La miga del pan     
 
 Ya.     Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

LA MIGA DEL PAN

Zanjada la crisis producida en el abastecimiento, queda ahí, a la puerta, el miura de la cuestión, la miga del pan: su precio.

Para dar viabilidad a la conveniencia, cabe .tomar una solución, válida únicamente en cuanto se cumplan todos y cada uno de los puntos que vamos a exponer.

La subida del precio del pan, pendiente de autorizados por la Administración, para cada una de las provincias españolas, debería ser puesta en marcha-con agilidad. Ello, no quiere decir que el porcentaje sea el que solicitan los escandallos presentados por las agrupaciones provinciales. Quizá sólo con el justo incremento salarial y el de la harina sería, más que suficiente. ¿Por qué no seguir el informe emitido por la Junta Superior de Precios?

Luego la Administración tiene la ineludible obligación, que compete primero al Ministerio de Industria, en la fase de elaboración, y después a Comercio, en la de comercialización, de enterarse de una vez por todas de las estructuras actuales. De clarificar para siempre las cifras reales del escandallo del pan. Algo que debería cumplirse con celeridad, de forma que para fin de año la Administración pudiera, hacer una reestructuración del sreciO d«l Ma «Ü Ío4» España. »» fimatñn A» ¡SI reailUSlT ae costes y rendimientos para que el pan de la democracia sea honrado y justo, simplemente.

El escandallo del pan hoy por hoy sólo es inteligible y fiable para el sector que lo elabora. Los demás, incluida la Administración* parecen perderse en un dédalo de incógnitas.

¿Cuál es el rendimiento harina-pan? ¿Cuál es la productividad del trabajador en una panificadora semimecanizada? ¿Cuál es la justa relación de la humedad-harina-peso?

Estas cuestiones son la miga del pan. Porque los otros capítulos del escandallo no ofrecen misterio. Son conocidos. Incluso el incumplimiento de lo legislado en materia de margen comercial, cuya cifra se dobla en la calle. ¿Es justo que por sólo vender un kilo de pan se lleve «I comerciante 15 y más pesetas?

En apunte de respuesta (la última palabra es cosa de técnicos) podemos decir; expertos panaderos de Madrid nos lo dicen:

• El rendimiento harina-pan es de un kilo de harina = un kilo y cuarto de pan. Y también: un kilo de pan 710 gramos de harina. Se puede sacar un rendimiento´ de entre 125 y 130 por 100, según tipo de harina y sistema de elaboración. El sistema de mayor rendimiento es el dire«to: levaduras artificiales y masa fresca.

• La productividad de un trabajador en industria semimecanizada, con una capacidad de producción de 5.000 kilos en jornada, es, sin grandes esfuerzos, de unos 600 kilos/jornada. Y en caso de menor capacidad de producción, de 250-350 kilos.

He aquí la miga de pan que hay que cocer bien.

 

< Volver