«La Cité Catholique» y los «ultras»     
 
 ABC.    28/11/1959.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

«LA CITE CATHOLIQUE» Y LOS «ULTRAS»

Hace alguuos días, en esta misma columna editorial de A B C, al analizar la acción de los "ultras" franceses, señalábamos al grupo de "La Cité Catholique" como el de mayor importancia de todo el sector contrarrevolucionario francés, para, terminar diciendo que estaba en contacto con los grupos de "La Nation francaise", "Aspects de la France" y "Salut Public". De aquí, alguien ha querido deducir que "La Cité Catholique" es una organización política o un partido, en conspiración contra el poder constituido.

Pero esto no es cierto. "La Cité Catholique" es, sencillamente, una obra de formación doctrinal. En la portada de la espléndida revista "Verbe", órgano de expresión del grupo, se reproducen invariablemente unas luminosas palabras de Pío XII a monseñor Theas: "La formación doctrinal es la cosa más necesaria para Francia en el momento actual." Es cierto que miembros de "La Cité Catholique" pertenecen también a "La Nation francaise", a "Aspects de la France" o a "Salut Public". Pero esto no quiere decir que "La Cité Catholique´´, como tal, sea una obra política. En las reuniones des estudios que celebran sus pequeñas células está absolutamente prohibido referirse a cualquier tema político que no sea el puramente doctrinal.

"La Cité CathoIiqUe" no enlaza con ningún grupo político. Sus miembros pueden formar parte de cualquier sector político, "gaullista" o "antigaullista", monárquico o republicano. Su misión es defender v difundir los principios de derecho público cristiano, la_ verdad intangible del mensaje evangélico y la doctrina católica. ´ ´El éxito que "La Cite Catholique" ha tenido en Francia, y que ha repercutido hondamente en África, Suiza, Argentina. Bélgica, Ceilán, España y otros países, es fruto de un, trabajo perseverante y de un irrenunciable espíritu de servicio a la verdad. El libro "Pour qu´il regne", que recoge el pensamiento sustancial de "La Cité Catholique" y cuya última edición en un solo volumen acaba de aparecer, ha sido juzgado por algunos autores como una de las más profundas e importantes obras de doctrina católica aparecidas en los últimos años. En una carta dirigida a los autores de este espléndido libro, el arzobispo, de Reims escribe: "Yo deseo de todo corazón, mis queridos, amigos, que todos nuestros católicos os lean y os sigan; entonces ellos no serán sólo católicos fieles a las prácticas Religiosas, sino católicos instruidos, de formación doctrinal seria, dóciles a las enseñanzas pontificias."

"La Cité Catholique" no tiene, pues, por objeto la acción política en sus aspectos concretos y cotidianos.

Estima obra (puramente doctrinal. Su objetivo primordial es "animar, suscitar todo lo que pueda promover un renacimiento cristiano en el orden de las, instituciones". Por eso, la revista "Verbe" se solidariza con Albert de Mun, cuando éste define la Revolución como "una doctrina que nretende fundar la sociedad sobre la voluntad del hombre, en lugar de fundarla sobre la voluntad de Dios". Y en consecuencia, se adhiere a la Contrarrevolución eme "es la doctrina que hace reposar a la sociedad sobre la ley cristiana".

 

< Volver