Consumo. 
 Con la reducción anunciada en el peso se sube el pan 17 pesetas en kilo     
 
 Ya.    13/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Con la reducción anunciada en el peso se sube el pan /pesetas en kilo

(forestal lado la guerra del pan • El sector está decidido a jugar fuerte • Considera que n la Administración quiere un precio barato, debe ser el Gobierno quien pague • El sector panadero no tiene por qué subvencionar a su costa el precio del pan • Ahora—dicen—el kilo de pan le cuesta al fabricante entre dos y tres pesetas • La medida anunciada de reducir el peso supone una subida mayor de la solicitada en el escandallo tipo para Madrid, que sitúa el pan en las 54 y pico pesetas kilo • La media del kilo de pan ahora está en 40 pesetas kilo • No se sabe qué va a hacer la A dminisración ante la postura del sector panadero

I.» "guerra del pan" entre el sector panadero y la Administración ha estallado y coge por medio, de pleno, única víctima, al consumidor. La bomba fue lanzada por el sector ayer como réplica a una reunión matutina entre el sector´ y la Administración, de más de dos horas, en la que el sector no vio atendidas com¬ peticiones y la Administración ataba corta la posible próxima subida del pan. Sabemos que el sector estuvo, según los ánimos de la asamblea vespertina, a punto de disparar con todas sus armas y había quien estaba dispuesto a dejar sin pan a toda España. La diplomacia de los directivos del sector prevaleció y las bombas disparadas, cinco, hicieron explosión en el primer punto de su comunicado, que ha dejado perplejos a todos: "Reducir en un 30 por 100 los actuales pesos en las distintas piezas de pan existentes en todo el país."

Esto, más que un fraude, pues al hacerse público deja de serlo en parte, supone una subida del precio organizada por el sector de una forma indirecta.

Los consumidores han leído la noticia sin acabar de creérsela. ¿Se puede actuar así? El sector panadero, con cuyos portavoces hemos hablado, asume con plena firmeza la postura! ya que dicen no estar dispuestos a subvencionar a su costa el pan de todos. Si se quiere un pan subvencionado, que lo pague el Gobierno. Ya en estos momentos, con la subida de la harina, de la energía y de los salarios el kilo de pan le está costando ai industrial panadero dos pesetas. La cosa no puede seguir así. La Administración, que ha sido pillada por sorpresa con la salida del sector, se encuentra en este fin de semana-puente de la Asunción con sus despachos cerrados. Por tanto, no hemos podido saber qué va a hacer la Dirección General de Comercio Interior para resolver la papeleta.

El comunicado del sector

En realidad, el sector ya había anunciado que si para el día 13 no se aprobaba la subida del pan en régimen de precios autorizados tomaría medidas enérgicas. Lo ha cumplido, y ha decidido:

1." Reducir en un 30 por 100 loa actuales pesos en las distintas piezas de paij existentes en todo el país.

2.° Garantizar un total abastecimiento de pan en todas sus clases.

3." Dar un plazo de diez días * los órganos competentes de la Administración para que las justas aspiraciones de la industria sean atendidas.

4.° Solicitar del Gobierno que en caso de no poderse atender en su totalidad el incremento en el precio del pan, y en beneficio exclusivo del consumidor y de los trabajadores, se artibren con toda urgencia las correspondientes subvenciones, que aceptaría la industria panadera a fin de no aumentar el precio de dicho artículo.

5., Solicitar del Gobierno que se faciliten al sector panadero las líneas de ere-dito oficial que posibiliten de forma inmediata la reestructuración del sector.

El sector, según nos comunican, no tiene temor a lo que pueda suceder, pues son riesgos calculados. "La medida—definen—ha sido cautelar y es más simbólica que otra cosa. Nunca, ni cuando la Administración lo veía con buenos ojos, nos ha gustado el "pellizco del pan", pues restar unos gramos de harina no es solución. La solución está en precios que enjuguen realmente los costes. Nosotros—añaden—no vamos a aceptar una subida del 12 por 100, que supone unas 4,60 pesetas en kilo."

Kilos de 700 gramos

£1 consumidor será quien pague el pato si, mientras el diálogo gector-Administración se aclara, tiene que pagar kilos de 700 gramos, lo que supone ya de por sí una subida del pan de 17 pesetas kilo, pues la media del kilo de pan en Madrid está hoy a 40 pesetas kilo. Y 40 más 17 son 57 pesetas kilo. Tres pesetas más de lo que el escandallo tipo (publicado en esta página de consumo el miércoles) solicita: 54 y pico el kilo de pan.

Las piezas, de pan que se venden en Madrid con sus respectivos precios y pesos son las siguientes, según lo autorizado oficialmente:

Pan flama de 80 gramos, cuatro pesetas (el kilo sale a 50 pesetas); pan flama de 125 gramos, cinco pesetas (el kilo sale a 40 pesetas); pan flama de 250 gramos, 10 pesetas (el kilo sale a 40 pesetas); pan flama de 375 gramos, 15 pesetas (el kilo sale a 40 pesetas); pan flama de 750 gramos, 27 pesetas (el kilo sale a 36 pesetas); el pan flama de 1.000 gramos, 36 pesetas; pan candeal de 750 gramos, 30 pesetas (el kilo sale a 38), y pan candeal de 1.000 gramos, 38 pesetas.

Hay que tener en cuenta que las piezas de 750 y 1.000 gramos, más baratas, tienen menos

comercialización que las demás. Y que la de 375 gramos, la llamada "pistola", es la de gran consumo en Madrid. Por ello los cálculos realizados sobre la base de reducción del 30 por 100 en el peso ha sido referida al pan cuyo kilo sale en 40 pesetas.

 

< Volver