Racionamiento, colas, acaparamiento y especulación con el pan ayer en Madrid     
 
 Ya.     Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Racionamiento, colas, acaparamiento y especulación con el pan ayer en Madrid

Aunque el Gobierno Civil declaro como nivel de abastecimiento un 62 por 100, nuestra impresión es una cifra menor • Algunas amas de casa hicieron colas de dos horas • El ambiente fue de disgusto popular • Hubo restaurantes que compraran en otras provincias próximas a la capital

En un ambiente de disgusto popular, se produjeron ayer en Madrid_ fenómenos de racionamiento, colas, acaparamiento y especulación con el pan. Pese a los datos oficiales emanados del Gobierno Civil, que dan como nivel de abastecimiento un 62 por 100, la impre-ílón de los redactores de YA y de varias organizaciones de consumidores es que se alcanzó un nivel de abastecimiento mucho menor.

En barrios populares especialmente, las colas fueron casi espectáculo de sainete-tragicomedia. Hay quien después de dos horas de cola, al llegarle el turno y ver que nada más le vendían dos barras, cuando necesitaba cinco por teneV varios chicos en la familia (ya se sabe lo de los bocadillos)/ insultó a la vendedora y casi intentó agredirla, de forma que´la vendedora sufrió un colapso.

En otros barrios, las amas de casa se preguntaban unas a otras dónde podían encontrar ei pan. En la zona Diego de León-Goya, ni siquiera los supermercados tenían pan. Una señora nos dijo que había recorrido siete establecimientos y aún persistía en la búsqueda para que no le faltase el pan a su marido.

Algunas familias, y sobre todo bares y restaurantes, recurrieron a salir de la provincia y comprar pan en Avila, Guadalajara y provincias próximas. Pero muchos madrileños se quedaron otro día sin pan.

UNOS DOSCIENTOS MIL KILOS DE PRODUCCIÓN

Las fábricas—una treintena—intervenidas por el Gobierno Civil y las que trabajaron voluntariamente—unas siete—produjeron, merced al gran esfuerzo de los operarios y pese a las grandes dificultades que la situación de su trabajo entrañaba, unos doscientos mil kilos de pan.

A las ocho de la mañana se había logrado una producción de unos 125.000 kilos de pan, que encontraron grandes dificultades en su distribución y que se llevaron prioritariamente a las expendedurías dependientes de las industrias en activo.

Desde las ocho de la mañana hasta las doce se produjeron unos cincuenta mil kilos de pan, cuya comercialización tuvo también dificultades.

Dada la menor población de Madrid en estas fechas de agosto, el consumo necesario para una normalidad de abastecimiento se cifra en unos cuatrocientos o cuatrocientos cincuenta mil kilos. Así que resulta obvio: los madrileños sólo tuvieron ayer la mitad de pan de la necesaria.

En resumen, el ama de casa y el consumidor padecieron otra jornada desagradable para lograr algo tan sencillo como un pedazo de pan, si es que lo lograron. Algo que incomoda mucho al ama de casa, madre de familia, atareada con mil problemas del hogar y de la familia, es encontrar dificultades de tiempo para realizar la gestión de compra alimentaria. El ritmo de la vida actualj donde se está imponiendo la ´combinación de ama de casa-mujer profesional o trabajadora, exige que ese requisito familiar se efectúe sin complicaciones y con rapidez. Por ello, el caso de las colas es uno de los fenómenos que más desagradaron en el segundo largo día sin pan de Madrid.

En cierto pueblo del cinturón de Madrid, una panificadora llegó a fabricar 11.000 kilos del buscado producto alimentario. Además de a sus habituales despachos de la zona, a pie de fábrica se vendieron panes desde las ocho a las tres de la tar,de. Al principio se entregaba lo que el cliente quería. Desde las diez,, sólo dos "pistolas" por persona, y desde tas doce, sólo una. a- cada comorador. A los restaa-

Se produjeron casos de asaltos a los que salían con pan y entonces los guardias impusieron el orden. La cola daba vuelta a varías manganas de calles. Sólo se dejaba pasar de cinco en cinco personas.

Comunicados de prensa

ASOCIACIÓN DE COMERCIANTES AUTÓNOMOS.—Anoyan a loa industriales del sector panadero en la reivindicación de libertad para sus dirigentes y en reclamar una urgente puesta en marcha de ios nuevos precios del pan. Declaran que sus márgenes son escasos y que" gu trabajo resulta inhumano: catorce horas diarlas. Aseguran 4>ue también están dispuestos a entregar las llaves de eus comercios »1 gobernador de Madrid si el nueivo precio no es rentable. También piden la planificación de la comercialización del pan y manifiestan que el promedio de venta media es de-150 kilogramos/día.

FEDERACIÓN DE EMPRESARIOS DEL METAL, DE SEVILLA.—Se solidariza plenamente con la "lucha de ios industriales del I»an y sus directivos, planteada para conseguir eí legítimo ejercicio de sus derechas en un sistema de libertad. Manifiesta su más enérgica repulsa por la detención de sus dirigentes y por las multas gubernativas impuestas por «1 Gobierno Civil de Madrid. Censura al Gobierno por no haber tenido actitud de autoridad en las huelgas de hostelería y eí en la cuestión de lo« sectores empresariales.

CSUT.—JDada la actual situación de estancamiento del conflicto de te Agrupación de panaderos y ante las deficiencias de venta que hoy ha habido en todo Madrid, la CSUT se ha puesto nuevamente en contacto con el gobernador civil para ofrecer sus locales y afiliados y para garantizar la total venta de pan mañana, con el fin de que el pueblo de Madrid no sufra las consecuencias de esta situación, ee evitarán las molestias y deficiencias que han sufrido hoy en el reparto del pan y han provocado que gran número de ciudadanos no hayan podido adquirirlo. Considera que el Gobierno debe, dar solución inmediata a este problema en contra -de la subida que persignen los grandes especuladores. 131 precio del mietno debe ser estudiado y negociado por los afectados: asociaciones de amas de casa, vecinos, sindicatos, etc.

ASOCIACIÓN SINDICAL DE COMERCIANTES AUTÓNOMOS DE MADRID.—Otro grupo de esta Asociación, disidente de las manifestaciones hechas por otros directivos de la misma, que desautoriza, y recalca que su postura es la misma que la adoptada por la Federación de Vecinos y Asociación de Consumidores.

PARTIDO DEL TRABAJO.—La única solución a la situación planteada se encuentra en una reestructuración a fondo del sector panadero, garantizando un control democrático sobre él. De igual foima ea imprescindible que el conflicto no sea saldado con una nu«-va euvida d» precios. Necesidad inmediata de instrumentar mecanismos necesarios que garanticen el control de los monopolios por parte de láa fuerzas democráticas.

 

< Volver