Declaró a "Posible". 
 Don Juan se opone a una Monarquía de derechas     
 
 Diario 16.    30/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Declaró a "Posible´"

Don Juan se opone a una Monarquía de derechas

MADRID, 30 (D16).—En una entrevista concedida al semanario "Posible", don Juan de Borbón, padre del Rey Juan Carlos, se manifestó contrario a que la Monarquía sea de derechas y al privilegio que supone la designación de los cuarenta y un senadores reales.

En el curso de la entrevista, realizada el pasado día 25 en Estoril, don Juan afirmó: "Una corona de derechas carece de sentido. Tampoco puede, ni debe, apoyarse en la derecha. La corona no se debe a ninguna opción política concreta. La corona está por encima de enfrentamientos políticos partidarios. Con todas las monarquías europeas gobiernan y han gobernado socialistas. La corona no debe ser de izquierda ni de derechas ni de centro. La corona debe posibilitar el luego de todos sin inclinaciones partidarias ni partidistas."

Comentando el tema de los senadores de designación real don Juan tuvo palabras muy precisas: "Creo que en la Constitución que elaboren las nuevas Cortes desaparecerán esos "privilegios" de designaciones senatoriales. Esos privilegios son todavía herencias residuales de la autocracia pasada; lógicamente, esas herencias, desaparecerán."

Le predijo a Fraga su fracaso

Expresó su convencimiento de que la dictadura está superada. En este sentido, se refirió al momento que él consideró oportuno para renunciar a sus derechos dinásticos. Cuando tomó esta determinación histórica, también los partidos democráticos habían decidido entrar en el juego electoral.

Afirmando que la "Monarquía es básica para consolidar la democracia", manifestó su coincidencia con los líderes de los partidos que, confesándose republicanos, consideran que en estos momentos no se plantea la alternativa entre Monarquía o República, sino entre dictadura o democracia.

El fracaso de Alianza Popular lo considera lógico. "Es más —añadió don Juan— ya se lo predije a Fraga mismo. Está claro que el franquismo que ellos trataban de remodelar, en cierto modo ya no interesa, y se vio claro en las ursas; las urnas se encargaron de rechazar el franquismo. No ha habido, pues, sorpresa; era un fracaso cantado."

 

< Volver