El Rey mantiene la esperanza     
 
 Diario 16.    26/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El Rey mantiene la esperanza

A pesar de todos los intentos desestabilizadores producidos en España durante el año que termina, los demócratas españoles obtuvieron la seguridad de que no será frustrada su esperanza por boca de la más alta magistratura del país, con ocasión del mensaje navideño pronunciado por el Rey Don Juan Carlos.

Cuando los nostálgicos de la dictadura confeccionan listas apocalípticas de la situación actual, el Rey no descendió a enumerar las realizaciones del proceso democrático, calificado en Europa de "milagro político", pero sí afirmó que son más los logros conseguidos que los fracasos.

Y esto es una realidad que sólo las mentes cerradas, los que tienen bastardos, intereses o los utópicos de la revolución pueden negar.

Los asesinatos de militantes de izquierda y de miembros del Orden Público, así como los secuestros de altas personalidades del Estado no impidieron que el 15 de junio los españoles votaran democracia y enterraran para siempre la alternativa de la dictadura.

Ese fue el logro fundamental, pero el futuro más inmediato, el Año Nuevo de los españoles, pese a quien pese, espera una Constitución democrática, unas elecciones municipales y sindicales, así como mejorar la situación económica tras el compromiso contraído desde la derecha hasta la izquierda en los pactos de la Moncloa.

Todo ello lo apoya el Rey. "Paz, libertad y prosperidad" fueron las tres palabras mágicas pronunciadas con insistencia por Don Juan Carlos en su mensaje navideño. Ante todos los españoles se comprometió a que esta trilogía sea el compromiso insobornable de la Monarquía.

El propio Jefe de Estado puso de manifiesto que no hay por qué alarmarse porque el diálogo, a veces, sea áspero. Esto es lo que mueve la vida y la historia, dijo. Aunque el reto de nuestro tiempo —en palabras suyas— es aprender a convivir en justicia y libertad.

 

< Volver