Autor: Sevilla Andrés, Diego. 
   Alfonso XIII y la integración de la izquierda     
 
 Pueblo.    24/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

ALFONSO XIII Y LA INTEGRACIÓN DE LA IZQUIERDA

Señor director:

Hace quince años que leo diariamente su periódico, del que admiro el equipo brillante y una pluralidad de opinión extraordinaria. En el ejemplar llegado a Valencia el 1 de marzo se publica un artículo titulado «Una Monarquía para todos» que creo desborda los límites permitidos a la interpretación de la historia.

Bien está que se considere fracaso de la Monarquía de Alfonso XIII la integración de la izquierda. Es una interpretación como otra cualquiera y no está de más se declare éxito del abuelo de nuestro Rey el haber abandonado España. El criterio del Caudillo y la famosa carta a don Juan de Borbón es el contrario, y el de muchos españoles, también. Nada empecé para que se admire la figura del último Monarca español.

Ahora bien: considerar respeto al régimen parlamentario y éxito la desfenestración de Maura el año 1909; olvidar que Pablo Iglesias en las Cortes afirmó reiteradamente que a Maura se le debía cerrar el paso, incluso por el atentado personal; creer que la integración de la izquierda, cuya expresión la han hecho evidente las recientes declaraciones de Felipe González y Tierno Calvan, es beneficioso para España permite, al menos, que usted incluya en su periódico la opinión adversa de las lecturas que dejan en silencio otras informaciones sobre el Gobierno de Primo de Rivera y una falta de seriedad histórica silenciar los éxitos que a la Monarquía proporcionó el marqués de Estella.

SEVILLA ANDRÉS Valencia facultad de Derecho)

N. DE R. — Esté seguro nuestro ilustre comunicante, el doctor Sevilla Andrés, que no se trata de «silenciar los éxitos del marqués de Estella», pero la historia de España no cabe entera en un editorial. En cuanto a la no integración de la izquierda, fue, sin duda, un fracaso del sistema y aquél que al final le llevó a su pérdida. En 1931 hacia años que los socialistas gobernaban en Inglaterra y en Alemania, aunque también se reconozca que aquí ayudaron muy poco las propias izquierdas. Lo comprueba la dureza de Iglesias contra Maura, aunque sólo fuese dialéctica.

 

< Volver