker pronostica

LLEGAREMOS A LAS ELECCIONES CON VEINTE O TREINTA PARTIDOS

MADRID. (PUEBLO, por J. R. S.)—«A España, en su futuro democrático, la esperan dos opciones: o la

democracia burguesa que propugna el liberalismo o el totalitarismo marxista.» Esta es una de las muchas

opiniones de Joaquín Garrigues Walker, en el transcurso de una cena política en el club Ciudadanía. El

señor Garrigues, líder del Partido Demócrata, contestó a todas las preguntas que se le hicieron en un

coloquio que duró dos horas.

En primer lugar, Garrigues dijo que «la sopa de letras en la que está sumido el panorama político español

no responde a un país civilizado». Dijo, mas adelante, que veía varias opciones para el electorado: «Una

corriente conservadora, llamada Alianza Popular, que recoge a los franquistas históricos; los liberales,

corriente que es la única, con la marxista, que contiene una ideología como tal; los democristianos a

quienes les falta estrategia, un mínimo de coherencia y una explicación sobre el lugar que quieren ocupar;

la socialista, campo éste todavía más difícil de definir, ya que no pueden existir esas tres tendencias (en

ningún país de Europa ocurre), y que son la marxista, la socialista democrática y la socialdemócrata, y,

por último, la corriente comunista.»

Al pronunciarse sobre el socialismo español, Garrigues señaló que si en el Congreso del P. S. O. E (r.)

triunfa la línea socialdemócrata, quedará clarificado aún mas el panorama político español, ya que los

distintos partidos socialdemócratas españoles serían absorbidos por el socialismo, dejando de ser éste un

partido proletario.

Garrigues Walker manifestó que «no sé por que se reacciona contra el referéndum, pues es un paso más

de la reforma democrática».

Volviendo más adelante al tema de las elecciones, el líder del Partido Demócrata precisó que «llegaremos

a los comicios con veinte o treinta partidos, situación que no estaría del todo mal, ya que no olvidemos

que en Alemania, al salir del nazismo y en las primeras elecciones democráticas, se presentaron cuarenta

y seis, y en Italia, después del fascismo de Mussolini, treinta y cinco; si bien —añadió— muchos partidos,

por falta de financiamiento, desaparecerán».

Dijo también que los afiliados de un partido no indican su potencia electoral; «así, Giscard ganó las

elecciones francesas con quince mil afiliados, mientras Marchais, del Partido Comunista, decía tener

doscientos cincuenta mil militantes». «La guerra de las elecciones —también preciso— es fuertemente

económica.»

Sobre Coordinación Democrática. Garrigues dijo que estaba en su fase final.

 

< Volver