Autor: ANTENO (Pueblo). 
   "Derogación de las leyes que marginaron a la mujer"  :   
 Rueda de Prensa de la Federación de Organizaciones Feministas del Estado Español. 
 Pueblo.    01/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

"DEROGACIÓN DE LAS LEYES QUE MARGINARON A LA MUJER"

Rueda de Prensa de la Federación de Organizaciones Feministas del Estado Español

MADRID (PUEBLO, por ANTENO). — «Las mujeres españolas hemos venido padeciendo las leyes más discriminadas del llamado mundo occidental». La Federación de Organizaciones Fémintas del Estado Español, en rueda.de Prensa, presentó a los medios informativos una declaración sobre los derechos civiles de la mujer en la futura Constitución. Asistieron al acto representantes de las diversas federaciones regionales de esta Organización, así como algunas parlamentarias del PSOE y de UCD).

«Consideramos comenzaron las ponentes que la Constitución deberá reconocer expresamente y garantizar la igualdad entre el hóto|br^ y la mujer. Igualdad que debe hacerse extensiva al

matrimonio haciendo que en la familia se refleje el reconocimiento de este derecho, compartiéndolo ambos cónyuges en pie de igualdad y responsabilidad, tanto en lo que afecte a los hijos, bienes y demás aspectos de la vida en común».

Después de una detallada exposición de hechos concretos, las federalistas propugnaron por una Constitución capaz de derogar todos las leyes que hasta ahora han venido ostensiblemente marginando a la mujer. Se solicitó, a los parlamentarios de las diversas ponencias que han de confeccionar la futura Constitución una mayor atención a la nueva normativa jurídica de la mujer, tanto social como laboral mente, ya que de la base de esta Constitución han de surgir posteriormente, las leyes adecuadas que garanticen estos derechos.

Entre los principios que se indican se encuentran los de igualdad ante la ley sin discriminación de sexo, clase social, ideología o creencia; el divorcio vincular como derecho reconocido a todos los españoles casados; el matrimonio civil, sin perjuicio del religioso para las personas creyentes; e! reconocimiento de todos los derechos cívicos a la madre soltera; la protección a la maternidad, pero nunca por encima de la libertad de la mujer;, el reconocimiento de legitimidad jurídica a los hijos nacidos fuera del matrimonio, desapareciendo la fórmula de ilegitimidad» o la de "hijos naturales"; el derecho a investigar la paternidad; el trabajo en igualdad de condiciones con el hombre; el derecho, de hombres o mujeres, para acceder a la carrera militar, y el derecho a que todo ciudadano reciba una enseñanza que contemple la coeducación en sus diferentes niveles, a fin de eliminar toda discriminación por razones del sexo,

 

< Volver