Estalla la "guerra de los liberales"  :   
 El Partido Liberal, contra el Partido Liberal español, que ayer solicitó su inscripción. 
 Pueblo.    01/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ESTALLA LA "GUERRA DE LOS LIBERALES"

El Partido Liberal, contra el Partido Liberal Español, que ayer solicitó su inscripción

MADRID (PUEBLO). - Al igual que el P. S. O. E. y el P. S. O. E. histórico, dos partidos liberales han

iniciado una batalla política por el nombre del grupo, que no se sabe cómo terminará.

La batalla de las denominaciones comenzó ayer cuando el autodeterminado Partido Liberal Español

presentó su solicitud de inscripción en el Ministerio de la Gobernación. (Ver página 5.)

Por cierto, que con éste son ya once los partidos que están pendientes de ser legalizados, mientras que hay

otros 42 cuyo caso se encuentra en el Tribunal Supremo.

Pues bien, nada más hacerse pública la noticia de que el Partido Liberal Español había solicitado ser

inscrito, el otro Partido Liberal, el que encabeza Enrique Larroque, distribuyó una nota en la que se dice

que ignora la vinculación que con el liberalismo puede tener el promotor del P. L. E., Ángel López

Montero-Juárez.

El partido del señor Larroque (que no ha participado en las elecciones generales porque no quiso

integrarse en la Unión de Centro Democrático del presidente Suárez) espera que no sea aceptada la

solicitud de inscripción del partido del señor López Montero-Juárez.

«La inscripción - justifican los del señor Larroque - favorecería la confusión del pueblo español, al ya

existir un Partido Liberal legitímente constituido y en funcionamiento en todo el Estado español y

sobradamente conocido.»

Los del señor Larroque. en su enfado, llegan incluso a hacer una velada amenaza: «El Partido Liberal

consideraría la inscripción de este llamado Partido Liberal Español como un ataque directo al partido.»

Sin embargo, no todo van a ser amenazas, y, al final, los del señor Larroque tienden la mano a sus

homónimos y les invitan a unirse al Partido Liberal ya existente «por entender que ése sería el mejor

servicio que podría darse al pueblo español y al liberalismo».

 

< Volver