Autor: Gavela, Daniel . 
 Solamente el ministro del Interior acompaña a don Juan Carlos y a doña Sofía. 
 Calurosa acogida a los Reyes en Jaén     
 
 El País.    09/01/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

de 1980

NACIONAL

Solamente el ministro del Interior acompaña a don Juan Carlos y a doña Sofía

Calurosa acogida a los Reyes en Jaén

DANIEL GAVELA, ENVIADO ESPECIAL. Jaén

Los habitantes de Jaén tributaron ayer un cálido recibimiento a los Reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, que alrededor de las seis de la tarde llegaron a la ciudad andaluza, procedentes de Madrid, a bordo de un helicóptero. Desde dos horas antes, numeroso público se fue situando en las calles que iba a recorrer la comitiva real y hasta bien entrada la noche la multitud se desplazaba de un punto a otro de la ciudad para seguir los movimientos de los Reyes de España.

Con este desplazamiento de tres días de duración en las provincias de Jaén y Granada, don Juan Carlos y doña Sofía reanudan el programa de visitas oficiales a las distintas regiones españolas, interrumpido durante 1979, debido fundamentalmente a los compromisos internacionales de los Reyes. Estas dos provincias habían quedado excluidas de la visita realizada por los Reyes a Andalucía, en abril de 1976.

A su llegada a la plaza de las Batallas, frente al Gobierno Civil, don Juan Carlos pasó revista a una compañía del Grupo Ligero de Caballería IX. A continuación, los Reyes, a quienes acompañaba el ministro del Interior, saludaron al presidente de la Junta de Andalucía, al capitán general de la IX Región y al presidente del Congreso, Landelino Lavilla, que es diputado de UCD por la provincia.

Otra ausencia muy comentada ha sido la del ministro de Cultura. Manuel Clavero, cuya presencia en el viaje había sido anunciada, al igual que la de los ministros de Sanidad y Seguridad Social, Juan José Rovira. y de Educación, José Manuel Otero dado que en el programa de la visita real están previstos diversos actos referidos a sus respectivos departamentos. La decisión adoptada en Madrid de que solamente viaje el ministro del Interior es puesta aqui en relación con la probable recomposición del Gobierno.

TVE desplaza 105 personas

Por lo que respecta al seguimiento informativo de la visita sobresale el espectacular despliegue de Televisión Española, que ha desplazado a todo un destacamento compuesto por 105 personas. Por otra parte, otros catorce profesionales hacen la cobertura informativa para RNE.

Una vez saludadas las autoridades, los Reyes se dirigieron a la catedral, entre los aplausos y las aclamaciones de los miles de jiennenses que se agolpaban a lo largo del recorrido, de algo más de un kilómetro, engalanado con banderas nacionales discretamente flanqueadas por la bandera andaluza. En algún momento el público llegó a desbordar el dispositivo de seguridad y dificultó la marcha de la comitiva.

En la catedral, los Reyes oraron brevemente y besaron la reliquia del Santo Rostro, que les fue ofrecida por el obispo de la diócesis con estas palabras: «Esta es la reliquia más venerada por nuestro pueblo; podéis imaginaros que, al abrazarla, estáis abrazando a todos los jiennenses.»

Placa conmemorativa.

Acto seguido, los Reyes se trasladaron al Ayuntamiento, donde descubrieron una placa, en el salón de sesiones, que conmemora la visita real y expresa la gratitud de la Corporación por la misma. Tras la entrega de las llaves de oro de la ciudad, los Reyes se asomaron al balcón para saludar al público que se apiñaba en la explanada de Santa María. Ganar plaza en ella, entre el Ayuntamiento y la catedral, suponía la previa dilucidación de una batalla, codo con codo, contra algunos miles de personas. El alcalde de la ciudad pronunció a continuación un breve discurso de salutación, en el que dijo a los Reyes: «Honráis con vuestra presencia a esta ciudad, antesala andaluza de ese rico mosaico que es España, nuestra patria.»

Por su parte, don Juan Carlos, tras agradecer la acogida tributada por la población y las palabras del alcalde, dijo: «No penséis que la tardanza de los Reyes de España en venir a esta provincia puede suponer que en la atención y en el afecto se os haya pospuesto a otros pueblos de nuestra patria. La Reina y yo guardamos para vosotros el cariño y la predilección que os merecéis y que se dedica a quienes, como vosotros, se distinguen en el trabajo y la laboriosidad.»

«Sois, por otra parte», añadió, «una provincia que ha desempeñado y desempeña, hoy que renace la personalidad andaluza como una rica variedad plural dentro de la unidad de nuestra patria, una misión trascendental entre otras de facetas diferentes. Sirve Jaén de encrucijada entre las dos Andalucías fundamentales, la alta y la baja, y constituye también punto de unión con el

levante murciano, a cuya huerta da vida el Segura, que nace en esta querida provincia. Y de otro lado, la región manchega se extiende por el norte de estas tierras, fundiendo con ellas la fisonomía de Ciudad Real y de Albacete. De esta manera, sois como una síntesis de la España milenaria: Meseta, Andalucía y Levante. Yo espero y deseo para vosotros», dijo finalmente, «un futuro que con la solidaridad de los demás pueblos de nuestra patria, convierta también a este pueblo jiennense en adelantado de la paz, la cultura, el trabajo y la prosperidad.»

Sus palabras fueron interrumpidas en ocasiones por aplausos de la multitud. Seguidamente, la banda municipal interpretó los himnos de Jaén, Andalucía y de España. El silencio con que fueron seguidos por el público los dos primeros se tornó en una fuerte ovación cuando comenzó a sonar el himno nacional. Ninguna pancarta reivindicativa fue desplegada ni pronunciado grito o eslogan alguno. Sólo una pequeña bandera andaluza, agitada por alguien perdido entre el público, ponía una nota de color fuera de lo programado.

La jornada de los Reyes se completó con la visita al Museo Arqueológico, donde inauguraron la sección de arte contemporáneo, que incluye el montaje del Mito de la caverna, del pintor José Luis Verdes, premio internacional de la XIII Bienal de Sao Paulo, en 1975, y dos salas de grabados del artista griego Dimitri Papagiorgiu. En el mismo acto, los Reyes asistieron a la firma de un convenio entre el Ministerio de Cultura y la comisión de gobierno provincial para restaurar monumentos durante 1980, por valor de 195 millones de pesetas.

Poco antes de las nueve de la noche, los Reyes se trasladaron al Gobierno Civil, donde se celebró una recepción oficial con la presencia de autoridades. Corporación, alcaldes, organismos y entidades profesionales. En ella le fueron expuestos a don Juan Carlos los problemas concretos que tienen planteados !a provincia y la ciudad. Una destacada autoridad andaluza comentó en este sentido: «Creo que no es al Rey. sino al Gobierno, a quien hay que plantear estos problemas, pero como por aquí no viene nadie, no hay más remedio que actuar así.» La jornada finalizó con una cena ofrecida por los Reyes en el parador nacional.

 

< Volver