Entendimientos posibles     
 
 ABC.    19/03/1960.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ENTENDIMIENTOS POSIBLES

Nuestro querido colega "Arriba" publicaba ayer, con esis titulo, el siguíente editorial:

Cuando uno ha sufrido a lo largo de mucho tiempo repetidas series de tarascadas de algún grupo de personas resulta lógico acabar pensando que lo prudente «s avisar ai navegante y alimentar prevenciones contra cuantos parezcan, afines al grupo en cuestión, con lo que a veces se comete la injusticia ,de la generalización o el error de ignorar que los tiempos, las personas y,sus circunstancias cambian, que puede ser de sabios mudar de opinión y que incluso entre los más paganos se han producido conversos.

Viene esto a cuento de la escollera dé problemas históricos a través de los cuales han. venido navegando las relaciones anglo-españolas hasta llegar a su estado actual, en el que la prudencia de los gobernantes de ambos países desea llevar las naves a un puerto de paz mundial, defensa de la civilizacíón cristiana y concordia internacional.

Lo penoso en esta tarea no es ya tanto el salvar escollos como salvar resabios, y si todavía en Inglaterra existe quien nos reprocha a nuestro buen Rey Don Felipe, no falta tampoco quien, con su punto de razón y su puntillo de honra, se resista en España a hacer borrón y cuenta nueva de lo. que no fue precisamente culpable. Salvando todos los dignos sentimientos patrios respectivos ante el recuerdo histórico remoto, no es justo en la hora actual utilizar nostalgias de pasados inmediatos para dificultar cualquier esfuerza en pro de una mayor comprensión mutua y una colaboración que con. buena voluntad—y hay que declararla bien claro a los escaldados—pueda ser fecunda.

Por parte española no hubo nunca mejor disposición a tratar todo asunto pendiente entre España y el Reino Unido como entre amigos caballeros. Por parte Taritánica destacan, sobre las algarabías partidistas de una izquierda pasada de moda hasta en el seno del laborismo, las palabras sensatas que se han pronunciado sobre España en la Cámara de los Comunes y cuanto esto representa.

La política británica no necesita ser hoy antiespañola, para satisfacción de cuantos son amigos de lo español en Inglaterra. La ¡política española no es política nacional defensiva, sino política de acción europea. Tendamos la mano a ouienes en el Reino Unido así lo entienden, y ss alguien ladra, no importe, sigamos cabalgando. Épocas hube en que ambos pueblos lucharon juntos por una causa de liberación europea. La Historia —paria bien—también puede repetirse.

 

< Volver