Los Reyes, en Albacete. 
 "El futuro no es patrimonio de unos pocos, sino de todos los españoles"  :   
 Intensa jornada de Sus Majestades por tierras murcianas y albaceteñas. 
 ABC.    07/03/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

ABC. VIERNES. 7 DE MARZO DE 1980. PAG. 4.

NACIONAL

LOS REYES, EN ALBACETE

"EL FUTURO NO ES PATRIMONIO DE UNOS POCOS, SINO DE TODOS LOS ESPAÑOLES"

«Los pueblos de nuestra Patria, sin renunciar a su propia y Ubre identidad, es más, sintiendo el orgullo de su propia historia y de sus características especiales, han de saber que esa identidad, esa historia y esas peculiaridades constituyen la amalgama de la solidaridad entre todos y el fundamento que sustenta el edificio de la Patria.»

Estas palabras de Don Juan Carlos en Carayaca, una de las primeras visitas que Sus Majestades realizaron en el curso de su agotadora jornada de ayer, son representativas del mensaje que Don Juan Cartas ha llevado a Murcia y Albacete: la llamada a la solidaridad entre todas las reglones y la idea de realzar el sentimiento de apego a cada región como la forma de sentirse españoles.

Don Juan Carlos también tuvo oportunidad de subrayar, en sus discursos, como en Cartagena y Hellín, la importancia de la labor colectiva. «No olvidéis —dijo desde el balcón del Ayuntamiento de Cartagena— que nuestro tiempo nos enseña que toda empresa grande es una tarea colectiva.» Y la llamada a la responsabilidad común: «el futuro no es patrimonio de unos pocos, sino de todos los españoles».

En todo momento el Rey subrayó la necesidad del esfuerzo de todos, señalando su confianza en que no faltará ayuda para impulsar la labor de los pueblos. «Hora es —dijo en Hellín— de que hagáis un esfuerzo hacia adelante. Yo estoy seguro de que no se os regateará ayuda y la Reina y yo queremos ponernos en línea con vosotros para este esfuerzo hacia el futuro.»

Los Reyes tuvieron palabras de ánimo y esperanza en las zonas con más problemas de desarrollo. «Es hora ya de que Yeste dé ese impulso hacia delante que todos esperamos. Para ello no os faltará la voluntad de ayuda, la solidaridad de nuestro Rey.» Precisamente en esta localidad, Don Juan Carlos y Doña Sofía inauguraron una Escuela-Hogar.

ANDADURA DE FUTURO

«Ojalá sea un símbolo —dijo el Rey—, un ejemplo concreto de esta andadura de futuro. Porque escuela y hogar son dos pilares de la vida. Y desde ellos y con ellos es posible engrandecer España.» La Escuela Hogar inaugurada tiene capacidad para 150 alumnos de EGB de Yeste y otras localidades de la comarca. Era la primera vez que Yeste era visitada por un Jefe de Estado.

Los alcaldes de las zonas visitadas por los Reyes han hecho hincapié en sus salutaciones a los Monarcas en la labor que han realizado en el reciente proceso de transición política.

El centrista Víctor José Serena, alcalde de Hellín, señaló el propósito decidido de la Corporación y del pueblo de contribuir a conseguir «el maravilloso objetivo que es la democracia».

Más concreto fue el socialista Enrique Escudero de Castro, alcalde de Cartagena: «Nuestro pueblo —dijo desde el Ayuntamiento—, con la sabiduría que le da su historia, sabe y agradece a la Corona los esfuerzos realizados porque España sea un país democrático y porque, junto con la acción del pueblo, nos haya permitido tener una Constitución que todos los que después de las elecciones municipales del 3 de abril ocupamos cargos públicos prometimos cumplir y hacer cumplir al mismo tiempo que prometimos lealtad al Rey, promesa que yo hice plenamente convencido como español y como socialista, ya que vos, Señor, fuisteis impulsor indiscutible de este proceso democrático que os confirmó Rey de todos los españoles.»

ESPERANZAS DE AYUDA

Y los alcaldes también hicieran ante sus pueblos exposición de las necesidades loca-

Intensa jornada de Sus Majestades por tierras murcianas y albaceteñas los. El de Cartagena hizo referencia a la huelga que ese día se llevaba a cabo en la Bazán: «Creemos —manifestó— que el camino para solucionar una buena parte de nuestros problemas es el de la descentralización y el de la totalidad del pueblo con el sitio donde vive.»

Otros, como el alcalde de Hellín, se extendieron en los problemas más concretos, como, por ejemplo, las necesidades tanto de orden material como espiritual, deportivo y cultural, y, como sucede en estas ocasiones, proclamaron ante los Reyes sus esperanzas de apoyo en sus aspiraciones de progreso y bienestar para que «el principio de solidaridad entre todos los españoles fuera efectivo tanto a la hora de repartir cargas como beneficios, que Hellín tiene fe en su futuro y que no la vea malograda por falta de ayudas?-.

 

< Volver