Aliento a una tarea social     
 
 ABC.    28/07/1959.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ALIENTO A UNA TAREA SOCIAL

La dimensión social de los sistemas de gobierno es el signo de la teoría política de nuestro tiempo. Surgió la Política social como una disciplina más de las ciencias políticas. Hoy aquella rama sociológica tía dejado de adjetivar la política para formar parte de su propia esencia y contenido. La política no es un mero concepto abstracto, mental y aséptico. Nace para dar calor a las relaciones humanas, encajando la integridad moral del hombre dentro del bien común. Por eso lo social es la piedra angular del Movimiento español.

El Jefe del Estado ha hablado el 18 de julio., en los actos organizados con ocasión de la entrega masiva de casas en el Ministerio de la Vivienda, de su preocupación social por el problema del hogar, Que no es de hoy, pues a raíz de comenzar la guerra de Liberación se creaba la Fiscalía de la Vivienda, como órgano destinado a conseguir que la vivienda fuera salubre. La Dirección General dé Regiones Devastadas fue llamada a reconstruir los pueblos adoptados. Al Instituto dé la Vivienda se le encomendó d tema del alojamiento nacional, y al Instituto de Crédito para la Reconstrucción, el sistema financiero de ayudas crediticias complementarias para fomento de la edificación.

Siguió a estos ensayos sociales un período de madurez, y fue elegido el instante para crear el Ministerio de la Vivienda. Y la desconexión se hizo unidad, para acometer la gran labor de acercarse a los pueblos con edificaciones rudimentarias, rentes de los servicios más elementales, en lugares de tierras marginales de ínfimo rendimiento, para transformarlos en núcleos urbanos asentados en tierras fértiles, en torno a los cuales se _ concentren los pueblos que liberen a quienes viven encadenados por el adobe, el yermo y la rutina. Labor óptima y ambiciosa que al Ministerio de la Vivienda, dirigido por el Sr. Arrese, acaba de encomendar el Jefe del Estado.

La primera etapa del Departamento ha sido_ cubrir con los planes de viviendas, bajo el signo de la urgencia social, las necesidades más apremiantes. Misión de la que es exponente las 21.931 viviendas entregadas en Madrid el 18 de julio solemnemente a los promotores, esos hombres de empresa que están acabando con la negligencia de los que todo lo esperan del Estado providencia, come si la iniciativa oficial estuviera llamada a des terrar a la actividad privada.

Los planes de urgencia social en materia de viviendas pertenecen a la etapa nacida con la marca de la impaciencia y la prisa de, la acción, pues cuando las familias tienen deshecha la vida de comunidad por culpa de la promiscuidad en el hacinamiento no puede esperarse a la cavilosa y lenta decantación de largos estudios de urbanismo y arquitectura con oue sueñan los maniáticos de las volutas. Eí estudio reposado de la preparación de] suelo con la titulación jurídica en conlen, la explanación ejecutada, los servicios básicos y las comunicaciones pre vistas, densidades de edificación acordadas y el estudio de centros cívicos y religiosos, uñido a la desconcentración de núcleos urbanos superpoblados, es el nuevo quehacer que espera al Ministerio de la Vivienda—utilizando experiencias y proyectos anteriores y valiosos—, alentado este Departamento en el trabajo que le aguarda desde la primera magistratura de la nación.

 

< Volver