Autor: Testaut, José Javier. 
 Para fomentar el euskera. 
 Casi cuarenta "ikastolas" -escuelas bilingües- mantiene la diputación foral de Navarra  :   
 De ellas, veintitrés imparten enseñanza a niños en período escolar. 
 ABC.    25/04/1973.  Página: 55. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

PARA FOMENTAR EL EUSKERA

CASI CUARENTA «IKASTOLAS» ESCUELAS BILINGÜES MANTIENE LA DIPUTACIÓN FORAL DE NAVARRA

De elías, veintitrés imparten enseñanza a niños en período preescolar

Pamplona 24; (De nuestro corresponsal.) La lengua vasca, probablemente el legado mas grande de la cultura europea y quizá del mundo, ya que sus orígenes se remontan a miles de años, está entrando en Navarra, cuna de Vasconia, en, una fase de clara revitalízación. Tras perder posiciones constantemente desde hace más de un siglo, hasta el punto de desaparecer totalmente en zonas extensas de Navarra que la hablaban, sin ir más lejos hace sólo cincuenta años, recobra ahora terrenos perdidos, asegurando así su pervivencia como patrimonio cultural.

Han sido las ikastolas, centros bilingües donde los alumnos practican la lengua vasca, los artífices de esta vuelta al idioma primitivo, vuelta sentimental, que no practica, por lo que el mérito es aún mayor. Y las ikastolas son ahora noticia en Navarra porque han pasado a depender de la Institución Príncipe de Viana, al Servicio de Enseñanza de la Diputación Foral.

La casi totalidad de las ikastolas navarras imparten exclusivamente enseñanza preescolar, pasando los niños, al cumplir los seis años, al régimen normal de enseñanza. El mayor problema que tienen, sin embargo, es la escasez de profesorado. Por eso ae está pensando en realizar jornadas de trabajo ¿fe cara ~& progranmcién -y^ten cionamiento de clases, actividades, concursos, libros y publicaciones.

Pese a todo, el número .de ikastolas asciende. Afortunadamente se han superado viejos conceptos cuya, meta, por increíble que parezca, era la supresión total de la lengua vasca. Para que una ikastola eche a andar deben, no obstante, cumplirse una serie de requisitos. Ante todo, es preciso que un grupo promotor la Impulse. La Diputación Foral, una vez estudiado el caso, nombra a la profesora y pone a su disposición todo lo necesario para el normal funcionamiento. Asi han sido creadas ikastolas en los siguientes lugares: Elizondo (dos unidades), Leiza (tres unidades), Lecunaberri, Huarte-Araquil, Echarri-Aranaz (dos unidades), Alsasua, Olazagutía (dos unidades), Olagüe, Jaunsaras, Eugui, Zubiri. Larrasoaña, Garralda, Aoiz, Eetella (tres •unidades), Tafalla y Pamplona.

Son, pues, en total 23 clases esparcidas por la mitad norte de Navarra que pretenden conservar la lengua vasca en este ámbito provincial. Esto, por lo que se refiere a las ikastolas preescolares. Las de adultos están situadas, además de en Pamplona, en los siguientes pueblos: Echarri-Avanaz. Alsasua, Zubiri, Eugul, Garralda, Mezquiriz, Linzoain, Oroz Betelu, Viscarret, Aria, Abaurrea Alta, Abaurrea Baja Garayoa, Espinal y Hurguete.

Para desempeñar el cargo de superiora de estos centros dependientes de la Diputación íoral ha sido designada María Soledad Erviti, una ulzamarra de treinta 5 un años, profesora de E. G. B. y licenciada en Derecho. Su tarea es la de oriental pedagógicamente la labor realizada en las ikastolas, supervisar programaciones y organizar actividades de perfeccionamiento Por otra parte, una Comisión de la Diputación Foral, presidida por el diputado don Ignacio Irarozqui, establecerá las políticas j objetivos educativos de los centros bilingües. Existe además un Patronato con Is misión de promocionar el vascuence en todos los ámbitos y edades, del que forman parte numerosas personas y que tiene relación con la Institución Príncipe de Viana.—José Javier TESTAUT.

 

< Volver