Autor: Feo, Julio Antonio. 
 Lydia Falcón no firmó el acuerdo. 
 La Internacional Feminista sin representación española     
 
 Diario 16.    24/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Lydia Falcón no firmó el acuerdo la Internacional Feminista sin representación española

Julio Antonio feo

PARIS, 24 (D16).—Lydia Falcón, intelectual, escritora, abogado y militante feminista, asistió en París a una reunión de diferentes partidos feministas de Europa, el 19 y 20 de mayo, donde sé debatieron los objetivos, la estrategia y la táctica para la revolución feminista.

Las españolas no se sumaron al comunicado que anunciaba al final de la reunión la constitución de la Internacional Feminista. Lydia Falcón resumió para D16 las principales divergencias que asparan a las

españolas de los partidos feministas belga, francés y alemán que asistieron al encuentro.

"Consideramos demasiado prematura la constitución de una Internacional Feminista. Hay diferencias ideológicas fundamentales entre los partidos. No se puede en cuarenta y ocho horas estructurar una plataforma ideológica común."

Planteamiento revolucionario

"Las belgas —añade Lydia Falcón— tienen hombres en sus partidos. Nosotras estamos en les antipodas de esas organizaciones. Su estrategia y su táctica son electorales, pero el nuestro es revolucionario."

El planteamiento de fondo de la OFR de Barcelona, nacida de los colectivos feministas, el pasado 21 de abril, es que "la mujer es el proletariado del hombre", "la mujer es una clase social explotada y reprimida por el hombre y, por tanto, antagónica con él". Esto no lo aceptaron las feministas belgas y francesas, que cuando lo oyeron se quedaron muy sorprendidas.

Posición dominante

Se planteó en el encuentro el problema de la toma del poder en la revolución feminista. "En nuestra opinión —declaró Lydia Falcón—, la mujer deberá tener la posición dominante en los órganos del Estado. Ellas hablan de una sociedad autogestionaria y de la solidaridad con los hombres. Nosotras no creemos por ahora. Es un futuro utópico: un mundo en el que todos seremos buenísimos y no hará falta ninguna opresión."

"Además —añade la escritora catalana,— se empeñaron en definir el socialismo como capitalismo de estado. Sería necesaria una larga discusión sobre el tema, sobre qué es el capitalismo, o qué es la burocracia de los países socialistas. El socialismo es una economía planificada, podemos equivocarnos o no, pero no podemos aceptar que se defina con una frasecita, cliche: capitalismo de estado."

La OFR de Lydia Falcón no asistirá al próximo internacional de grupos feministras que tendrá lugar en París a filiales de mayo, ya que están contra todos esos grupos que practican la doble militancia política y feminista.

"La revolución feminista está más allá de la lucha de clases, porque consideramos la mujer como una clase, de la misma manera que ha habido revoluciones burguesas y proletarias, serán necesarias revoluciones feministas", afirma la líder catalana.

Sindicatos de mujeres

Lo ideal, afirma, sería crear incluso sindicatos de mujeres y no aceptar ni siquiera simpatizantes hombres en su organización. "Se pueden hacer alianzas de clase a clase y de partido a partido —afirma Lydia Falcón—. Los simpatizantes hombres primero tienen que demostrar que lo son de verdad y en veinte años que llevo de lucha contra la dictadura, contra la represión y las torturas, ya he estado muchas veces al lado de los hombres, pero éstos nos han dejado solas cuando se ha tratado de problemas como el aborto, la contracepción o la homosexualidad femenina."

"Nuestra lucha —concluye la abogado catalana— es una lucha política para cambiar las estructuras económicas y sociales y hacer la revolución feminista."

La OFR se propone constituir un partido feminista en España y prepara para finales del año un manifiesto feminista. Su estructura piramidal ha sido otro de los motivos de divergencia con las auropeas.

 

< Volver