Autor: Jáuregui, Fernando. 
 La oposición, descontenta con la negación del convenio España-EEUU. 
 El Partido Comunista pedirá hoy la "inmediata paralización" de las bases norteamericanas     
 
 El País.    21/05/1982.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

La oposición, descontenta con la negociación del convenio España-EEUU

El Partido Comunista pedirá hoy la ´inmediata paralización´ de las bases norteamericanas

FERNANDO JAUREGUI

La oposición parlamentaria se mostró ayer contrariada ante la forma en que se lleva a cabo la negociación para elaborar un nuevo convenio con los Estados Unidos. El Partido Comunista anunció para esta noche una interpelación pidiendo la inmediata paralización de las bases norteamericanas.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Pedro Pérez-Llorca, regresó ayer apresuradamente de Bonn, se cree que con la idea de acelerar las negociaciones de última hora entre España y Estados Unidos. Sin embargo, la impresión dominante anoche era que aún no han concluido los debates sobre cuestiones secundarias, lo que previsiblemente impedirá que el Tratado de Amistad y Cooperación España-Estados Unidos, que hoy vence, tenga a tiempo un nuevo texto.

Ambas partes, encabezadas por el secretario de Estado Gabriel Mañueco y el embajador norteamericano Terence Todman, han suscrito un pacto de secreto frente a la prensa, e insisten una y otra vez en que son meras "cuestiones burocráticas" las que impiden que el convenio, que sustituirá al Tratado, esté listo a su debido tiempo. En medios no oficiales se dudaba, sin embargo, de que se trate de meras cuestiones burocráticas, fácilmente salvables, especialmente teniendo en cuenta que ha habido ocho meses de prórroga para adecuar los textos y evitar la presente situación de atipicidad jurídica. Aunque la información existente es escasa, se especulaba en medios solventes con la posibilidad de que aún subsistan divergencias en tema tan poco "secundario" como la calidad del material militar que

EEUU cedería a España a cambio del uso de las bases.

La oposición parlamentaria ha mostrado su impaciencia ante el retraso y la falta de cualquier información por parte del responsable de la diplomacia española, Pérez-Llorca. El ministro de Exteriores se ha negado repetidamente, según confirmaron fuentes socialistas, a comparecer ante la correspondiente comisión del Congreso para exponer las lineas maestras de la negociación. "En todo caso, nosotros diremos no a una nueva prórroga, si la solicitan", dijo Elena Flores, responsable de temas internacionales del PSOE.

Falló el calendario.

El Partido Comunista ha ido más lejos: según informó ayer uno de sus parlamentarios, presentarán una interpelación a la Cámara, en caso de que hoy, a medianoche, no se haya firmado el texto del nuevo convenio. En la interpelación se solicita la paralización del funcionamiento de las bases norteamericanas en España "desde el mismo momento en que finalice el Tratado". Es decir, desde mañana mismo, con independencia de que las tropas norteamericanas tengan un año para abandonar suelo español si, entretanto, no se llega a nuevo acuerdo.

"Se nos dijo que se prorrogaba el Tratado anterior porque, una vez que entrásemos en la OTAN, desaparecerían todas las trabas bilaterales con Washington. Pero, al parecer, a Pérez-Llorca le ha fallado el calendario", dijo un portavoz del PCE. También calificó de "burla" el hecho de que la prórroga del Tratado de 1966, en vigor hasta esta noche, no fuese consultada a las Cortes hasta pasados varios de los ocho meses de esta prórroga.

La socialista Elena Flores también recordó que los responsables de UCD y del Gobierno consideraron el Tratado de 1.976 como "relación de vasallaje", "fichaje de tercera regional", "condiciones inadmisibles", etc., para potenciar las ventajas de la adhesión a la OTAN. "Esperemos que el nuevo convenio que nos presenten sea, por tanto, mejor que el que ahora hay y que ha sido tan criticado por el propio Gobierno",dijo la portavoz del PSOE.

Pedro Luis Gomis, de la Secretaría de Relaciones Internacionales de UCD, hizo, en efecto, especial hincapié en que la primada, en estos momentos, consiste en fijar la modalidad de integración de España en la OTAN, y en que la revisión de las relaciones bilaterales con Estados Unidos sigue teniendo importancia, pero ya dentro de otro contexto".

Opinión no compartida por el vicepresidente de Alianza Popular, el diplomático Guillermo Kirkpatrick, para quien la renegociación del Tratado con los Estados Unidos "se superpone ahora sobre el debate de la OTAN".

 

< Volver